viernes, junio 29, 2007

Temita del Viernes: Amanece Chido


Chusma:

La verdad es que aquí ha amanecido nublado y no se nota mucho el Verano, ayer por la noche Estella Larios me tuvo que sacar del garito en el que jugaba con una lugareña a que adivinara mi talla en el caso que quisiera comprarme un vestido. La joven me miraba atónita mientras yo hacia poses absurdas de modelo de alta costura. Inteligentemente ella, me comentó que no le gustaba como iba vestido y que debía decidirme a llevar una ropa mas atrevida y casual. Me di cuenta en ese momento que me estoy haciendo viejo y que ya no me entero de lo que se lleva o no, aunque la moda holandesa es una imitación de lo que se puede ver en un Costa Polvoranca o en una Discoteca Colores. Confieso que ayer iba vestido como “el torete” por otra parte.

Por cierto, Estella y yo hemos descubierto la versión holandesa de Bertín Osborne y estuvimos traduciendo el estribillo y cantando el “buenas noches señora, buenas noches señora....hasta la vista” que quedaría muy comercial en neerlandés. Algo así como “Goede Nacht Mevrouw, Goede Nacht Mevrouw tot ziens...”.

Les dejo con una pedazo de banda Liquits y un pedazo de tema “Chido” que habla de amaneceres y espíritu rockero.

Por cierto tengan cuidado este fin de semana no se vayan a caer que por lo visto Madrid va a estar lleno de aceite.

En la foto, el last meeting de los coeditores de Wellsybeamurguía, mostrando un porte serio y académico.

Hormon Wells

Etiquetas: , ,

Pero... ¿dónde va el pavo del salacot con ese careto?

Queridos amigos:

ayer estuve en el concierto de los Jethro Tull en el Vicente Calderón. Son la leche. El estadio saltaba con tal entusiasmo rockero con los flautines de Ian Anderson y los suyos, tan bucólicos, tan alegres, que, por un momento, pensé: ¡DIOS! Si la peña sigue saltando de esta manera, SE VAN A HUNDIR LOS TÚNELES DE GALLARDÓN... ¡SE VAN A HUNDIR! Un evento apoteósico que tuvo su clímax cuando se arrancaron con el "Thick as a brick", que, como todos ustedes saben, significa "Menudo ladrillo"... CLONK... En la cabeza.

ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

Hay que tener cuidado con los Jethro Tull porque están contraindicados para las actividades de riesgo. Si se abusa, producen narcolepsia. Son como los Coldplay, pero con flautín y patas de cabra en plan dios Pan, La Galatea de Garcilaso de la Vega y la pastora Catalina. La alegría de la huerta, vamos. Ese toque tiene el punto justo de ensalmo pastoril que no me extañaría nada que sea lo que empuje a los pastores al onanismo y, después, irremediablemente, a la zoofilia. Habrá que investigar la relación entre este tipo de conyunda contra natura y los temas de Jethro Tull.

Esto lo digo por no meterme en el terreno de la belleza. No me parece bien criticar a unos artitas porque tengan "la cara operada de fimosis" o estén "hechos con los restos de una liposucción" o parezcan "un jamón de york pasado de fecha".

Es gracioso, es verdad. Esto no me duele en prendas reconocerlo. Es muy gracioso.

Los Jethro Tull son muy guapos todos. Son unos chicos muy guapos. Son de concurso. De feria de ganado de Wisconsin. Pueden ustedes apreciarlo: Joaquín Sabina recién salido de la Sinagoga y fumando (¡¡¡al lado de un menor!!!); el cruce del hijo secreto de los Bee Gees con el malo de Superman II a punto de hacerse un bocadillo de bebé en una película futurista de serie B; un gili que se ha pillado la barba con la bragueta y, en el centro, el cantante de los Maná puesto de pegamento.

El de abajo a la izquierda merece una mención aparte. Sí, ese. El de la boca abierta. ¿De qué calibre será la flauta que toque este tío? ¿Talla Sifredi? (Cepo 58, por lo menos). Parece un personaje de "La vida de Brian", un oligofrénico que se ha puesto un perico a modo de salacot en la cabeza y que tiene la impronta de llevar el escaparate de una tienda de ortopedia pegado al jetuño...

Que les den un premio. O algo.

¿Han visto una peli que se titula "Beautiful Girls"? Buenísima. Natalie Portman, Matt Dylon, Uma Thurman. Se la recomiendo. Tiene una frase muy buena que ayer, por fin, le pude soltar a Jagger. Le dije:

-- ¡Eh Mike! ¡Nada de Jethro Tull!

X. Bea-Stones (a buen entendedor)

Etiquetas: ,

jueves, junio 28, 2007

¿De qué hablan los escritores?

Queridos amigos:

el primer escritor al que conocí fue a Rafael Reig. Fue gracias a Lucky Strike. No es coña. Fue un golpe de suerte. Es cierto. Me lo pasé muy bien entrevistándole.

Antes había entrevistado a otros muchos y muchas, pero ninguno de ellos, salvo Juan Manuel de Prada, se bajó de la cátedra para hablar conmigo y probablemente, ninguno me recuerda. Juan Manuel me sorprendió desde el primer momento, y después he tenido la oportunidad de conocerlo mejor, pero con Reig me dieron ganas de dejar los bártulos en la mesa de su casa e irme con él a tomar cañas toda la mañana. Entonces, sentía curiosidad por meter mi nariz en ese mundillo intelectual, pero de verdad. No quería hablar con el escritor que te explica los vericuetos de su obra... Ni su intención crítica... Ni... Brrrrr... No, no. Eso para la radio. Para el EPS. Yo estoy hablando de otra cosa, de "Literatura y existencia".

Y allí estaba Reig, destruyendo mitos literarios, tocando lo intocable, riéndose de lo que uno no se puede reír. Me encantó.

Un día, Reig me llamó para hablarme de un tal David Torres, que si le podía echar una mano, que estaba haciendo un reportaje... Ayer comimos juntos y lo recordamos. David es una mina de oro. No tengo palabras. El sí (sobre todo contra los Rolling). Se ha convertido en imprescindible.

El primer día que quedé a comer con David Torres, cambiamos cromos: yo le presenté a Jesús Llano, un monumento, y él, a su vez, me trajo a Álvaro Muñoz Robledano que es poeta, fantástico, sorprendente, de un ingenio acomplejante. Para mi gusto fue un intercambio justo.

Al lado del estanco de Jesús, que no se pudo unir, cuatro amigos que comen y hablan, como pueden ver en la foto que no he robado del blog de Rafael Reig. Aunque se parezca, no es la misma (si esto es piratería informática, yo soy como el top manta de Internet, ¿me vas a denunciar en la SGAE?).

Estos escritores me han hecho un hueco a su lado. Soy el convidado de piedra, una estatua con orejas, como Andoni Zubizarreta en un lanzamiento de penalty. Me siento allí, entre ellos, y escucho. A veces, incluso, opino. Poco. Lo que puedo. No mucho.

Antes tenía curiosidad por saber de qué habla la gente culta, pero ahora respiro tranquilo porque compruebo que los escritores no conversan todo el rato sobre el existencialismo ni sobre autores que no conoce ni Dios ni la comida es un Trivial ni una competición de a ver quién sabe más ni casi se menciona a gente rara como Goethe o Rabelais ni a poetas malditos ni a nadie así, muy insoportable... Los escritores hablan, sobre todo, de sexo y de tías buenas. Como los camioneros, los camareros, los ingenieros, los oficinistas, los taxistas, los fontaneros... Como todo el mundo.

X. Bea-Murguía

Etiquetas: , , , , ,

miércoles, junio 27, 2007

Lalambra 4445

Queridos amigos:

no me malinterpreten, pero que la Alhambra entre a formar parte de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, o no, es algo que me importa un bledo. Además, con esto de los SMS y los anuncios que hacen en televisión, todo este asunto desprende un tufo apestoso a sacaperras y engañabobos. Ya sé que ustedes son gente lista (salvo uno o dos que yo conozco y que ya habrán votado) y, por tanto, no hace falta que se lo diga, pero a mí me huele a duro de madera y les aseguro que desde que he dejado de fumar, voy olisqueándolo todo como si fuera la avanzadilla de la nariz de mi mujer (VID).



Lo más terrible de la campaña "Todos con la Alhambra" es que explotan el mismo sentimiento colectivo patriotero tonto e irracional que, como españoles, debemos rechazar. Una cosa es que te guste España y ser español, a lo que yo me apunto, y otra muy distinta es que sólo te guste Españñña, con tres eñes, y ser españñññol, con cuatro, que es lo mejor del mundo.

Mira, no. Yo sé que esto es un sentimiento febril, completamente fuera de control, como cuando uno se abraza a la taza del water después de hacer de vientre, como cuando se es madridista y se vota por Raúl González Blanco como mejor jugador del mundo. Pero ellos juegan con eso, con que es una pasión irrefrenable, algo que se apodera de los dedicos de la gente, les vela el pensamiento, anula su buen criterio y, como buenos españññññoles, les obliga a mandar la palabra Lalambra al 4445. ¡POR ESPAÑA!

Por supuesto, hagan lo que quieran, pero permítanme que les dé un par de consejos o cuatro.

Primero: no voten. Háganme caso. Detrás hay una fundación privada, no la UNESCO.

Segundo: si se van a dejar llevar, antes de votar, no sean españñññoles. Sean españoles y vean la lista de candidatos... A lo mejor les convence más el Coliseo de Roma, la Torre Eiffel, la Gran Muralla China, la ciudad de Petra, Machu Pichu, la Estatua de la Libertad, el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro, los cabezones de la Isla de Pascua, las ruinas de Chichen Itzá en México, el Taj Majal, Santa Sofía de Estambul, la Acrópolis de Atenas, el templo de Angkor en Camboya, el templo Kiyomizu de Kyoto, el Kremlin y la Plaza Roja, el castillo de Neuschwanstein en Alemania, las pirámides de Giza, Stonehenge, la Ópera de Sidney o Timbuktu en Mali...

Tercero: si ven claro que no hay nada como la Alhambra, porque la Alhambra es lo mejor porque es España y lo demás es una mierrrrrrda, pues recuerden que empieza por "A" y lleva una "H" intercalada entre la "L" y la segunda "A": ALHAMBRA.

Cuatro: si a usted lo que le pasa es que le sobra el dinero y tiene un exacerbado sentimiento de la españolidad, vote por mi señora, que es una maravilla y española de pura de cepa y el dinero me lo manda por giro postal (¿Giro postal es cuando la carta te la trae Skeletor? Luego se lo pregunto a Montse, que lo sabe todo).

Además, como demócrata de toda la vida no entiendo cómo no han hecho primarias para presentar el candidato español a las Maravillas del Mundo... ¡Menudo negocio han dejado escapar! O quizá si lo han hecho y yo no me he enterado. La Alhambra es fantástica, sí, pero qué me dicen del Puente Colgante de Portugalete en Bilbao. Bilbao es la hostia. ¿Cómo se lo han podido dejar fuera?

¿Y los túneles de la M-30? ¿Por qué no optan a las Maravillas del Mundo los túneles de la M-30? Gallardón, so manta, te has movido peor que con Madrid 2012.

X. Bea-Murguía (Aún hay remedio. Manda un SMS con la palabra "No hay en el mundo leré, puente colgante leré, más elegante leré que el de Bilbao, riau riau" al 4445).

Releo ahora y veo que me he ido por las ramas, como siempre, y no he hecho mi interesante reflexión respecto a este asunto, que, lo siento, voy a hacer ahora: quieren crear un patrimonio global de la humanidad apelando a un sentimiento localista, patriótico y, por tanto, excluyente. Si no es por la pasta, que me lo expliquen.

Etiquetas: , , ,

martes, junio 26, 2007

Vete al Prado


Queridos amigos:

muchas veces me pregunto qué es un intelectual, y perdonen que este inicio de entrada empiece a tener un puntillo Kalil Gibran. Un intelectual es una flecha que vuela en todas las direcciones y que no hiere al que la recibe sino que lo siembra en la tierra para que dé fruto...

No, en serio. Yo me lo pregunto mucho, porque pienso que, quizá, yo tenga una idea distinta, retorcida (seguramente), de lo que es un intelectual. El otro día, estuve con uno y he llegado a la siguiente conclusión, que quiero compartir con ustedes: un intelectual es una persona que apoya la cabeza en la mano para salir en las fotos dando a entender que le pesa el contenido. Ha escrito unos cuantos libros, alguno, incluso, se ha vendido bastante bien y como gasta un corte de pelo moderno, lleva ropa ecléctica, que puede parecer seria pero es revolucionaria, que es de diseño pero de mayo del 68 (lo que mi amigo Jesús Llano llama el estilo del Che Gavanna) y predica la solidaridad, la tolerancia, el matrimonio homosexual, la paz mundial y el antiaznarismo es progresista. Su pequeño éxito, magnificado por el aparato mediático del pool al que pertenece la editorial, porque del libro lo único que vale es el título, la cara fresca, joven, nueva que viene a dar un vuelco al apolillado elenco del panorama neomaoista que dejó de creer en la Gauche Divine cuando se dio cuenta de lo feo que era Jean Paul Sartre (en la foto), le ha llevado, incluso, a tener una columna en El País...

¡YA ESTÁ! ¡CONSAGRADO! ¡Intelectual de moda! Intelectual es eso, aunque, en verdad, no tiene nada nuevo que decir... Nada. Todo está dicho ya. Es así, porque cuando empieza el programa de televisión con el que colabora habitualmente (y nadie sabe por qué) tiene los Santos Cojones (ora pro nobis) de decirle a Antonio Garrigues Walker y a Nicolas Sartorius, que él duda de que algo que se llama Estado exista.

Tú no dudas de nada, macho. Descartes dudaba y tú lo más cerca que has estado nunca de Descartes es cuando te has descartado jugando al julepe.

Un intelectual es, pues, hoy, en España, alguien que, como no sabe qué decir, dice una tontería vacía, vaga, pero más o menos ocurrente, solemne y que trata de ser original (sin conseguirlo), porque para eso le pagan.

Lo de escribir libros no cuenta porque eso lo hace cualquiera: Iker Jiménez, Jorge Bucay, Antonio Gala, el Conde Lecquio... Bueno, perdón, que no me quiero pasar.

Mola este ejercicio, ¿verdad?

Y, ahora vamos a ponerle nombre a alguien que, sentado a metro y medio detrás del estólido intelectual oficialista, armado con un micrófono pesado y contundente en la mano, decide NO darle bacalao en la cabeza... Esto, amigos, es un... ¡PUSILÁNIME! ¡Pescado sin sangre! Dícese de quien tiene la oportunidad de hacer un bien a la humanidad y la deja pasar por carecer de arrojo suficiente.

Es más. Es peor. Es inconfesable, aunque lo voy a confesar. Ponedme penitencia: Lameculos de mí, al final del programa, me levanté a saludar al intelectual... Y le hice la pelota.

-- Soy tal y cual, parece que llueve... -frase intelectual para comenzar una conversación a la altura del personaje intelectual.
-- Pues sí, pues sí... -respuesta a la altura de sus disquisiciones públicas.
-- Lei un libro tuyo, "Nunca des la mano a un pistolero zurdo" -esto es verdad-. Me gustó mucho -esto no es mentira, es cortesía.
-- ¿Sólo uno? -me responde-. Estás muy atrasado. Tienes que leerme más.

Vete al prado, macho. Y no es por el dinero, lo juro, es por el tiempo que pierdo.

-- Vale, vale- le contesto-. Cuenta con ello. Cuando acabe con Faulkner, voy contigo- esto sí que es mentir. Vete al Prado, Benjamín.

Un buen amigo me ha echado la bronca por no atizarle con el micrófono cuando la oportunidad era... Francamente. He querido poner una excusa que ha medio colado:

-- Era Prime Time y había muchos testigos...
-- Para no haberle roto el micro en el coco, me vale. Para hacerle la pelota, no te vale ninguna excusa- me dice. Y tiene razón, aunque me resisto a admitirlo.
-- ¡Qué necesidad tengo de crearme enemigos siendo borde! Prefiero ser cortés- me defiendo.
-- ¿Tú no has visto "Salvad al soldado Brian"? ¿Qué necesidad tenemos de cargarnos ese nido de ametralladora si podemos rodearlo? Pues no. Hay que eliminarlo porque, después, por aquí, van a pasar los nuestros.
-- Tienes razón -admito finalmente-. Pero yo no soy tan valiente.

X. Bea-Murguía (cobarde pecador).

Etiquetas: , , , ,

lunes, junio 25, 2007

Juanito, no nos dejaron hablar tranquilos

Queridos amigos,

el sábado fue un día agotador, como, enseguida, podrán comprender. Me pegué un buen madrugón porque cada cual tiene sus manías y la peor de las mías, probablemente, sea madrugar. A las nueve y media, Diego y Wenneke, mis cuñados, venían a buscarnos a casa de mi hermana, en Delft, desde Rotterdam. Se han comprado una casa en Utrecht y, aprovechando que habían quedado con unos albañiles, íbamos a conocerla.

A medio camino, a la altura de Gouda (que los holandeses llaman Jauda, lo cual es absurdo porque el queso ha sido queso gouda toda la puta vida), se da la clásica conversación: cariño, ¿las llaves?, ¿las llaves yo?, las llaves tú, ¿dónde están las llaves matarilerilerile?, su puta madre las llaves, llevamos todo menos las llaves, ya ves, y vuelta a Rotterdam, por otro camino.

Llegamos a Utrecht un poco tarde, pero después de una interesante conversación sobre las normas de tráfico en la que yo decía (contra todos) que toda ley es interpretable y que toda falta debería tener circunstancias agravantes, atenuantes e, incluso, eximentes (por vía admistrativa la única circunstancia que existe es si vas a pagar antes o después y cuánto es la mora). Esta charla fue a 140 por la autopista... Diego, delincuente...

Una casa preciosa, llena de luz, unos techos altísimos y con enormes posibilidades. Comimos en Utrecht y nos volvimos a Rotterdam donde yo me pillé un tren hacia Amsterdam, con parada en La Haya y Leiden, donde me estaban esperando Hormon Wells y Maribel (bibliotecaria, soltera, con gafas).

Como pueden ver en el mapa, me recorrí en un día todo el triángulo del Randstad, que es, creo, el área más densamente poblado de Europa y el resultado lo pueden ustedes ver en esta otra foto.

Qué completo viene hoy el blog. No se me quejarán.

Con Hormon Wells y Maribel, en Amsterdam, estuvimos básicamente tomando una cerveza, cenando en La Luna y babeando con la camarera... Bueno, Maribel, no... Quiero decir que estuvimos planeando hacer cosas diferentes con el blog para el año que viene pero la cabrona de la camarera venía cada dos por tres y se nos iba el santo al cielo, perdíamos la concentración, oléolé, for me and you, grrrrrr... ¡Viva Holanda! ¡Viva Alfredo Oh Landa!

¿Qué le vamos a hacer? Somos paletos.

Luz de velas en La Luna, restaurante argentino en Amsterdam, una camarera así, con cara de necia sin escrúpulos, que causa aturdimiento como si la necedad fuera contagiosa y, de fondo, una dulce voz de mujer canta en directo "Fly me to the moon" de Sinatra...

Fly me to the moon
let me play among the stars...

Juanito (Hormon Wells), como ya es conocido en el barrio, es un hombre proclive al amor, pero si, encima, se lo pasean por delante de la nariz una y otra vez, envuelto en papel de regalo...

let me see what spring is like
on Jupiter and Mars...


-- ¿Desean algo más? -nos interrumpe una vez más con una sonrisa dominadora más que servil. Es imposible que nuestra conversación desemboque en alguna conclusión útil.
-- ¿Qué me decías? -pregunto sin mirar al preguntado
-- ¿Yo? Mira, tronco- me explica Juanito, ahora que ya le hemos dicho a la camarera que no deseamos nada más, aunque hubiéramos deseado decirle la verdad-. El dueño del restaurante contrata... ¡Unas camareras! ¡Así! Todas son como ésta y, claro, luego me echa la bronca por vacilar con ellas. Me dice: "Juanito, esta chica es compañera de trabajo, no seas mujeriego".
-- Yo creo que no le gusta la competencia.

In other words, hold my hand
in other words, baby kiss me...

No pudimos llegar a ninguna conclusión, porque esta mujer no nos dejó. Nos pasamos toda la cena diciéndonos... ¿Por dónde íbamos?... Bueno, lo que te iba diciendo... En fin. Menos mal que está Maribel de testigo: no nos dejó hablar.

Un rato después, en el tren de vuelta a Schipol (donde había quedado con Diego y Wenneke, que, de vuelta a Rotterdam, me iban a dejar en Delft), pude pensar con tranquilidad. Un solitario trayecto en tren por la noche es lo mejor para unir cabos sueltos de conversación, para combinar razonamientos, motivos que ayudan a dar a luz nuevas ideas, nuevas iniciativas, en definitiva, es un momento cojonudo para llegar a una conclusión sesuda y profunda (Ventajas de viajar en tren, supongo). Me habría gustado que Hormon Wells hubiera estado en ese momento en el tren conmigo para compartirla con él, ya que mi conclusión nació con el suave movimiento del vagón pero fruto de nuestro encuentro en Amsterdam.

-- Ya se lo diré -pensé-. O, mejor, se lo escribo en el blog. Hormon, hermano, tronco... ¡Que peras tenía la camarera, madre mía!

Reunión en la cumbre, conclusiones de altura.

X. Bea-Murguía (Bego, gracias por el tratamiento VIP habitual, besos)

Besos Maribel.

Muchas felicidades Ainhoa, te lo juro te lo juro, que no se me ha olvidado. Espero que mi Pepe te haya regalado esta vez unas Lelikellis, que lo de los manolos ya es mucho. Un beso, te lo juro.

Etiquetas: , ,

viernes, junio 22, 2007

El Temita del Viernes:Puritita vida

Otra vez Viernes...., el coeditor X-Beamurguía viene por Amsterdam durante el fin de semana,un encuentro en la cumbre sobre los próximos pasos pasos a desarrollar para poder entrevistar a Evo Morales, que es un ídolo de esta casa.Hemos elegido un tema muy existencialista para hoy:The Godfathers una pedazo de banda infravalorada pero puritito Rock de los 80.Si no la conocen ya se estan descargando la discografía, que ya se yo que Ustedes son muy cyber.

Birth, School,Work,Death




Hormon Wells
Enamorado de la moda juvenil

Etiquetas:

jueves, junio 21, 2007

Sangre de mi sangre


Queridos amigos:

me estoy haciendo algunas pruebas médicas, cosa de poca importancia, porque, en verdad, el problema no es exactamente mío, pero, en fin, ya hay quien lo valora por lo que vale. No temo ser demasiado críptico, es que estoy dando explicaciones de algo de lo que no quiero dar explicaciones, no por nada, pero por todo. Ustedes sabrán no entenderme casi nada ¿mentira?

Pues eso. Sin más explicaciones.

Me estoy haciendo unas pruebas médicas, entre las cuales, por desgracia, han incluido unos análisis de sangre...

Odio los análisis de sangre...

Los análisis de sangre son la representación de una tortura medieval, la peor de las sevicias médicas para los que somos aprensivos. Yo me paso un mes pensando en que voy a tener que ir a que me saquen sangre y, después, hasta que me dan los resultados, en cuanto despisto mi mente mirando una mosca (cosa que es frecuente en mí, sobre todo, en horas de trabajo) me encuentro a mí mismo barajando morbosamente con la posibilidad de que el médico encuentre algo extraño... Que... Bueno... Voy a estar con el runrún hasta el 4 de septiembre, así que prefiero no pensarlo (JAJAJA... Este es un chiste personal). A ver si esta entrada me sirve de catarsis. Soy un mandria. ¿Qué le voy a hacer?

Ayer fui a eso, al hospital, ese edificio grande y feo (no hay un puto hospital bonito, ¿se dan cuenta? Ni uno), y resultó que el hombre que manejaba la jeringa tenía una barba, así, muy solemne que le otorgaba cierto innegable parecido con el doctor Jiménez del Oso, un señor que sabía de vampiros mucho más y mucho antes que el tal Iker Jiménez (que se parece al pajero de la clase) y que el otro de gafitas (uno que escribió un libro sobre Napoleón en Egipto que yo me compré pensando que sería otra cosa y resultó que era una idiotez como la copa de un pino y todavía no me han devuelto el dinero).

Jiménez del Oso, con su conocimiento sobre los vampiros, parecía el tipo idóneo para sacarme sangre... Pero, ¿Jiménez del Oso no había muerto? Como no estaba seguro, saqué el móvil y disimulando como pude

-- Siempre que voy al médico, me hago una foto con el móvil -le expliqué sin que me hubiera pedido explicaciones.

Antes de que se pudiera negar, disparé y... ¡AGUA BENDITA! ¡No salía en la foto!.

Luego cai en la cuenta de que había una señora en la foto y volví a dudar, porque en los hospitales, los pacientes lo que hacemos siempre es dudar... ¿Me han dicho este pasillo? ¿Será aquí lo del tacto rectal? ¿Habrán usado ese palito con alguien más? ¿Llevará liguero con bordaditos esa enfermera? ¿Lo que le pasaba a los vampiros es que no salen en la foto o que salen travestidos? ¿Para hacer una foto con mi móvil se pone mirando a Cuenca o a San Petersburgo?

Sea como fuera, Jiménez del Oso me clavó la aguja como si yo no fuera el tío más pirado que ha atendido en su vida. Aunque normalmente yo no miro mientras me sacan sangre de mi sangre, ni digo nada de nada (como mucho, rezo por lo bajini), en esta ocasión, le di charleta sólo porque quería asegurarme de que no lo hacía con la boca... Nunca se sabe.

Casi cinco horas y media después, le dije:

-- Doctor...
-- Soy enfermero -me corrigió con humildad.
-- ¿Enfermero Jiménez del Oso? -que raro suena-. Que yo no he venido aquí a donar sangre.

Y es que me había sacado unos veinte litros de sangre. Y no exagero (ni'ná).

Llenó tantos botecitos (innumerables, de hecho) que me recordó a la historia, que si no es cierta me fue muy bien contada, del chaval que tenía poca sangre en el cuerpo. Siempre se ha dicho esto para alguien que tiene poca iniciativa o que es apocado, demasiado tímido o retraído. ¡Qué poca sangre tiene en las venas! (Mi abuela Mari decía "Este es un pescado sin sangre"). Pero, en este caso, era más que una forma de hablar, una cuestión fisiológicamente demostrable: el chaval tenía, en proporción con el volumen corporal, mucha menos cantidad de sangre de lo que resulta saludable, lo que, por desgracia, desembocó en un problema de índole sexual porque cada vez que "sufría" una erección, el hombre se ponía lívido y acababa desmayándose.

-- Normal -le dijo el médico-. Si se le llena a usted el pene de sangre, se le vacía la cabeza.

Y le recetó una pastilla de bromuro cada ocho horas.

X. Bea-Murguía (pescado con sangre)

Etiquetas: , ,

miércoles, junio 20, 2007

Se va un Grande de España:El Fary



La gente grande se va. El Fary, un icono pop patrio, es el ejemplo de un luchador que humildemente llega a la cima para difundir su mensaje artístico, mensaje que criticado por algunos como esperpento en la mejor tradición “valleinclanesca” supone la representación del modernismo poético: “hay torito, hay torito bravo, tiene botines y no va descalzo”.El Fary es el Rubén-Darío del siglo XXI, incomprendido por las masas snob que llevan gafas de pasta y acuden a ese festival de provincia que es el Sonar en Barcelona.

El Fary representa las buenas maneras en el vestir aunque hay quien argumenta que es simplemente un epígono de un precursor de la moda como Julio Iglesias. Algo hay de cierto en ese estilo caspa-playa del que no dudo Julito, otro grande del triunvirato cuyo espíritu santo es Manolo Escobar,es el fundador y que tiene una legión de seguidores entre esa gente cool de la costa como Cachuli y Bertín Osborne .

No se engañen, nosotros somos muy nuestros, hemos sido un imperio y nada de escuchar a Zimmerman o a Cohen o a Weil o a Brel, si además son unos maricones y no se entiende, al contrario, El Fary, que se jactaba de conocer bíblicamente a Ava Gadner con sutileza ,algo que ella ha nunca ha negado con sutileza ha triunfado hasta el día de su muerte.

Por caballero, por español,por torero, por representante del sonido Puerto-Urraco,el sonido que triunfa en España desde hace décadas, merece no solo ser portada de periódico sino que Gallardón el Alcalde querido de todos los madrileños debería plantearse evacuar presupuesto para una estatua, calle o lugar de encuentro social.

Va por ti maestro.

Hormon Wells
Consternado



Etiquetas:

¡Tiembla Mickey!


Queridos amigos:

la efeméride de ayer se me escapó viva, por despiste, pero el numerito me da pie a celebrar hoy una mucho más in, más cool y más red label, porque ésta que están ustedes leyendo es


LA ENTRADA 501 DE H.WELLS & X.BEA-MURGUÍA


Gracias, gracias... Por favor, dejad de mandarnos ropa interior usada que, además, no es de nuestra talla. Jamones, sí. Y whisky, también. De eso, todo lo que queráis, pero del bueno, que nunca se arrepentirán de ser generosos.

Dicho esto, voy al tomate.

Ayer mi hijo Rodrigo se graduó. Como lo oyen. Su colegio organizó una ceremonia de graduación, con su birrete, su beca roja (se ve que Derecho y Parvulario comparten color), su "Pompa y circunstancia" de Elgar, su orla y todos los padres pegándose de codazos, como foteros en una rueda de prensa, para sacar el primer plano de su nene recogiendo el diploma. Muy bonito. Muy emocionante.

Estuvo muy bien porque fue un solemne acto académico, pero nada solemne, más bien como de andar por casa. Las profesoras iban llamando a los niños, de uno en uno y de todos dijeron una frasecilla: "Una niña que es muy ordenada"... Y salía a recoger su diploma y su orla la niña que, de mayor, va a ser bibliotecaria (y soltera con gafas, por supuesto). "Un niño que le gustan los animales"... Y salía el futuro veterinario. "Un niño que es un genio de la pelota"... Y salía el futuro futbolista. "Un niño muy cariñoso que dice que quiere hacer felices a los demás"... Y salía el futuro personaje de la Disney, es decir, salió Rodrigo. ¡Tiembla Mickey Mouse! ¡No tiene morro ni nada! ¿De dónde habrá sacado la frase? De mí, desde luego, no. Cuando yo le digo, y lo hago constantemente, lo guapo que es (porque es guapo mi hijo) nunca apostillo: "Pero recuerda: la belleza está en el interior" ni ninguna de esas memeces de galletita de la suerte.

De todas formas, tengo para mí que este niño va a culminar la vocación frustrada de la familia de mi mujer y va a ser actor. Últimamente, para que vean que no son cosas de su padre, se dedica a las imitaciones y, aparte de que se le nota cómodo en el papel de payaso-centro total de la atención, es que lo hace bien, el cabrón.

Lo de que quiere hacer felices a los demás nos viene muy bien porque vamos a tirar de ello una temporadita larga. De hecho, ahora le digo:

-- Rodrigo, hijo, ¿por qué ha dicho tu profe que quieres hacer felices a los demás?
-- Porque sí -me contesta
-- Pues empieza por tu padre: hazme feliz cenando de una puta vez.

X. Bea-Murguía (feliz)

Etiquetas: , ,

martes, junio 19, 2007

El ansia (es lo que tiene)

Con el acariciante recuerdo de las croquetas de la Encarna en la memoria de mi paladar. Ojalá, amigas mías, volvamos a vernos pronto y, así, disfrutemos juntos de nuevo de la desinteresada amistad y entrega mutua que tanto nos une.

Queridos amigos:

ando últimamente entregado a la cosa del fogón y no me queda otra (aunque lo hago con mucho gusto) porque si normalmente mi mujer es fina de olfato (que siempre que le doy un poco al frasco me pilla), con esto del embarazo Beatriz ha desarrollado una asombrosa capacidad para oler el suelo y decir a qué hora ha pasado el coche de los malos, de qué color era, cuántos iban dentro, cuántos de ellos fuman, cuántos padecen alitosis y hasta si el conductor llevaba puesto el cinturón o no

Y no exagero. Se pasa el día olisqueando el aire como un sabueso.

De hecho, la van a fichar para el CSI.

Lo malo es que casi todos los olores le dan un asco terrible a la pobre (casi es mejor reírse). Por eso, lógicamente, dice que no puede cocinar, ni abrir la nevera, ni el lavaplatos, ni la lavadora, ni pasar la aspiradora, ni hacer las camas... A veces pienso (pero me arrepiento enseguida de haberlo pensado) que, en cierto modo, me está timando.

Me da la impresión.

Igual ni está emb... No, no, no. Sería demasiado cruel por su parte.

Con todo esto lo que quería decir es que me toca cocinar. ¡Tiembla Abraham que voy! ¡Cocinar yo! La cocina es una de mis más secretas habilidades, tanto que aún no la he descubierto.

Este capricho del destino, junto con algún alineamiento misterioso de Jupiter con la Luna y Tauro, me colocó el otro día al frente de una sartén friendo croquetas con un tenedor de patas largas, cuya curva, según descubrí, es ideal para hacer palanca y darles la vuelta.

Me las prometía muy chulito friendo croquetas con el tenedor de patas largas, imaginando que había descubierto algo nuevo, algo que no viene escrito ni en el "Abraham boca", ni el Simone Ortega ni en la Ley de Igualdad. Estaba a punto de echarme a cantar "Cocinero, cocinero", lo que, estamos de acuerdo, habría sido para darme de leches.

Además, hay que añadir que a ese estado de alegría cocinera contribuye el hecho de que me encantan las croquetas. Yo soy el clásico gocho ansioso que se mete en la boca la croqueta cuando se ve que quema más que un pecado recién cometido. La gente cuando me ve se ríe.

-- ¿Qué? ¿Quema?
-- Hí, hí, guema, guema, ero eh'á ojonúa (1).

Pero yo ya lo sé antes de metérmela en la boca. Lo que me pasa es que me gusta que las croquetas estén hirviendo, lo que hay que calibrar muy bien porque cualquier día me abraso el paladar por ansioso.

Supongo que ya están viendo por dónde va la historia. Yo, el ansioso, friendo croquetas (y juro que antes de acabar la entrada de hoy voy a llamarlas por su verdadero nombre) y esas croquetitas con su cuerpo lleno de curvas, tiernas, doradas como la Garota de Ipanema, calientes, tentándome con su chisporroteo sicalíptico sobre el papel de cocina. ¡Hay que ser muy hombre para decir no!

De pronto, quizá por culpa del tenedor de patas largas (cuyo ascenso a "Útil de cocina" pensaba vindicar), a una de las croquetas que tengo en el fuego se le quiebra la corteza y le empiezan a brotar el relleno como si fuera la lava de un volcán (nunca mejor dicho). ¡Dios! Tendrían que haberme visto intentando retener sus tripas como en una de Tarantino. Si me hubiera sentido un poco Samuel L. Jackson me habría hecho una corbata, pero no, amigos, me sentí Nabokov: cuando me fijo mejor, veo que la hija pequeña de la croqueta se está dorando prometiendo convertirse en un tierno bocado, en la Lolita de las bechameles, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía...

El ansia, ya lo he dicho, me puede. Me metí la crujiente bechamel en la boca directamente de la sartén en cuanto vi que adoptaba un color cobrizo. Y me quemé. Claro. Me quemé igual que el profesor Humbert. Si es que hasta el nombre suena a diablesa bíblica (¡Aléjate de mí, Bech Amel!).

Pero no fue la bechamel lo que me abrasó la boca. Ya lo he dicho. Estoy acostumbrado. Fue el tenedor de patas largas el que, al cerrar mis labios sobre él, me marcó como un hierro candente en la grupa de un caballo, con el mismo suspiro ofidio, chsssssssssss

Cocretamente me hice cuatro quemaduras seguidas en cada labio, como el paso de cebra de mi boca. Una cosa muy moderna

X. Bea-Murguía (Cocinero, cocinero, Mariví. Cocinero, cocinero)

(1) Cita literal de "Ulises", James Joyce.

Etiquetas: , , , ,

lunes, junio 18, 2007

...se acabó la rabia

A ver cómo te lo cuento.

Tenías que haber visto a este tío palurdo cuando fuimos a buscar al chaval a su casa. ¿De dónde coño ha salido? Al principio me hacía gracia, como un mono de feria que hace todo lo que le dicen. Después, ya no me hizo tanta gracia... Ninguna... Salió del coche con la pistola en la mano, como si estuviéramos en una de policías de Nueva York, ¿no sabes?, y le plantó el cañón en la cabeza y le dijo: "Al coche, perro, cábrón", pero con mucho teatro, con mucha ostentación, tanto que estuve a punto de preguntarle que por qué no ponía un anuncio.

Mi cometido era aparentemente más fácil. Sólo tenía que ponerle la capucha, lo que, en principio, puede parecer sencillo, pero, claro, tiene un peligro, ¿no sabes? Y es lo que pasó, que este tío palurdo le apretó la pistola en el coco y yo, rápido, rápido, le fui a poner la capucha, cuando, en ese momento, se giró y, pum, me clavó todo el miedo de su mirada y me desarmó por completo. Me quedé mirándole absorto, dudando durante el segundo que tarda en contagiarse el terror y sólo el "venga, venga, venga" del palurdo, arrastrando hasta el coche al chaval con los ojos velados por la lana, me sacudió las ganas de salir corriendo. Ese fue el instante.

El trayecto hasta el agujero fue horrible. Malo, malo. Nos dijeron bien claro que estuviéramos callados, que no le diéramos ni media pista, que lo metiéramos en el coche y lo lleváramos hasta el lugar escogido sin siquiera hablar entre nosotros. El día antes yo pensaba que todo iba a ser muy emocionante, ¿no sabes? Pero no. La única sensación que sentí fue miedo y ya no sabía si era mi propio miedo o el miedo del chaval que iba gimoteando en la parte de atrás, tirado en el suelo como un bulto, como una alfombra robada. Eso era: un bulto. Eso tenía que haber sido todo el fin de semana. Un bulto, un algo, un qué... Pero no esos ojos ni esa mirada.

Así que todas las buenas expectativas del fin de semana se fueron a la mierda. Fue un puto calvario. Deseé haber estado en cualquier otro sitio... Yo qué sé... ¡Hasta en el cuartelillo! Me tragué todo el ideario político del palurdo, que me sabía de memoria porque lo había oído mil veces, porque yo mismo lo había recitado de memoria otras mil veces más. Fue curioso, porque todas aquellas ideas y proclamas recitadas por este, de pronto, me parecieron falsas. Lo vi todo con otros ojos, ¿no sabes? El discurso del palurdo se me antojó regurgitado, palabras e ideas que no eran mías, rumiadas, que yo había tragado sin digerir y que, además, carecían de sentido. Me di cuenta de que estaban vacías.

Después, como el pobre chaval, lógicamente, no paró de suplicar en todo el fin de semana, el muy imbécil le soltó una frase hecha, una muy patriótica, de estas que hacen que dejes de creer, ¿no sabes? porque era innecesario. Yo no creo en esto. Pensaba que sí, pero no. El palurdo se acercó al chaval y le llamó perro fascista, o algo así, y le dijo: "No te hagas el inocente", o no sé, una gilipollez peliculera parecida que hizo que la acción pasara a ser algo de pandereta, un teatrillo. ¡Por Dios! Sólo era un chaval de pueblo.

Por supuesto, le eché la bronca. Al principio se la iba a echar por hablarle, pero después me vi a mí mismo diciendo cosas sobre el ensañamiento innecesario y la compasión y el miedo. Le pregunté, lógicamente, que si se había pensado que no teníamos detenido al jefe de los cipayos, que se dejara de películas, que no era más que un pobre chaval de pueblo. Yo lo veía así ¿no sabes?. No era más que un simple peón, una víctima necesaria, vale. Al palurdo, para defenderse, sólo se le ocurrían frases hechas: tortura, opresión, democracia ficticia y muerto el perro...

-- Sí, pero a un perro rabioso se le mata de un sólo golpe, sin hacerle sufrir innecesariamente ¿no?
-- No me des la brasa -me respondió.

El fin de semana se me hizo eterno. Entre los lamentos del chaval, las proclamas del palurdo y que no podía dejar de pensar en su mirada, ¿no sabes? Largo, largo. No había tele. Había cuatro libros que ni me interesaban. Una revista medio rota. No podíamos salir, ni llamar la atención de ninguna manera. Sabíamos que estaban peinando todo el país buscándonos, así que teníamos que ser discretos, no podía haber movimiento en la casa. Comimos latas y, prácticamente, no salimos de la habitación. Ya digo, 48 horas largas, largas.

El domingo hizo el día más brillante, luminoso y soleado que recuerdo. Esto me ayudó un poco. Vi el final del túnel, por decirlo de alguna manera, ¿no sabes? A mediodía recibimos la orden. El palurdo se exaltó del todo y empezó a decir que todo era culpa del gobierno fascista, que no eran razonables, que... En fin. Todo ese rollo. No le escuchaba desde la discusión del sábado.

Lo llevábamos al sitio indicado pero, claro, el chaval se lo sabía y cuando no habíamos andado ni cien metros dentro del bosque, se echó al suelo, se tumbó y no quiso avanzar más. Fue listo. Si me vais a matar, me tendréis que arrastrar. Ya no lloraba ni gemía ni suplicaba. No se puso de rodillas, como después contó el palurdo delante de la dirección. Se tumbó y se intentó dar la vuelta, para mirarnos mientras nos lo cargábamos, pero eso lo impedí yo. El palurdo estaba muy nervioso. Nos miramos. No supimos qué hacer durante unos segundos. Yo ni siquiera miraba al "bulto", por si me volvía a clavar los ojos. Estaba mirando alrededor, si ver nada, cuando... Pam pam... Veo que el palurdo le ha disparado y le está diciendo algo al oído.

-- ¡Déjalo! ¡Vámonos, coño! ¡Ya le has disparado! ¿no? ¡Pues, vamos!

Estaba vivo. Lo sabíamos de sobra. Los dos lo sabíamos. Lo sabíamos, pero nos fuimos. Después se lío una buena. La dirección nos echó la bronca por no rematarle y durante cinco o seis horas, fue una tortura, en parte porque nos dijeron que habíamos fallado y tuvimos que cruzar a toda leche.

En mí se daba una contradicción que era un sentimiento nuevo. Durante esas cinco horas, a raíz de ese cruce de miradas, yo estaba deseando que el chaval saliera adelante. Sabía que eso facilitaría mi detención, pero, aún así... Hay cárceles al aire libre cuyos barrotes son inmunes a la lima. A lo mejor es que he compartido su miedo, lo he sentido como si fuera mío, ¿no sabes? Sé que es absurdo, que el torturador no puede sentir el dolor del torturado, pero ese fin de semana a mí se me dio la vuelta el mundo, como un puto calcetín.

Eso es lo que me pasa, que ya no pienso igual, pero ahora no tengo salida.

Etiquetas:

viernes, junio 15, 2007

Temita del Viernes:Me hago mayor


La foto publicada ayer por X. Bea-Murguía me dejo impactado. Ahora que empiezo a quedarme calvo, me doy cuenta del paso del tiempo y apenas me reconozco en la foto en la que llevo un periódico del Domingo con el corte de pelo a tazón, que aunque no se lo crean era la moda en la época.

Cuando uno tiene dieciséis o diecisiete añ os se ríe como en la foto, inmersos en la adolescencia desconocíamos todo lo que vendría detrás, que por supuesto ha sido bueno en la mayoría de los casos, historias chungas aparte.

Con treintaicinco uno ya no se ríe tanto y empieza a verse la vida de otra manera, yo he comenzado a ingerir en mi dieta habitual huevos duros, dicen que además de mejorar la calidad del esperma, fomenta la producción del mismo y en consecuencia, es bueno para practicar el Bukkake que es el deporte de moda para este verano.

Les dejo con un tema aprovechando que hoy hago una fiesta Black and White (es lo que se lleva y seguro que les llama la atención y se dan cuenta que no estan en las Últimas Tendencias) con un tema propuesto por Pablo Mauleón que anda por ese San Francisco de moda pegándose con la molaridad.

Klar...de Jan Delay.Una letra interesante...Klar... de huevo.

Hormon Wells

Etiquetas: , , ,

Muerto el perro...

A ver cómo te lo cuento.

Cuando fuimos a por ese perro, no podíamos ver nada de lo que no hay. Ni en él, ni en ninguno de los suyos. Ellos no son como nosotros, que llevamos siglos sometidos a la misma clase de opresión, aunque la hayan ejercido con distintas caras, a veces con apariencia amable, y con distintos medios. Nos han enseñado muy bien, a base de palos, y ya no diferenciamos: para mí un perro es un perro, lleve el collar que lleve y, en una guerra, en una revolución, sabemos que nos la jugamos, que es "nosotros o ellos", por lo que no hay sitio para el remordimiento.

Así que, como decía, cuando fuimos a buscarlo, a la puerta de su casa, y lo metimos en nuestro coche a punta de pistola, yo no desperdicié ni un solo segundo en mirarle. Para mí no tenía cara, pero si tuviera, sería la misma que la de todos los fascistas. En ese momento, él era un objetivo, un paso más en la lucha por la libertad que nos veíamos obligados a dar, porque es la salida que nos han dejado, la única manera de sacudirnos esta democracia ficticia de encima.

¿Que si lloró? Joder que sí. Lloró y lloró. Estuvo lloriqueando todo el puto camino. Le oíamos perfectamente, pero no consiguió lo que se proponía. Ya estábamos avisados. Habíamos sido advertidos contra esa estrategia de la rata que te hace creer que está herida para morderte la mano cuando te acercas y pegarte la rabia. Cumplimos con nuestro deber de soldados: obedecimos al pie de la letra las órdenes, ni interpretamos ni tuvimos iniciativa. Nosotros somos soldados y nuestra misión, la libertad.

Tuvimos retenido al perro, que era lo que nos habían ordenado. "Lo lleváis al agujero y lo mantenéis allí hasta nueva orden". Eso es lo que nos habían dicho y eso es lo que hicimos. Eso sí: nada de hablar con él. Ni una palabra. Son listos estos mamporreros del Estado y no se les puede dar pistas. La dirección siempre nos lo dice, no hay que subestimar al enemigo. Tantos siglos de opresión al pueblo no se pueden mantener siendo tonto. Los lacayos del Estado están bien entrenados, así que ni acercarse. Ni pan, oyes. Es una manera de hablar: comida, bebida, pero ni una puta palabra. Ni dicha ni escuchada. Ellos consiguen convencerte. Se ponen llorones: "tengo familia, mi madre, yo qué os he hecho...". Cantos de sirena.

-- ¡De sobra sabes tú lo que has hecho! ¡Perro! ¡Fascista! –le dije yo el sábado por la mañana, porque no aguantaba más su lloriqueo. Estos fascistas son gallitos hasta que se ven cara a cara con los soldados de la libertad. Entonces se les escapa la valentía, lágrima a lágrima.

Estuvimos todo el fin de semana esperando noticias. Como no las había, ni un movimiento, ni salir de la casa. Nada que pudiera levantar sospechas. Sabíamos que la policía y los traidores al pueblo (esa panda de cipayos de mierda, asalariados y estómagos agradecidos), andaban como locos olisqueando el monte, registrando casas, amenazando a aldeanos y, a buen seguro, torturando a compañeros de lucha para encontrarnos, pero nuestro paradero era sumamente secreto. Pensando en esto, casi se me escapó una sonrisita. La sensación era agridulce. ¡Que inútiles!

¿Qué van a encontrar? Si son unos mataos. Unos perros. Lo único que saben hacer es dar de hostias a las viejas, amenazar con que se van a follar a sus hijas y hermanas y esas cosas que te dicen para que entres por el aro de su puto simulacro de democracia. Anda y que les den. Si un día tengo que pasar yo por eso, que no se crean que me voy a achicar. Estoy preparado para la peor de las torturas.

Al perro llorón lo mantuvimos dos días. ¡El coñazo que dio! No paró de lloriquear ni de gemir en todo el fin de semana, como un cerdo al que acabaran de clavar el cuchillo. Supongo que se lo olía. ¿Por qué yo?, aunque ya era más un susurro desesperado, como si se lo preguntara a sí mismo, ¿por qué yo? Estábamos incomunicados. No pusimos ni la tele para escuchar las mentiras que estuvieran diciendo sobre nosotros. De sobra sabíamos ya lo que estarían diciendo estos manipuladores fascistas.

El domingo hacía un día cojonudo, de playa. Estuvimos ahí más aburridos que el copón, hasta que recibimos la orden después de comer. El fascista de mierda del presidente había decidido que acabáramos con su lacayo. Era su decisión. Nunca entenderé a esta gente que no es capaz de llegar a un acuerdo, que son incapaces de hablar como personas. Sólo saben morder... Pues esta vez les tocaba sufrir a ellos. Insisto: lo íbamos a matar por decisión del gobierno.

Cogimos al perro, que seguía llorando como una maricona sin ninguna dignidad, y nos lo llevamos al monte, al sitio señalado, que estaba a media hora en coche. Aunque el tonito seguía siendo igual de machacón, por lo menos había cambiado de pregunta. Ahora, en vez de ¿por qué yo? ¿por qué yo?, lo que decía todo el rato era: ¿dónde me lleváis? ¿dónde me lleváis? Machaca que te machaca. Eso sí. Nosotros, ni palabra. Ni una explicación. Me dieron ganas de darme la vuelta y gritarle en su cara de cerdo: “vas a comer parte de la mierda que los tuyos han hecho comer a este pueblo durante siglos”, pero la otra respuesta que le había dado ya me había costado una charla y me mordí la lengua.

Lo llevamos al bosque. No podíamos sentir por él más compasión que por un perro rabioso y muerto el perro... Ya se sabe. No llegamos al sitio indicado, que era en una parte más profunda del bosque, porque nada más entrar se clavó en el suelo de rodillas y se negó a avanzar más. Esto nos puso un poco nerviosos así que ni siquiera le obligamos a que pidieran perdón por sus crímenes. El muy idiota sólo decía “No, por favor, os lo suplico, no, por favor, os lo suplico”, como un disco rayado. Sabíamos que iba a ser así y no nos afectó para nada. Somos buenos soldados.

Yo pensé, antes de dispararle dos veces en esa cabeza llena de mierda, en los compañeros muertos a manos de sus compinches, sin compasión, sin oportunidad... PAM... Sin esperanza... PAM... Sin futuro. Y cuando estaba en el suelo, le susurré al oído: ¡Revolución! ¡Libertad! ¡Fascista de mierda! Y le habría dicho más cosas de no estar este pesado tirándome del brazo para que nos fuéramos corriendo. ¡Vaya valentía!

Luego la televisión, mintiendo como siempre, empezó a decir que lo habían encontrado vivo y que se podía salvar y durante cinco horas estuvieron mandando ese mensaje para calentar a la gente y no sé cuántas mentiras más que el pueblo, por supuesto, no se creyó. La dirección, por si acaso, nos hizo cruzar hasta que la cosa se calmara. Por el camino, nos reprocharon que lo hubiéramos dejado vivo, que no comprobáramos que estuviera muerto.

-- Es propaganda –aseguré-. Nos quieren meter miedo para ver si nos precipitamos. Te juro que estaba tieso.

Por eso, ahora, después de aquel intenso y glorioso fin de semana en que dimos una demostración tan grande de fuerza, no entiendo este empeño por hablar. De qué se puede hablar con esta gentuza, con los asesinos del pueblo, con los torturadores. ¿Hablar de qué? El único lenguaje que entienden los perros es el del palo, así que el pueblo sólo debería hablar con ellos, cuando estuvieran de rodillas suplicando, como ese cerdo al que nunca vi la cara. Y la única pregunta que se les puede hacer es ésta:

-- ¿Os vais a ir de mi país u os echo yo? ¡Fascistas de mierda!

Etiquetas:

jueves, junio 14, 2007

Antes del Racing Culebras

Queridos amigos:

supongo que hacer públicas estas fotos me puede perjudicar, pero este es el sacrificio del bloguero, en la brillante soledad de la madrugada y todas esas chorradas. Publico estas fotos para echar unas risas.

Miren, miren...





Si ponen un poco de su parte, un poco de agudeza visual, no hará falta que les diga quién soy yo de todos ellos. La pista es que no he vuelto a ser capaz de doblarme tanto. Lo veo hoy, con la serenidad que dan los años, y pienso: "¡Qué daño!". Hoy, en esa postura, dejaría de ser dueño de mi esfínter y tendría que ir al traumatólogo para que me enderezara de nuevo.


La foto debió de hacerse en el año 1980, más o menos, en Murguía (Alava). Puede que se hiciera antes, no estoy seguro, pero recuerdo exactamente el sitio donde nos la hizo mi tío Isidro con su Rolliflex. De izquierda a derecha, arriba, mi primo el Gordo (un beso, primo); mi hermano Luis, obvien pensar que era bueno de cabeza porque está acostumbrado a que se lo digan, además lo es, es bueno en todos los usos internos y externos que se le puede dar a la cabeza (planificación, inteligencia militar y derribos); mi primo Coe, que es como mi hermano, ahora es ingeniero y no tiene novia (por si alguna quiere ser como mi cuñada); Jon Cortina, buen amigo de la infancia a quien recordarán porque era el calvo del Eibar y del Ourense, fue el único que, al final, destacó algo en el mundo del fútbol; mi primo Kiko, a quien también considero mi hermano; y Mikel Cortina... Bueno, Mikel. El cabrón de su primo, Rober Bertol (nietos todos del mítico Bertol del Athletic de Bilbao), le llamaba el Cura de Markina. Mikel debutó en primera división con el Athletic y su gran logro fue lesionar a Fernando Redondo en un partido "amistoso" contra el Real Madrid. Un puto héroe. Estaba jodido porque le confundían con Julen Guerrero y, cuando firmaba autógrafos a la salida de Lezama, escribía: "Yo no soy Julen Guerrero". Sin más comentarios, que luego es un rollo, abajo, de izquierda a derecha, Alain Arenaza, yo, Jon Álvarez, mi primo Isidro y Ricardo Cirarda.


Esta otra foto, también es de traca...



La prueba de agudeza visual es localizar a Hormon Wells, dirigiéndose a su puesto, que es siempre el de los comentarios técnicos desde la banda. Miguel, tronco, menos mal que has engordado porque en esta estás clavaíto a ZP. Y Alex, fumando... ¡Qué malos éramos! Luis con la camiseta de los Dead Kennedy... De esta foto, en mi caso y en el de Iñaki de la Torre, puede hacer fácil unos veinte kilos. En el caso de Miguel, cuarenta. En el de Luis y Alex, como viven en el extranjero y ya se sabe que por ahí no se come más que porquerías, están en el mismo peso (más o menos, los cabrones). Juan estaba cerca de la anorexia.

Le leche. Tono, Pelayo, Pedrito, Gonzalo, Javi Martí, Richi, Jaime...

Cosas del barrio. Buenos recuerdos.

Javier

Etiquetas: , , ,

miércoles, junio 13, 2007

Pacha Mama sufre


Cuando Deborah se monta en el tranvía vestida con un atuendo poco apropiado para ir a trabajar y si óptimo para animar una fiesta en una whiskería, se produce un fenómeno entre los pasajeros masculinos y concretamente entre esa juventud alocada y dinámica que uno puede encontrar en el tranvía numero 17 a su paso por Witte de Wittsraat, compuesta por nuestros hermanos del Magreb.Soplidos, resoplidos, rebuznos y varias onomatopeyas deformes confirman un hecho:

Mi vecina contribuye al calentamiento global cuando se monta en el tranvía 17.


Junto a este hecho aislado, se habla de otras causas que impactan de forma severa para esta nueva expresión utilizada por las masas y que desemboca en una verdadera paranoia. El primer mundo siempre se encarga de anunciar las catástrofes que sufrirán los de siempre, sin un Evo Pueblo mediante, y esta claro: el mundo se esta calentando ahora mismo por encender su SEAT Ritmo tuneado.


Deborah sabe que el 100% de su cuerpo es una obra maestra de la naturaleza, pero desconoce que su ropa fabricada en algun taller ignoto en la lejana China por el uso abusivo de combustibles fósiles contribuye a la máxima degradación del globo.


¿Caminamos a un mundo habilitado para todos aquellos seres aptos para participar como extras en Mad Max?.La afirmación es rotunda, se trata de un proceso lento pero después de unas largas reflexiones mientras miro el tipo de tejido preferido por Deborah concluyo con que 1) El uso de energías es proporcional a la producción de cualquier tipo de bien 2) Las energías procedentes de combustible fósil no son eternas.3)Me imagino un mundo de tuneros dando pedales a sus Corsa con spoiler de aquí te espero 4)Yo me pido la zona de Almería para llevar a cabo fechorías cuando el mundo este hiper calentado.


Es bastante increíble por otra parte saber que junto a otros temas brasa de toda la vida,las películas de la guerra civil ocupan el top 1 en esta lista ,el tema del calentamiento global gana adeptos dispuestos a dar la chapa con los peligros asociados del CO2.Las cosas tienen que acabar de alguna manera y convertir el mundo en un desierto es una opción valida como otra cualquiera.

No hay salvación para la Pacha-Mama.

Hormon Wells

Etiquetas: ,

¡Katabasis!

Queridos amigos:

trataré, sin conseguirlo, de ser irónico. Estoy tan preocupado por el calentamiento global que esta noche no he pegado ojo de tanto darle vueltas y vueltas al asunto. He perdido el apetito y me estoy quedando hecho una "sifilis". Creo, afirmo, que me estoy metiendo de lleno en un bucle maniaco-depresivo irreversible e inversamente proporcional al deshielo de los polos.

En el fondo, que se derritan los polos me trae al fresco (siempre he preferido el Burman Flax) y la consternación por la posible desaparición de los hielos del cubata quedará completamente aliviada cuando salga a la luz la última creación de Ferrán Adriá: el cubata deconstruido y con sifón.

El calentamiento global, si lo piensan bien, tiene una serie de ventajas, que es que, por fin, se va a imponer la igualdad social que representa la katabasis, que, en el fondo, mola porque muchos de nuestros políticos se sentirán como en casa y los partidos nacionalistas dejarán de dar el coñazo triste porque ya no habrá países. Ustedes, los machotes, verán por fin a las mujeres caminar desnudas por la calle y ya no tendrán ni que hacer el esfuerzo de desnudarlas con la imaginación.

Yo ya me he agenciado una cueva de puturrú donde voy a pasar mis días post-cataclismo junto a mi señora y mis nenes. Saldré con la lanza a cazar aurugs para la cena y contaré entre carcajadas machotas a los amigotes como arrastro del pelo a mi señora por el suelo de la cueva, aunque no confesaré que previamente lo he acuchillado, lijado y barnizado, para que no se lastime el cachamen.

¡MOLA! ¡UGH!

Además, he hecho que me construyan una gloria en la cueva porque estimo que, para entonces, empezaremos a estar preocupados por el enfriamiento global.

¡Ah! ¿Qué pasa? ¿Qué no saben lo que es la gloria? La gloria es la katabasis.

X. Bea-Murguía (Yo propongo a Puyol para presidente de la katabasis)

Etiquetas: ,

martes, junio 12, 2007

De la capacidad humana para absorber impactos

Queridos amigos:

anoche estuve cenando con Antonio Miguel Carmona, el del PSOE, el que dijo aquello de "hundimos otro barco"... Algo que yo sí sabía, pero que esa parte de mí que es inconsciente colectivo había olvidado porque el inconsciente colectivo tiene una memoria muy selectiva y maleable, es que esas declaraciones no fueron jamás unas declaraciones sino un chascarrillo hecho en privado, en un bar, con "amigos", amplificado por una traición a lo Prusias de... Si recordara el nombre, Antonio, te juro que lo pondría... Vellido Dolfos con una grabadora no autorizada ni avisada.

Antonio fue profesor mío. Es un tío muy divertido. Mucho. No me resisto a contar algo sobre la capacidad humana de absorber impactos: el efecto Kúbica.

Mi amigo Cristóbal se admira siempre de lo buen fajador que soy, es decir, que tengo mucho aguante, que me mantengo de pie en la lona bajo una lluvia de ironías con una sonrisa. Esto es sólo porque me precio de saber reírme de mí mismo, de buen rollo, con mis amigos. Ayer Carmona dijo algo de alguien que, sin duda, me superaba:

-- Es buen político porque es buen encajador: tú le puedes llamar lo que quieras... Le puedes decir "¡hijo de puta!" y él contesta: "Bueno, le preguntaré a mi madre".

Aunque no se refería a Zapatero, es curioso que ya en su día, EN ESTE SU BLOG, destacamos como un gran activo político de ZP precisamente que es como el hombre de goma: atesora una capacidad impresionante de absorber impactos y seguir sonriendo con las cejas circunflejas.

El efecto Kúbica

Como yo no creo en los milagros, y lo del Real Madrid no es más que suerte (milagros es lo de Jesucristo, lo del Madrid es puta coña), estoy por denunciar a la DGT por los daños morales que me haya podido provocar el haber estado sometido a la publicidad engañosa con la que nos ha martilleado la conciencia durante años. A mí siempre me ha parecido que exagerar en las campañas publicitarias que pretenden corregir malos hábitos ciudadanos produce justo el efecto contrario. La gente es idiota pero no se lo traga todo siempre. Llega un momento en que dice: ¡anda ya! ¡Vete a Cuenca!

Ustedes saben que si se dan una leche de frente con el coche a 50 km/h su cuerpo aguanta una presión equivalente a la fuerza con que King-Kong pega un puñetazo en la mesa cuando su hijo le trae un par de suspensos a casa... Que es como si te lanzas desde el último piso de las Torres Kio con una piedra de 80 kilos atada a los pies e Iñaki Perurena agarrado a la piedra y recitando inspirados versos... Que el efecto del impacto sobre una persona (humana o no) es el mismo que si un diplodocus, con las uñas lacadas, pisara una docena de huevos (el anacronismo aquí es una licencia poética) de gallina...

Esto está comprobado científicamente, que es lo que dicen siempre cuando nos la quieren meter. Es como cuando en los años cincuenta se decía que era voluntad de Dios y todos a tragar.

Pero hete aquí que va Robert Kúbica, el piloto polaco de Fórmula 1, y se calza la piña del siglo en el Gran Premio de Canadá. De frente contra un muro, así, bien dado... pero no a cincuenta ni a cien... ¡A 300 kilómetros por hora! ¡A 300! Su cuerpo ha absorbido el impacto equivalente a que subas al Everest y cuando te estés fumando el cigarrito en la cima, te caiga en toda la cabeza un meteorito del tamaño de Júpiter...

La foto es bastante ilustrativa, pero busquen el vídeo.

Pues sí, pues sí. Ayer salió del hospital. Andando. Se ha hecho un esguince. Ni siquiera un pequeño desgarro. Un esguince. Insisto en que Kúbica es de Cracovia, no de Bilbao.

¿Y qué puede decir la DGT en su defensa?

Pues qué va a decir: que Kubica se ha salvado porque llevaba puesto el cinturón de seguridad.

X. Bea-Murguía (¡la leche!)

¡Felicidades Kiko!

Etiquetas: , , , , ,

lunes, junio 11, 2007

Es muy duro

Queridos amigos:

en el fondo, lo entiendo. Tiene que ser bastante duro. Te pasas la vida despreciando a tu vecino, haciéndole de menos, y un día llegas a tu casa y te lo encuentras en la cama con tu mujer y brindando a tu salud con tu mejor whisky. El más caro. Tiene que ser duro. Me recuerda a cuando Laurent Fignon decía que llegado el Tour a los Pirineos españoles, se convertía en una casa de putas. Eso era que él conoce bien las casas de putas... O al contrario, que no ha ido de putas en su vida. No lo sé. ¿Usted lo sabe? Mejor diga usted que no... Mejor no diga nada.

Yo no sé cuál es la razón. El tenis mundial sería de lo más aburrido hoy si no fuera por Rafael Nadal. Y aún con él, resulta coñazo. Sólo dos tíos pueden ganar, pero, sobre todo, uno, Roger Federer, que ha ganado los cuatro últimos Winblendon; los tres últimos Open Usa; y de los cuatro últimos Open de Australia, tres.

No puedo comprender qué razón empujó al 90% del público (según la encuesta oficial) de la final de Roland Garros a apoyar de una manera tan extraordinariamente hoolligan al número uno del mundo (yo siempre apoyo al débil). ¡Si hubo momentos en que parecía un partido de Copa Davis! Nacionalidades aparte, Nadal es buen chico, educado, humilde, majete, tan buen ganador como perdedor... ¡Hasta ha prometido que aprenderá francés por si el año que viene llega a la final! No se merece el mal trato que le dio esa gentuza, que hasta fue abucheado cuando se acercó a dar por buena una bola para Federer.

Digresión:

¿Se han dado cuenta de que hay millones de minimoscas? ¿Será el cambio climático? ¿Será una plaga de Egipto? ¿Serán familia de Aznar? No, sólo si son cojoneras. ¿Será culpa de ZP o del PP? ¡Fuera minimosca! ¡Fuera de mi monitor!

Fin de la digresión

Insisito en que no estoy hablando de nacionalidades, porque los tenistas, normalmente, no representan más país que a sí mismos (y me parece bien), pero los parisinos sí hablan de nacionalidades y les jode, es un hecho constatado, que gane un español.

¿Por qué?

Porque en los últimos 15 años, Nadal, tres veces; Sergi Bruguera, dos; y Costa, Moyá y Ferrero, una; cinco finalistas españoles con tres finales entre españoles (Costa vs Ferrero; Moyá vs Corretja; Burguera vs Berasategui) hacen que el tenis español sea el dueño de Roland Garros. Esto les duele como los cinco Tours de Induráin.

El último francés que lo ganó fue Yannick Noah en 1983.

Nadal ya es el séptimo mejor jugador de la historia del torneo.

¿No te gusta que ganen los españoles? ¡Toma! Tres tazas.

Pobres franceses. Tiene que ser duro.

X. Bea-Murguía (no aprendas francés, Nadal, que aprendan ellos castellano)

Etiquetas: , , , ,

viernes, junio 08, 2007

El Temita del Viernes: Lalo Mora



Lalo Mora es uno de mis ídolos y a los dioses no se les puede describir porque son superiores a la razón humana.

Lalo es un macho, el sueño de cualquier madre de Nuevo León en México. Con una lírica que conjuga el machismo propio de juglar “cuate” y el populismo a lo “Evo Pueblo”,una de las películas en las cuales X-Bea Murguia y yo queríamos participar como productores y no nos han dejado intereses oscuros en el mercado de la banana. Precisamente, por el tono ancestral, propio de invasor bajito y cabreado de esa España del siglo XV y venideros, Lalo,simplemente Lalo, al que descubrí en Veracruz , artista prácticamente desconocido fuera de las programación de Unióvision o el canal Azteca,es un referente en este, su Blog.

Espero que lo disfruten.
Hormon Wells



Etiquetas: ,

Hay una casita blanca muy bonita en Ciempozuelos


Queridos amigos:

ayer triunfé, una vez más con rotundidad y lluvia de sostenes, en Antena 3 de Televisión Basura, en un programa ciertamente lamentable, del que estuve a puntito de huir, que considera como...

-- Y ahora... ¡UNA FANTÁSTICA NOTICIA! El niño Yeremi Vargas...

...y parece que va a decir que lo han encontrado vivo, pero no. La fantástica noticia es que un capullo aburrido ha hecho una página web sobre el niño para... No sé... ¿Para qué? Para nada de nada. La línea del programa, que lleva el nombre de "Los más buscados", en A3TVB, producido por Paco Lobatón, es amarillismo disfrazado de ONG-Servicio Público. La peor clase.

Así que triunfé, como les he dicho, como triunfaría una gogó en un geriátrico, y después me llevaron a la oficina en un Peugeot 407 SW exactamente igual (salvo porque tenía el volante al lado correcto del coche y lo de correcto lo digo conscientemente), hasta del mismo color, que el que alquilamos en mi viaje por Escocia, con Rodrigo y con Cristóbal, en marzo. Una sonrisa beatífica y zapateril se apoderó de mi boca cuando entré en el coche y me pareció ver el paisaje de Escocia pegado en las ventanillas. Tuve que refrenarme, porque el conductor no habría entendido que le dijera: "Cuidado con el bordillo, que vamos por el pasto, esto no es Nascar, a la derecha y por la izquierda, vamos al castillo de Torrelodones..."

Este precioso flashback se vio interrumpido por el ferretero, un señor que fue al programa a denunciar que "una señorita, y perdonen que yo no hago distingos de género, pero era del género femenino, me robó un cazo aprovechando su fisiología". La primera vez que el ferretero lo dijo, en la entrevista previa al programa, el presentador, Albert Castillón, le preguntó:

-- ¿Sería un cazo grande?
-- O unas tetas pequeñas -dije yo, aunque nadie me había dado pie. Sin duda, Albert estaba proyectando un destete prematuro. Esto también lo dije. Lo que no dije es que "aprovechando su fisiología" lo entendía yo como que había ido al baño a esconderse el cazo en las tetas. Luego el ferretero lo soltó asín, tal cual, en directo. Albert le podría haber corregido el lapsus, pero no. Da más audiencia que el ferretero no sepa distinguir fisiología de fisionomía.

Entonces estaba yo rememorando Escocia cuando entró el ferretero en el coche a joderme el flashback y a contarme un montón de cosas muy mareantes, sin una biodramina a mano ni nada, todo a raíz de que mi intervención le había gustado mucho y que él fumaba en la tienda y "que me denuncien si tienen huevos" que él era supercampeón de pesca submarina y su abuela tiene una moto y muchas más cosas que jamás pensé que una persona fuera capaz de meter en un discurso de menos de un cuarto de hora. Sorprendente capacidad.

En la entrada de la M30 por la N-I, yo llevaba diez minutos mirándole a la gafas de sol (que no se quitó para hablar conmigo), pero sin escucharle, pensando en el castillo de Eilean-Donan, como una cobra encantada por el hilo de su áspero tono de voz, cuando dijo...

-- ...nos siguen.
-- ¿Quién nos sigue? -pregunté sacudiéndome el ensalmo.
-- La Guardia Civil.

Miré atrás pero no vi a nadie. Se ve que la Guardia Civil es muy discreta siguiendo a ferreteros.

-- ¿Por qué nos sigue la Guardia Civil?
-- Coño, por lo que te he dicho -que yo no había escuchado-. Porque estoy amenazado por esos tolerantes.
-- ¿Qué tolerantes? ¿Los del Leroy Merlin?

Esto le hizo mucha gracia, pero se refería a ETA, lo que, al principio, no me hizo gracia a mí. ¿Qué coño hago yo en un coche con un tío amenazado por ETA? Volví a mirar atrás y no vi nada y si había Guardia Civil, el conductor del Peugeot estaba haciendo lo posible por perderlos. Después miré bien al ferretero y pensé: "¡Pobre hombre!" y se me pasó el susto.

-- ¿Dónde les dejo? -nos preguntó el conductor.
-- A mí por Avenida de América -le contesté-. Y a este señor me lo lleva a Cienpozuelos, a una casita que hay allí muy bonita donde le van a tratar a cuerpo de rey y va a estar a salvo de los malos que le persiguen.

X. Bea-Murguía en viernes.

Etiquetas: , , ,

jueves, junio 07, 2007

Soy un ceporro, pero capaz de autocrítica


Queridos amigos:

un poco de ejercicio autocrítico es mucho más sano que ir a un gimnasio, comer ensaladas de rúcola , dejar de fumar, de beber y de todo. De hecho, el ministerio de Sanidad lo sería completamente si hiciera un poco más de ejercicio autocrítico y un poco menos de contorsión gilipollesca en la espaldera. Así se hace autocrítica, sin paños calientes, a rás:

-- Soy un ceporro.

Ven qué fác... ¿Cómo que no? (Un poco de falsa modestia es fenomenal para la autoestima). Que sí, que se lo digo yo, que soy un ceporro cien por cien.

Soy tan ceporro que estoy por montar una asociación ceporra para ser elegido presidente y aprobar unos estatutos o unos principios fundacionales, entre los que destaque, como principal objetivo, pelear contra la puta costumbre de quedarse frito en el sofá. Esto es una gran idea. En cuanto lo organice todo, en plan ONG sin ánimo de lucro ninguno, les paso el número de cuenta para que empiecen a hacer sus aportaciones pecuniarias.

Odio quedarme dormido en el sofá como un ceporro. (Confesar los odios ancestrales e irracionales es buenísimo para el karma). ¡Lo odio! Pero, últimamente caigo constantemente y me despierto allí, hecho un guiñapo, una piltrafa, un ocho, en una postura inverosímil de "muñeco abandonado por su ventrílocuo"(1), como si no hubiera dormido en toda la noche.

La culpa es de mi señora (repartir culpas es lo mejor para la mala conciencia). Ella adora dormirse en el sofá. Es su costumbre más tonta. Dice, para justificarse: "Es que cojo postura y me da pereza irme a la cama". Así que, ahora, con lo del embarazo, como no quiero que se duerma, en vez de acostarme, como he hecho siempre, a horas que son inconfesables (no quiero pasarme con el autodespelleje), me quedo ahí, en el sofá, vigilante, sonriendo impasible como un despertador a las diez y diez.

¿Quién despierta al despertador?(2)

El martes había House. Me encanta el personaje, que es de un cinismo mordaz delicioso, aunque la serie me gusta cada vez menos porque me parece ya de un rutinario insufrible. La podría protagonizar mismamente un señor inglés que se llamara John Smith y que fuera en tren a trabajar con su paraguas y su bombín, tomara su insulso lunch a las 12.05 horas bajo el mismo árbol de Hyde Park y el té a la cinco viendo la BBC y que, en todos estos días univitelinos, se fuera metiendo con todo Cristo. Sería lo mismo.

Soy tan ceporro que recuerdo haber visto las letras en nebulosa y eso que me quedo para ser yo el despertador. Beatriz me jura y me rejura que me despertó para que me fuera a la cama. Soy tan ceporro que no me entero de nada. Soy un ceporro comatoso.

Lo que más odio de dormirme en el sofá es su despertar amargo, que enciende un rescoldo de mala conciencia en ese preciso segundo en que la teletienda, anunciando un aparato de tortura física (ideal para aquellos que se torturan psíquicamente), y la luz de la lámpara baja del salón te dicen, como dos Pepitos Grillos, que te has vuelto a quedar dormido en el sofá como un gilipollas. En el pequeño vahído posterior al sueño, abro los ojos a un tío supercachas lleno de cables y me pregunto si gimnasia pasiva y pasar de hacer gimnasia es lo mismo.

-- Me cago en diez. Que puto ceporro soy.

Miro el reloj que nos regaló mi cuñado, son las cinco y cinco de la mañana, y decido levantarme... del sofá donde he dormido hecho un osario. Voy a la cocina a preparme el café. Activo el microondas, empiezo a darle vueltas a lo que voy a contar en el blog. La respiración tecnológica del horno me ayuda a concentrarme hasta que el pitido del final de la cuenta atrás, que es afiladamente agudo y muy desagradable, me saca de mi ensimismamiento...

-- La verdad es que estoy hecho una mierda -este es mi momento cobarde de cada mañana, ese en que siento una enorme tentación de volverme a la cama (nunca al sofá), lo que, en verdad, es una coartada para no enfrentarme con el pánico atroz al folio en blanco que se apodera de mí antes de ponerme a escribir-. Que mal sienta dormirse en el sofá. Es como si no hubiera descansado.

Miro con indignación el relojito digital del horno: es la 1.30 h.

Vuelvo al salón. Confirmo que las manillas del reloj que nos regaló mi cuñado son muy parecidas en tamaño y forma y me voy a la cama.

-- ¿Has usado el microondas? -me pregunta mi mujer, que aún está leyendo en la cama.
-- Soy un ceporro.

X. Ceporro-Murguía (capaz de autocrítica).

(1) Dice David Torres que Truman Capote describió así a Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir dormidos, apoyados el uno en el otro, completamente borrachos en un sillón.
(2) De "La mesa limón" de Julian Barnes, "¿Quién le corta el pelo al peluquero?", que es una variación del dilema, mucho más preocupante, "¿Quién vigila al vigilante?".

Etiquetas: , , ,

miércoles, junio 06, 2007

Dos recomendaciones: Reig y Faulkner


Queridos amigos:

entre lo mejor que pueden ustedes encontrar en la Red, el Blog de Rafael Reig...

"Mi chica no sabe nada (¡faltaría más!), pero tengo fantasías sexuales en las que interviene Condoleezza Rice, ¿qué pasa? Llámame enfermo, llámame genocida, llámame imperialista".

... es una reflexión corta y profunda (sobre todo, hoy), con un ingrediente fundamental que es muy difícil de conseguir: sentido del humor inteligente... Iba a decir fino, pero quizá el doble sentido de esa palabra hace que hoy no sea la adecuada (Mamá, no lo leas que te vas a escandalizar y luego no me dejas ir con Rafael a jugar).

Se van a mear de risa y pueden ustedes hacer los comentarios que les venga en gana, como en este blog, sin ningún tipo de censura.

Al mismo nivel, un poco por debajo, por razones que serían largas de explicar, he vuelto a leer "El villorrio" de Faulkner, que es una auténtica obra maestra, una historia sublime y maravillosa sobre la mezquindad humana escrita con precisión de ingeniero, que se resume muy bien en la escena del asesinato que, por supuesto, aunque estoy tentadísimo, porque me haría ser todo lo guay que siempre he querido ser, no voy a contar aquí... Me cuesta, me cuesta, pero me voy a morder los labios... Hoy le presto mis cinco minutos a Reig.

X. Bea-Murguía (Ya les contaré lo de los labios, ya).

Pensaba encontrar "Luz de agosto" entre tus libros favoritos, Rafael, no sé por qué me sonaba que una vez lo habíamos comentado y yo había alabado tu buen gusto (que es como el mío, pero mucho más informado). Ahora me entero de otra cosa que compartimos, lo cual no quiere decir que te vaya a frotar la espalda en la ducha (prefiero a Condoleeza): nosotros, quiero decir Luis Blanco Vila y un servidor en su pequeña aportación humilde, modesta y técnica, hemos editado "La muerte de Iván Illich" de Lev Tolstoi en una colección muy bonita en la que llevamos trabajando, sobre todo Blanco Vila, unos diez o doce años... Te llevaré un ejemplar.

Bárbara, muchas felicidades. Un beso.

Etiquetas: ,

martes, junio 05, 2007

ETA es esto

Queridos amigos:

iba a hacer una coña con el comunicado de ETA, pero no me sale y no porque piense que de la retórica retorcida de estos asesinos no es lícito reírse, que sí, que es tan necia, está tan obsoleta, tan caduca; el papel ha sido escrito por alguien tan intrincada e inextricablemente gilipollas; son tantas las mentiras que se dicen a sí mismos para convencerse, que el resultado es de circo de pulgas: no se ve nada y da risa, pero, sobre todo, pena. Mucha pena.

¿Se acuerdan de cuando hacíamos comentarios de texto en COU? Pues este es de nota. El autor podría ser un pistolero hijoputa que, a falta de ideas, perpetra las que tiene tatuadas en esa grabadora que quiere llamar cerebro, pero que adolece de procesos racionales lógicos, que no hace más que repetir proclamas gastadas y resobadas. El perfil, con ese cinismo reconcentrado, es de un De Juana Chaos al que, a falta de apellidos bonitos y con pedigrí (como URGOITI), le han trepanado medio cerebro para ser más vasco. Abajo tienen el resultado. A De Juana le viene bien ese perpetuo gesto de estar oliendo a váter de presidio porque es a lo que huele él. Supongo que, a estas alturas, ya se habrá fugado.

En el inicio tenemos un oxímoron de una complejidad que ya quisiera muchos autores cuando se describen como una organización "socialista revolucionaria de liberación nacional vasca". Es la hostia. En una línea de cinco, cada palabra niega a la anterior. No se enteran ni de lo que defienden: ¡el socialismo es internacionalista! (¿recuerdan? "Arriba pobres de la tierra, en pie famélica legión, etc...") Después de Stalin ya no se pueden juntar las palabras "revolución" y "libertad" sin que uno se acuerde de los millones de muertos que ha generado esa unión y "socialismo nacional" carece completamente de sentido, a no ser que deshagamos el hipérbaton, para que adquiera un significado real, como dicen ellos, sin máscaras:

"De liberación vasca nacional socialista revolucionaria".

Que estos tipos, que hablan a balazos, se atrevan a llamar fascista a Zapatero tiene cojones. Vuelve a ser el momento de los políticos. A ver qué pasa porque, una vez más, ha quedado claro lo que es ETA. A mí nunca me ha engañado. Hablar con ellos es imposible porque no vivimos en un mismo nivel de percepción de realidad: ellos padecen de esquizofrenia paranoide y nosotros no, y no es una broma, ni estoy tratando de insultarles, es que de la lectura de este documento, se puede obtener ese diagnóstico: viven y se creen su verdad paralela.

Sólo me queda recordar, a los que han querido comparar este proceso con el del IRA, que Tony Blair suspendió la autonomía de Irlanda del Norte. Espero, deseo, para recuperar un poco de la fe perdida en mis políticos, un acuerdo PP+PSOE en la mayoría de ayuntamientos vascos y en Navarra. A ver si son capaces.

¿No querían una letra para el himno? Pues yo me sé una cojonuda: "A por ellos, oé".

X.Bea-Murguía (aquí abajo les pego el delirio este).

"ETA, la organización socialista revolucionaria de liberación nacional vasca, desea comunicar lo siguiente a los vascos:


Son tiempos de clarificación. Euskal Herria quiere dar los pasos para superar la actual división institucional y construir un Estado independiente. Son miles de votos en favor del cambio político y social, miles de voces en pro del futuro de este pueblo. También ETA se posiciona a favor del proceso de liberación de este pueblo, un proceso cuyo fin, sin lugar a dudas, será un Estado independiente denominado Euskal Herria. Pero, para llegar a él, será necesario lograr un marco único que incluya Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, y otro que englobe Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa. Así, en último término, con los siete territorios unidos, construiremos el futuro de nuestro pueblo, puesto que está claro que las falsas soluciones que se han presentado hasta el presente no nos llevan a ninguna parte. El futuro está en nuestras manos, y lo lograremos.
Las máscaras han caído. El talante de Zapatero se ha convertido en el fascismo que niega sus derechos a partidos y ciudadanos. Pero no son los únicos. También se les ha caído la tapadera a los dirigentes del PNV, cuyas ansias de riqueza son insaciables. Por desgracia, la libertad de los pueblos se topa a menudo con la traición. En la defensa de Euskal Herria, en la construcción del futuro, han solido recurrir a engaños cada vez que se deben adoptar decisiones firmes. Sin embargo, en esta ocasión a los ciudadanos no les han dado un cheque en blanco para que sigan alimentando el sufrimiento de este pueblo bajo la protección del españolismo. No han 'seducido' sino a los responsables del aplastamiento de los derechos del pueblo, no a los vascos que deseamos vivir en democracia y libertad.
Los ciudadanos padecemos una falta de democracia. Las agresiones contra Euskal Herria, en lugar de desaparecer, se están intensificando y agravando. La Justicia española ha dejado fuera de estas elecciones antidemocráticas a miles de ciudadanos y a la izquierda abertzale, que es el principal activo del proceso. La situación que vivimos en Euskal Herria en la actualidad es un estado de excepción. Las elecciones recientemente celebradas carecen de legitimidad. A la suspensión permanente de actividades armadas ofrecida por ETA, el Gobierno español le ha respondido con detenciones, torturas y persecuciones de todo tipo. No existen las condiciones democráticas mínimas que se requieren para realizar un proceso de negociación.
No obstante, las claves políticas para garantizar el presente y el futuro de Euskal Herria son evidentes: la autodeterminación y la territorialidad; y la semilla que acaban de sembrar miles y miles de ciudadanos traerá una abundante cosecha a nuestro pueblo.
Mientras tanto, reafirmamos nuestra decisión de defender por las armas este pueblo al que agreden por las armas.
Llamamos a todos los ciudadanos a que arremetan contra esta democracia falsa y putrefacta, y a que se enfrasquen con firmeza en la construcción del Estado libre denominado Euskal Herria. Cada uno en su ámbito y según sus posibilidades. Con generosidad y haciendo causa común.
Por último, ETA quiere anunciar que abandona el alto el fuego permanente y que ha adoptado la decisión de actuar en todos los frentes en defensa de Euskal Herria a partir de las 00.00 del 6 de junio del 2007.
Euskal Herria, junio del 2006
".

Etiquetas:

lunes, junio 04, 2007

Un himno con letra


Queridos amigos:

parece que el Comité Olímpico Español se ha puesto las pilas, después de leer este su blog y el nuestro, H. Wells & X.Bea-Murguía (un poco de autobombo siempre viene bien) que ya lo dijo el año pasado, y ha encargado a la SGAE que le busque una autor para que escriba... ¡¡¡UNA LETRA PARA HIMNO!!! Pero, ¿por qué a la SGAE? Esto nos va a costar un huevo y, además, la va a escribir Teddy Bautista. Ya me lo estoy imaginando intentando cobrar un canon a Fernando Alonso cada vez que cante el himno con letra en el podio.

Dicen que quieren hacer una letra para el deporte, sin aristas políticas, que haga del himno un símbolo con el que se identifiquen todos los españoles (y digo yo, ¿qué cojones es un himno sino precisamente eso?), pero, por ridículo que parezca, esta empresa es titánica en nuestro país, donde decir "España" ya es meterse en política. Eso sin mencionar que el título actual del himno no es "Chinda chinda", sino "La marcha real".

Así que un himno con letra para que Rafa Nadal puede cantarla en Rolland Garros. Lo que decíamos nosotros, H.Wells & X.Bea-Murguía (el autobombo no tiene nada que ver con el estado de gravidez de mi señora), el año pasado es que si fuéramos listos, pero no lo somos, aprovecharíamos el tirón publicitario de Alonso, Nadal y Fernando Torres para poner una letra en inglés al himno que animara a los guiris a venir a emborracharse a España...

"Come to Spain to drink a bit sangría and lie in the sun you'll never be so drunk.
Come to the country where you'll be able to do whatever you don't dare even in your house
"
(Ven a España a beber un poco sangría y tumbarte al sol, nunca te pillarás un pedo tan grande. Ven al país donde puedes hacer aquello que nunca te atreverías ni siquiera en tu propia casa).

Esto sería pragmatismo. Podemos meter alguna referencia al sexo para que, cantado por Rafa Nadal, se nos vuelva a llenar esto de suecas... ¡Eso! ¡Vamos, vamos! Denle vueltas que entre todos lo sacamos, nos adelantamos al Teddy Bautista y se lo damos de gratis al COE. Podemos, si les parece, incluso buscar patrocinios con hicieron en su día los ingleses con el "God shave the Queen", patrocinado por Gillette ("Dios afeite a la Reina").

¡Qué bonito! Se me ocurre que podríamos contratar a Isabel Pancoja o a David Bustamanta o... No, no... Mucho mejor... A Enrico Palazzo para que cantara el himno en la final de la Copa del Rey de fútbol (si es Barça-Ath. Bilbao mejor) y saldría en la tele superpuesto a una bandera española ondeando al viento y Palazzo cantando y todo el público en pie, haciendo el coro con el puño en el pecho... ¡Ay quemedá! ¡Que me va a dar!

¡VIVA ESPAÑÑÑÑA! ¡INDURAÍN! ¡RÁUL GONZÁLEZ BLANCO! ¡PEREJIL ESPAÑOL! ¡MÁS BARATO QUE EN ANDORRA!

La iniciativa del COE es loable, aunque ciertamente tonta y prescindible, pero va a resultar la cagada de siempre: van a querer que los deportistas canten con los metales al cuello la palabra España y, entonces, los nacionalistas, a los que, en verdad, les trae por culo el asunto, van a decir que España no, que Nación de Naciones o Estado Español o lo que sea; los comunistas van a querer que sea algo más internacionalista y los del PP van a decir que España, no, que ¡Viva España! es lo suyo y los del PSOE les van a llamar fachas y Mariano va a responder que están vendiendo España al mejor postor y ZP que España será los que los españoles quieran (excepto los españoles que voten al PP que no pueden opinar porque son unos fachas)... En fin, que se va a liar seguro.

Yo ahí dejo mi propuesta que es esa, en inglés, para fomentar el turismo, que son pesetas (no lo olvidemos) y en la versión larga, alguna referencia sexual con Rafa Nadal para que las playas se nos llenen de suecas otra vez... ¡Viva Suecia!

X. Bea-Murguía (¡y a mí que me hace gracia cuando en los partidos de la selección el estadio tararea el himno! Me parece mucho más original que "La marsellesa" o que el "God save the Queen").

Etiquetas: ,