lunes, enero 02, 2006

Su tabaco,Gracias


Urbanitas:

Cada año somos un poco más europeos, hace unos años se acabó el cachondeo ese de poner copas a destajo a las 5:30 de la mañana en lugares tan “cool”como Teruel o el mismo Madrid, aunque Madrid se está conviertiendo en Móstoles: se trata de la invasión de los “ultracuerpos”: bakalas y pilucas que yo ya considero de otro planeta.

El caso es que hace unos años pues uno llegaba al Disco Pub “Aros” a las 5:30 de la mañana y se encontraba a gente jugando a los dardos con una moña tremenda, intentaba establecer contacto con la camarera o el camarero y no lo conseguía por ser bajito, los españoles por regla general lo somos y ya pues salía a las 7:45 completamente tajado y veía a vecinos vestidos de chándal que iban a comprar el pan o más bien a joder al pobre panadero porque no son horas.¿Eran vecinos o mostoleños comenzando la invasión?.

Pues bien, hace unos años, algún grupo de ciudadanos modélicos, yo siempre he creído en modelos, principalmente en las de lencería, decidieron que se había acabado ya el cachondeo, así que los bares a cerrarse y como principal e intelectual argumento esgrimieron la frase de : “Es una costumbre fuera de los países de nuestro entorno”.

Análogamente, lo mismo que se empieza por el porro y se acaba dirigiendo un Banco o un Ministerio y digo análogo porque se trata de sodomizar al ciudadano, se empezó con el prohibicionismo a la venta de alcohol a partir de una hora y continúa con la prohibición de fumar. Los argumentos de venta de la idea política esta vez a mi no me producen ninguna ira, ni siquiera indignación, sólo unos irrefrenables deseos de convertirme en ciudadano de Burkina Fasso.
La invasión de los “ultracuerpos” ha comenzado.

1 Comments:

Blogger Wells & Bea-Murguía said...

¡DIOS! Ya no me quedan uñas y eso que no fumo desde hace DOS LARGOS AÑOS. El tabaco es mi trabajo y por eso no había dicho nada en este blog sobre esta ley fascista.

Añado sólo a tu perfecto desarrollo y conclusión, que lo peor es la mandedumbre con que lo aceptamos... La menestra de Sanidad (se ha cambiado el título porque suena más saludable), Elena Gado (es decir, sin Sal), que no descansa en su afán por hacer de nosotros "ultra" cuerpos Danone (habrá que estar sanos para llegar en buen estado al festín del gusaneo...), esta prócer de lo higiénico-sanitario, abanderada del azulejo brillantoso y la prueba del algodón, ha dicho hoy en la prensa que quiere sacar una ley igual, para el alcohol. Leña al mono que es de goma.

Tengo entendido que en Oagadugú, por menos de esto, te pasan a machete.

02 enero, 2006 12:03  

Publicar un comentario

<< Home