martes, septiembre 29, 2009

El pajín, la Pajín

En Cádiz, este verano, escuché a un camarero gritar:

-- ¡Un Coca-cola!

Me hizo tanta gracia que adopté la expresión y ahora siempre pido "Un cocacola". Me recordó a mi abuela Mari, que siempre decía "Dame la manito" de esa manera tan tierna.

La mar, el mar. La puente, el puente. La pajín, el pajín mental...

Estas cosas están bien, pero que Mariano Rajoy, para hablarnos de los impuestos, diga "¡Los chuches!"... ¡No! Eso no. Mariano, eres un antiguo y esto te pierde. Mira que podrías tener razón, pero... ¡LOS chuches! ¿Alguno de ustedes se imagina a Rajoy comprando gominolas? ¡Qué manía de salirse de su registro a un territorio por el que se mueve de manera farragosa! Si uno del PP tiene que hablar de impuestos, que ponga los GARBANZOS de ejemplo, no LAS chuches.

Que deje LAS chuches para los pijos y pijas, como Leire Pijín, que, además, cumple mucho mejor con su papel, que no es confundir géneros sino generar confusión. Pajín consigue que haya millones de lerdos que se crean que el esfuerzo de solidaridad de los que más tienen con los pobres consiste en subir el IVA.



Porque, no sé si a ustedes les ha quedado claro, pero el gobierno sube el IVA... ¡1 euro! Nada más. Es verdad que es un impuesto que no distingue ni la clase social ni el poder adquisitivo de quien lo paga y que va a todos en la misma cuantía, con un poder igualatorio equiparable al de la muerte en la poesía de Jorge Manrique.

Pero sólo es un euro de nada. En el fondo, ZP está pasando el cepillo, la hucha del Domund, la campaña del garbanzo... Una cosa muy solidaria el IVA. Sí, sí. Es como cuando Lola Flores le pedía una peseta a cada español para pagar la multa que le había puesto Hacienda. Igualico.

Lo que le pasa a Pajín es que tiene madre, pero no tiene hijos, y está muy lejos de la realidad, como casi todos los políticos que viven en su mundo, tan lejano al día a día de las personas normales. Pajín no tiene ni idea de que comprarse una camisa ni es un capricho ni hay familia española que compre UNA camisa y la comparta a razón de tres horas cada uno.

Pajín vive en el glamour de la nueva gauche divine, donde habita la izquierda pija, que es de modelón y de portada del Vogue. No gasta sempiterno jersey de lana gorda, que no es moda pero ayuda contra los rigores de la cárcel franquista, como Marcelino Camacho, y por eso no sabe, ni sabrá jamás, que a los niños hay que renovarles el vestuario dos y tres veces al año, porque los muy cabrones tiene la puñetera manía de crecer y de arrastrarse por el suelo y de jugar al fútbol. Y ya no es UNA camisa.

Mariano Rajoy saca el desafortunado ejemplo de LOS chuches, pero Pajín nos ha llamado imbéciles a la cara, porque el gobierno prevé recaudar 10.000 millones de euros más y no vamos a tocar a un euro por familia, como nos quiere hacer creer. Tocamos a bastante más. Yo he hecho otra cuenta, que creo que es mucho mejor:

10.000 millones/50 millones hab (que no llega, pero bueno)= 200 euros (per person)...

Familias de 4 miembros (como la mía) = 800 euros MÁS al año.
Familias de 5 miembros (como mis vecinos) = 1.000 euros MÁS al año.

Si sumamos los 400 euros de deducción con los que ZP compró los votos en 2008 y que ahora, vaya por Dios, resulta que era otra trola... Aunque se veía venir, incautos.

Familias de 4 miembros (como la mía) = 1600 euros MÁS al año.
Familias de 5 miembros (como mis vecinos) = 1.800 euros MÁS al año.

A no ser, claro, que decidamos no consumir. En tal caso, pagaríamos mucho menos aunque probablemente la economía española no lo resistiría.

Expertos en economía habrá que me digan que estas cuentas están muy mal hechas, pero a mí me convencen bastante más que las que ha hecho Leire Pajín Mental. El esfuerzo de solidaridad que le pide ZP a mi familia me va a costar 1.600 euros MÁS en 2010.

Y eso que yo no soy rico (ni mucho menos).

A mi vecino Ignacio, que tiene un hijo más que yo, la solidaridad que pide ZP para su política social le va a costar unos 1.800 euros... Es un gesto de solidaridad del que no debemos quejarnos, porque lo hacemos por la política social del gobierno, pensando en aquellos trabajadores que se han quedado sin empleo y que tienen que mantener a su familia...

Como Ignacio.

X. Bea-Murguía (+IVA)

Y esto no acaba aquí. Que el PP puede decir misa, pero el alcalde de Tres Cantos, M.A. Folgado, del PP, ha decidido que el valor catastral de mi casa pase de 70.000 a 140.000 euros, así, de forma unilateral y por la cara con lo que mi IBI va a pasar de 250 a 500 euros porque sí, porque lo ha decidido él, paulatinamente de aquí a 2018.

Voy a sumarlo a mis cuentas. Por si alguno del PP quiere decir que no hay que subir los impuestos.

Familias de 4 miembros que vivan en Tres Cantos (como la mía): 1.850 euros al año (en 2018).
Familias de 5 miembros que vivan en Tres Cantos (como mis vecinos): 2.050 euros más al año (en 2018).

lunes, septiembre 28, 2009

Casi todos de acuerdo

Espero que hayan ustedes aprovechado el fin de semana para recuperarse anímicamente del profundo shock psicológico que la foto de las zapateras con botas les haya podido causar. Yo he tenido que irme al pueblo a reflexionar hondamente sobre el asunto, a hacer terapia de grupo con cuba libre, a mitigar fumando cualquier conato de trauma que, debido a mi tierna edad, pudiera en el futuro llegar a convertirse en un serio problema psicopatológico.

Parece mentira que España, tan bipolar siempre como refleja el anuncio promocional de RTVE, se haya puesto de acuerdo en algo. Este es, sin duda, un mérito más que sumar al diálogo y al talante e, incluso, si me lo permiten, a la alianza de civilizaciones. Zapatero, tus hijas nos han puesto de acuerdo (albricias): la foto es terrible.


¡Y cómo ha funcionado la mala leche! En eso no nos gana ni la Alemania de Ángela Merkel.

De hecho, yo sólo he oído a tres personas manifestarse en contra de la corriente, tsunami diría más bien, de críticas a la indumentaria de las hermanas Rodríguez.

Ha sido casi unánime, porque la cuestión no es si se puede o no se puede ir así vestido como una opción personal, que por supuesto que se puede.

La cuestión es ¿qué hacía las hijas de Zapatero en Nueva York? ¿Han ido a título personal? ¿Quién ha pagado ese viaje? ¿Las ha recibido Obama por su cara bonita?

X. Bea-Murguía

viernes, septiembre 25, 2009

El fotochó

La discusión que se ha desatado en Francia sobre el uso del photoshop es el colmo de la estulticia, de la que ya es imposible elogio ninguno. El gobierno Sarkozy quiere prohibir el empleo del retoque fotográfico para que los franceses descubran que, en realidad, Carla Bruni es un cranco.

¿Dónde vamos, Dios mío? A una sociedad de necios.

A la mayoría de los franceses se la pela (en francés, “se la mâme”). Creen que el gobierno Sarkozy tiene otras cosas mucho más importantes en que pensar. Otros, para mí incomprensiblemente, están a favor, yo no sé si empujados por la envidia o porque, sinceramente, ellos creen que el retoque fotográfico hace que el mundo sea más injusto.

Yo no lo sé, aunque sospecho que el mundo no sería mejor sin photoshop. Lo que tengo claro es que los franceses no tienen este problema.


Si lo tuvieran, estarían a favor de un photoshop mucho más radical.

X. Bea-Murguía (el lunes, le daremos la vuelta al asunto)

jueves, septiembre 24, 2009

Un domingo no actualizado por el baloncesto

La semana pasada decidió que actualizaría su nuevo blog, CLUS, los domingos. Sólo los domingos. Bastante que tiene un blog. Nos damos con un canto en los dientes. Bastante que ha abierto un blog... O, más bien, que se lo ha abierto Antonio Romar, porque él solito estaba a punto de hacer caer toda la blogosfera en el intento. Vil Gueits es así, es capaz de eso y mucho más. Denle un garaje y un ordenador a Vil Gueits y verán que, en media hora, no sólo no ha conseguido enchufar el ordenador sino que, además, se las ha compuesto para que el coche no arranque porque tiene un troyano.

Ahora bien, denle un boli y una cuartilla. Dénselo e intenten cerrar la boca después.

Por eso estaba yo el sábado empujando el día, deseando que llegara el domingo o mejor que, por una vez, fuera domingo antes que sábado. Nunca un sábado se alargó tanto. Pero llega el domingo y veo que no actualiza el blog.

Y nunca un domingo fue tan larguísimo.

No habrá podido enchufar el ordenador, pensé.

Habrá pillado un troyano su calendario.

Llega el lunes y el lunes, eso seguro, los poetas curran (para poder dar alimento al cuerpo que sólo del espíritu no se vive). Es normal que no actualice.

-- ¿A qué te has dedicado el domingo? ¿A mirar el infinito con un cigarrito (apestoso) de esos que tú fumas en busca de inspiración?
-- A ver el baloncesto.

Llega el martes. ¿Dijo los domingos o uno de cada dos domingos? Dijo los domingos, estoy casi seguro. Me acuerdo porque nos reímos de la ocurrencia. No dijo nada de actualizar los martes. Ni uno de cada dos martes más los domingos que no hubiera baloncesto.

Si quieren leer poesía, cada domingo que no haya baloncesto, algún martes y cuando le brote al poeta, el blog de Álvaro Muñoz Robledano. CLUS.

http://amrclus.blogspot.com/

Recomendación de la semana. ¡Y déjense de leer porquerías!

Por cierto que ayer fue el cumpleaños de Bruce Springteen. 60 tacos. ¡Qué cabrón! Si fuera negro y tuviera tetas, yo diría que va camino de ser el nuevo Tino Turner... ¡Ambos cantan con la nariz! En fin, 60 años pareciéndose a Víctor Muñoz, dando vueltas por el mundo con su guitarra, con la E st. Band y con su prognatismo neardenthal. Felicidades. Aquí, dos de las canciones que más me gustan de Bruce.



Fire y Cover me



X. Bea-Murguía (cada uno vale para lo que vale. Álvaro no vale para la informática y otros no valemos para nada).

Hoy iba a hablarles del telediario, de photoshop, de la máma de Leire y del hombre bala de Cali (impresionante documento), pero ya ven...

Lean, lean...

Los novios abren el baile

La adolescente contempla en un espejo lejano su imagen asexuada a pesar de los tacones y el maquillaje. No ha llamado la atención de nadie, aunque no siente la frustración que se sabe obligada a sentir.

Ha salido a la calle a fumar a escondidas.

La sala de banquetes es el último edificio de la ciudad. Al cruzar la calle no encuentra otra acera, sino la tierra seca, reventada en terrones, la maleza quemada y cortante.

En unos pocos segundos los zapatos se han cubierto de polvo ocre; uno de los volantes de su vestido se ha desgarrado con la tabla desgajada de un cajón.

No ha entendido el gesto del brindis.

martes, septiembre 22, 2009

Los hombres que odian a las mujeres (una agitada noche)


Desvelado, después de una larga y agitada noche, decido cerrar el primer tomo de la Trilogía Millenium, "Los hombres que no amaban a las mujeres", de Stieg Larsson, para siempre. De un portazo. Le he dado una oportunidad de cincuenta páginas y estoy aún mucho más sorprendido, no por el libro, que es exactamente lo que me esperaba, sino por su éxito.

"Los hombres que no amaban a las mujeres" es un libro robótico, correcto, con menos adornos que un mueble de IKEA, funcional, aburrido y tontuno. Es como la selección alemana de fútbol: sí, gana, es verdad, pero parece que se saben el partido de memoria, que no hacen nada que no esté escrito en un guión previo. Ni una bobada, ni un gesto cara a la galería, ni un adorno, ni un puto lazo. Por favor, ya no me den más la murga con Larsson. Yo soy de Diego Armando Maradona.

Para empezar, la traducción del título es sospechosa de cagarro municipal y bienpensante. "Män som hatar kvinnor" significa "Los hombres que odian a las mujeres", no "que no amaban". Es que no coincide ni el tiempo verbal y no es una casualidad. "Odiar" y "no amar" sólo son sinónimos en la estrecha mente encorsetada del dueño de la ocurrencia. Yo a ustedes, a la mayoría, no les amo, pero eso no significa que les odie. Por favor. Si aceptamos que odiar y amar son antónimos (que yo no lo creo tampoco), intentemos creer que hay una escala intermedia.

¿Qué tiene el libro este, además de un diluvio de adverbios estresante? Que plantea una intriga facilona desde el inicio, del tipo Cecilia, "cada 9 de noviembre, como siempre y sin tarjeta, le mandaba un ramito de violetas". Pero, no me digas que se pasa el hombre recibiendo flores 44 años y no lo pilla, no tiene ni idea de quién es ni por qué le manda flores, cuando todos los hombres sabemos que las flores se mandan para pedir perdón.

También sabemos que una flor es la representacion de una mujer.

Pero tienen que pasar 44 años para darse cuenta de algo. ¿De qué? ¡Ah! Si lo quieres saber, te lees todo el tocho este. Pues paso, la verdad, puedo vivir sin saberlo.

Lo que tienen estos libros tan gordos es que no se pueden leer en la cama. Ayer mismo hablábamos sobre la irrupción del libro electrónico, que yo creo que sí que va a tener éxito, aunque en ese momento no caí en que mucha gente, mucha, mucha, aprovecha ese ratito previo al sueño para leer.

"Los hombre que odian a las mujeres", con sus 665 páginas (una página más y hubiera aceptado como explicación el pacto con el demonio), volvió a caer al suelo a la dos de la mañana, haciendo un ruido de tambor o de derrumbe de edificio o de pisada de tiranosaurio. Así ha comenzado mi noche agitada, que ha dado con mis huesos delante de esta entrada.

Ahora pienso que a mí el libro electrónico me iba a durar una noche nada más, que tendría que poner almohadones (y divanes) al pie de la cama para salvaguardarlo del tedio. En esto no han pensado los fabricantes.

Me he desvelado. Así que lo he recogido y he empezado la historia de Mikael Blomkvist, que tiene un inicio aterrador:

"El juicio, inevitablemente, ya había terminado y todo lo que se había podido decir estaba ya dicho".

Vertiginoso.

Comparen: "Me lo recomendó su ginecólogo. Paradójico: el mejor urólogo de la ciudad es francés. Dr. Jean Claude Vigneron: CITAS CONCERTADAS. Concerté una". "Epopeya del bebedor de agua". John Irving.

Recuerdo que en quinto de EGB, en el cole, hacíamos un ejercicio que a mí me encantaba. Consistía en escribir historias que después leíamos en clase, siempre protagonizadas por nosotros y nuestros amigos. Contábamos aventurillas, épicas futbolísticas... Los asuntos que preocupan a los niños de 11 años. Me gustaría saber dónde andan esas historias. Me enternece recordarlo al leer el siguiente pasaje, con GLOSA JAVIERENSE.

"Mikael Blomkvist estaba pasando unos días con una amiga en la casa de campo que los padres de ella tenían cerca de Katrineholm. Ni siquiera cuando fue interrogado por la policía pudo explicar con exactitud por qué había relacionado los hechos (en verdad no quiso), pero en el mismo momento en que escuchó la noticia le vino a la mente un grupo de cuatro chicos instalados en una casa situada a unos doscientos metros de la suya. Un par de días antes, cuando él y su amiga iban camino del quiosco de helados, los había visto jugando al bádminton en el jardín. ¿Jugando al bádminton en el jardín? ¿Y eso es sospechoso? Menuda excusa... Pasar por delante del jardín cuatro veces en un día, con la excusa de que vas a comprar un helado (en Suecia). Eso sí que es sospechoso. Ya sé por qué no ama a las mujeres: porque ama a los hombres (sudorosos).

Lo único que vio fue a cuatro jóvenes rubios y atléticos, ¡Ah!, en pantalón corto y con el torso desnudo. ¡Ooooh! Resultaba evidente que eran culturistas, ¡Mmmm!, pero había algo más en aquellos jugadores de bádminton que llamó su atención, ¡Aaahhh!, quizá porque el partido se estaba jugando, a pesar del sofocante calor provocado por un sol abrasador, ¡Ooooohhhh!, con una energía tremendamente intensa. No parecía un simple pasatiempo. ¿Quieres saber lo que hacen estos jóvenes musculosos con el mango de la raqueta? Manda GAYSUECO al 4445 y recibe el tórrido final de la historia de los jugadores de bádminton.

No había ninguna razón objetiva para sospechar que se tratara de atracadores de bancos, salvo que uno de ellos hablaba como el Pato Donald, pero, aún así, Mikael cogió los prismáticos y el papel de wc, dio un paseo y se sentó en una colina con vistas a la casa, que en ese momento (lástima) parecía vacía. Llegaron al cabo de unos cuarenta minutos, cuando a Mikael ya se le había pasado el rollito, y aparcaron un Volvo en la entrada. Parecían tener prisa y cada uno llevaba una bolsa deportes, tal vez un indicio de que simplemente, habia estado nadando (y guardando la ropa). También llevaban máscaras de personajes de la Disney, un indicio de que habían estado en una fiesta haciendo un numerito como el del bádminton, pero Mikael, por puro instinto, sospecho algo raro. Sin embargo, uno de ellos volvió al coche y recogió un objeto que cubrió inmediatamente con una cazadora. Incluso desde el lugar en el que se encontraba, relativamente lejano, Mikael pudo ver que se trataba de un auténtico AK4, de los de toda la vida".

Tremendo.

A las cuatro se ha vuelto a caer el puto libro al suelo, con su resonancia de metal pesado, de plomo. Se ha despertado mi hija, mi mujer, el vecino... Bueno, bueno, bueno. Yo ya no me he vuelto a dormir. Tenían razón: Stieg Larsson es tan adverbial que estresa y arranca el sueño. Poner tanto adverbio con sufijo en -mente es perjudicial para la salud.

Me voy un rato a la cama.

X. Bea-Murguía ("Mikael Blomkvist, cuyo nombre completo daba la casualidad que era Carl Mikael Blomkvist".¿Daba la casualidad? Esto es terrible. ¡El mundo es un pañuelo! Aunque quizá sea otra intriga que se resuelva al final del libro. ¡A que me lo leo!).

lunes, septiembre 21, 2009

La guerra no es la única mierda, ni la peor

Lunes. Cada vez me gustan más los lunes. No sé si les he contado que en 35 días, es decir, cinco semanas, clavado, me voy de vacaciones a... ¡Ah! ¡Que no se lo había dicho! Pues, ándele.

Y es que hay mucho que decir, el tintero está a rebosar, como si se hubiera recargado de mala leche durante el fin de semana. Me preguntó por qué la selección española de baloncesto pierde con Serbia en la primera fase y después le gana la final de 20 puntos. Es raro eso, ¿no? Digo pasar, en una semana, diez días, de botar el balón como la palma de la mano abierta, como los niños pequeños, a ser los putos Harlem Globe Trotters. No insinúo nada. Sencillamente, no creo en los milagros.

Cabe preguntarse también quién y por qué ha decidido en El Mundo que la crónica del concierto de Juanes, Miguel Bosé, Víctor Manuel et alter en La Habana, "El concierto por la paz", se publique en la sección de Cultura del periódico y no en la de política internacional u opinión. Juanes, ese gran artista conocido por su canción "Pican, pican los mosquitos, pican con gran disimulo, unos pican en la cara y otros pican en el cuuuuuuuuando yo era pequeñito...", organiza un concierto por la paz en el sitio donde más da por el culo a la paz, que es en La Habana. ¿Por qué no lo ha organizado en Kabul o en Gaza? No, ellos, en Cuba.

De lo mejorcito del evento, las declaraciones de profundo calado de Miguelito Bosé sobra la guerra. A mí me ha cambiado completamente el concepto. Dijo (redoble de tambores): "Sueño con la paz, la concordia. La guerra es una mierda. Los conflictos también". Vale, macho. Te has lucido.

"La guerra es una mierda. Los conflictos también". ¿Qué sabrá Miguel Bosé de la guerra si no ha sido en su vida otra cosa que un niño de papá? Aunque, a lo mejor, Bosé se refiere a otra clase de conflictos... ¿Que habrá querido decir su subconsciente? ¿Nos habrá hablado del conflicto generacional o del conflicto sexual interior de cada uno?

Aunque, ya que hablamos de toreros, si ayer domingo hubo una estrella en el coso televisivo, ese fue Sánchez Drayó. Bestial. Delirante. En cinco minutos de programa, los cinco primeros minutos, junto a una Mercedes Milá que, esta vez sí, había ido a la peluquería, pero, claramente, se había olvidado la medicación en Quitapesares, pasan de meterse con el tabaco a, quince segundos después, vanagloriarse de haber probado todas las drogas.

Acojonante. Mercedes Milá, ese dechado de coherencia, defendiendo "Gran Hermano", que es un programa que demuestra que la guerra no es la única mierda, ni la peor.

Que todos los enemigos que tengáis en vuestra vida sean como estos dos, que hoy dicen A y mañana Z, según les sople el aire. La madre que los trajo al mundo. He decir, empero, que Sánchez Drayó me divierte porque dedica cinco minutos de prime time a la ecografía y al diagnóstico de SU próstata y porque su programa es como la torre del homenaje de un castillo medieval: él es el rey indiscutible y su hija Ayanta, la princesa, que admira a su padre pero marcando la distancia; tiene también a Jodorowsky, que a ratos es mercachifle, buhonero y vendedor de crecepelo y a ratos el mago Merlín y a Fernando Arrabal, que, claramente, hace de bufón.



X.Bea-Murguía (Sólo les faltaba el asado encima de la mesa redonda).

jueves, septiembre 17, 2009

Hormoncito

El turismo sexual tiene sus horas contadas, salvo para los que buscan algo distinto e ilegal, en Filipinas y Cuba. Las autoridades danesas, ese precioso país vikingo que tiene un himno tan parecido al español, han hecho público un vídeo para la promoción del turismo en Dinamarca que, básicamente, lo que nos viene a decir es que si eres hombre y quieres meter, puedes ir a Copenhague a tapar hoyos. Para las mujeres no hay nada allí. Se ve que no quieren que se les llene el país de rajas y se resquebraje Jutland.

Aunque ya han retirado el vídeo oficial, varias copias siguen dando vueltas por la red (como no podía ser de otra manera). En él se muestra a una rubiaca norteña, más bien flaca y dentona pero que si te viene de primeras, bien arreglada, abrazada por la misteriosa penumbra de un bar y con un par de copas... Bo Derek... Lleva un nene en brazos de nombre August.

El País lo cuenta muy bien CLIC

El resumen es: "Nos conocimos en un bar y me dejaste este souvenir. No sé cómo te llamas ni de donde eres, pero aquí estoy, muerta de risa, jeje, dándole el biberón a August".

Yo he estado en Dinamarca, un país precioso, pero fui con mi señora. Hormon estuvo el año pasado y es bastante latin lover. No quiero decir nada, pero August tiene un poco de morrito y se le ve que el chaval es espabilado, se agarra al biberón como si fuera una teta... Las rubias de fregadero alto se le dan bien a Hormon... No sé... Es sospechoso.

Este es el vídeo por si haces más memoria que ella.



Y por si acaso alguno de ustedes es de Burgos, se lo voy a traducir.

"Hola, me llamo Karen y soy danesa y no sé de qué me río. Este es mi bebé, su nombre es August, se lo puse en honor a su padre, que no recuerdo cómo se llama, pero que se quedó bien a gusto el cabrón. Estoy haciendo este vídeo porque quiero encontrar al padre de la criatura, así que si estás por ahí y ves esto, que sepas que este mamoncete es tuyo. Nos conocimos hace un año y medio, en el Custom House Bar [o algo así], cuando tú estabas de vacaciones en Dinamarca. Yo me estaba yendo a casa y creo que tú habías perdido a tus amigos y me llevaste al río... a tomar una copa. Esto es muy embarazoso [y que lo digas] pero no recuerdo de dónde eres [un niño así de sano sólo lo hace un Alfredo Landa, coño, chinita] ni me acuerdo siquiera de tu nombre, Juan Diego. Sí que recuerdo que estuvimos hablando sobre Dinamarca y sobre la fama de liberales que tenemos las danesas así que, como fuiste muy gracioso [Ay, Hormon, Hormon, eso te pierde] diciéndome que tenías el pito como un calabacín [que pensé yo que lo dirías por el color o porque en tu país los calabacines son como los pepinillos] decidí mostrarte que lo que habías oído por ahí era cierto [al menos, en mi caso]. Fuimos a mi casa y, en fin, espero que tú te acuerdes porque yo... Me hice la muertita como te mola... A la mañana siguiente, cuando me desperté, tú te habías pirado [ladrón]. Na'te debo, na' te pido. Yo no estoy loca ni esto es ninguna clase de obsesión contigo. Realmente, sólo quiero que sepas que August está aquí, que existe y siento que os lo debo a ambos. Quiero que sepas que yo no soy un pendón, n inada de eso, que soy muy honrada, y que sé que es tuyo porque no he estado con nadie más y porque el niño tiene el pito como un pepinillo. Menudo rollo que he soltado, pero si estás ahí fuera y ves esto o alguien que lo vea puede echarme una manilla, por favor, contacta conmigo. Voy a poner el emilio al final del vídeo, así que escríbeme, no seas cobarde y pecador".

X.Bea-Murguía (inocente)

PDT: "Hola soy Karen, de nuevo, y este sigue siendo August. Espero que te hicieras mirar, porque lo del niño, vale, me lo quedo, pero lo de las purgaciones no te lo perdono".

"Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.
Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.
No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo
la luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena,
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios".

miércoles, septiembre 16, 2009

Un principio de autoridad

Esperanza Aguirre está decidida a repartir tricornios entre los profesores, y muchos lo aplauden, increíblemente, a pesar de que asoma bajo la medida un deje tradicionalista, más que caduco, fósil; un poso con saborcillo a rancio y con olor a pellejo de mandarina, que me recuerdan que, una vez, los poderes fácticos de este país fueron el clero y el ejército.

Les recuerdo a todos ustedes que los que fundaron ETA no son hijos de la LOGSE, que parece que ahora todo es culpa de la nueva educación, sino de colegios de curas, de castigos físicos, de orejas de burro y de una formación con otros eufemismos (que cursilería y corrección política ha habido siempre).

Llama mucho la atención lo rápidamente que ha salido al paso José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, a decir, no que le parezca mal (que no, que les parece muy bien a todos), sino que Aguirre no puede hacerlo por una cuestión competencial. Alonso nos habla de competencias, cuando él mismo no acaba de encontrar la línea que separa la portavocía del Grupo Socialista en el Congreso (poder legislativo) de la portavocía del Gobierno (poder ejecutivo). Pero, bueno, esto es otro tema.

Yo he sido profesor en un colegio. Sí, sí. Hace ya... Bufff... Ni lo diré. El primer año tuve dos grupos, uno de segundo y otro de tercero de primaria. En el de los pequeños, había un niño cabrón (pobrecito mío) de nombre Rafaelito, que era un saboteador de ocho años. Nada que hiciera valía para tenerlo controlado, nada funcionaba: si lo echaba de clase, que entonces sí que se podía, tenía que andar pendiente de que no se me fuera a dar vueltas por el colegio (que lo hacía); no valía con él ni razonar, ni gritar, ni castigar... En fin. Yo no soy pedagogo. Eran clases extraescolares de inglés y ni podía con él y ni estaba autorizado el uso de diacepán ni de cinta americana como solución.

El resto de la clase, al retortero de Rafaelito, acababa completamente descontrolada. La gente piensa que veinte niños son más difíciles de dominar que uno, pero es al contrario. Veinte niños bien se entretienen juntos. Uno que se aburre o que quiere llamar la atención (como Rafaelito, pobrecín, qué cabrón que era) es capaz de destrozarte. Puedo presumir de que esos veinte niños, ese año, no aprendieron ni a decir Hello, hello, my name is Rafaelito.

Los mayores, sí. Con el mismo profesor, y el mismo método, estos aprendieron lo que tenían que aprender y nos lo pasamos muy bien. Fue, además, muy reconfortante porque los niños de ocho y nueve años te quieren un montón. Era buenísimo para mi autoestima pasear por la patio del colegio y encontrármelos, ese año y posteriores, porque venían como locos a saludarme y a darme besos.

Los otros, nada.

Rafaelito, que hoy con 27 años probablemente sea broker o agente antidisturbios y que si ha aprendido inglés habrá sido porque sus padres lo hayan mandado interno a Eaton cinco o seis años, tenía una madre que, incluso, puso una queja contra mí en el APA (hoy, AMPA). A mí, no me costó mucho explicar en la secretaría del APA (hoy AMPA) que Rafaelito era un joya, porque venía ya explicado de serie: como en su casa no lo aguantaban, tenía extraescolares todos los días hasta las diez de la noche (inglés, francés, alemán, judo, kárate, cose y borda, guitarra, violín, cimbelón, canto gregoriano, filosofía zen...) y Rafaelito ya era muy conocido en la secretaría del APA (hoy AMPA). La mamá había venido a hablar conmigo y yo le había dicho que su hijo era un joyón (por no decirle que era un hijoputa, que igual se lo habría tomado a mal la señora) y que no había aprendido nada de nada.

Como si yo hubiera sido el único en admitirlo. Habría entendido la queja de los padres de los otros niños, pero esta señora tenía que saber ya que su nene era un cabrón con pintas.

Si mi madre, Begoña Urgoiti Fernández de Viana Izarzugaza y Zurbitu, hubiera venido de mi cole de escuchar de labios de un profesor mío que soy un joyón (no ya un hijoputa), no habría tenido campo para correr. Y ésa es la diferencia. Ni la LOGSE ni la Ley de Autoridad, ni tricornios ni alzacuellos. Los padres y las madres, nosotros somos los únicos culpables. Los niños no van al colegio a ser educados, sino a aprender inglés, matemáticas, lengua, canto gregoriano, filosofía zen, cose y borda, taekwondo, esgrima y geografía.

A lo mejor me equivoco, pero la educación y los valores se aprenden en casa y se enseñan con el ejemplo. No se puede delegar esa responsabilidad, porque es tan necesario para nuestros hijos como darles de comer, porque es prepararles para que sepan enfrentarse a un futuro duro e incierto.

X. Bea-Murguía (si no quieres que tus hijos fumen, no fumes delante de ellos).

martes, septiembre 15, 2009

Bas Jan Ader.Conceptualismo o estafa.

andóbal.

(Del caló).
1. com. Persona cualquiera que no se nombra. U. m. en sent. despect.


Chusma tercermundista:

Me cuenta Sidonie Roberts,vídeo-artista londinense,incomprensible en el vestuario y en el acento y que pasa unos días invitada en mi casa antes de presentar su vídeo creación en Croacia que el motivo de su visita a la ciudad no es otro que poder pasear por los mismos canales que su admirado Bas Jan Ader.

Neófito en vídeo-arte y en performances,productos desarrollados más o menos durante los setenta y ochenta,decido preguntar por el andóbal y sobran palabras porque Sidonie ya tiene preparado en su monísimo Netbook de ultima generación varias piezas del Señor Ader.

Me reafirmo en haber perdido la fe definitivamente en el arte contemporáneo, entre otras cosas he decidido matricularme en Historia del Arte para comprender estos entuertos, esa lengua secreta que prentende definir e interpretar la temática de los artistas del siglo XX.

Porque Bas Jan Ader es un conceptualista,un artista del concepto, de la idea, del significado como algo central sin importar el formato u objeto en el que se crea la obra.

En otras palabras: el artista conceptual si quiere crear se basa en una idea independientemente del formato final de la obra: pintura,escultura etc... Siguiendo el hilo lógico pongamos como paradigma y tema artístico la idea de prostitución.Uno monta una casa de lenocionio con sus suripantas,su barra,sus cuartos,su tipo en la puerta y entonces el sujeto se plantea la cuestión :Se trata de una casa de putas?.

La respuesta es no.Se trata de arte conceptual o ya en plan snob se trata de idea art.El artista ha transgredido la frontera de lo real convirtiendo un lupanar en obra de arte.

Se justifica por tanto el siguiente enunciado: Voy a a ver una obra conceptual a la A-1 denominada "Climax".


Los retales biográficos de Bas Jan Ader son los típicos de un hombre blanco del primer mundo que habla la lengua del imperio british y dedicado al arte durante los setenta.Lo que significa dinero para gastar con becas en centros prestigiosos y la posibilidad de practicar la enseñanza para poder subsistir muy dignamente.

Y en un determinado momento,los sajones, que inventan o reinventan mitos se fijan en este tipo, muerto en extrañas circustancias mientras intenta cruzar el atlántico y los estudiantes de arte como Sidonie investigan en su obra.

Se puede decir que Ader intenta mezclar la tragedia y lo cómico en la mayor parte de su obra, no es nada original por lo tanto,Polichinela y Arlequín ya cumplen ese papel en la Divina Comedia, pero goza del beneficio de la duda por ser desconocido.

Personalmente me parece repugnante ver a un tipo mal nutrido,decadente y globalmente desagradable en su creación "I'm too sad to tell you" pero nada comparable al ridículo adolescente y punible en otras creaciones como "Fall 2" y "Broken fall".

Saquen sus conclusiones:

1) Fall 2:



2) I am too sad to tell you



En fin...


Hormon Wells.

Etiquetas:

¡Viva la RPC de Madrid (al cielo)!

Si a mi ordenador le sale hoy de la disquetera, quizá pueda publicar una entrada.

A ver si hay suerte.

Quería hablar sobre la voluntad popular, otro intangible, inabarcable e inasumible en nombre del cual se hacen muchas tonterías. Como si de verdad existiera.

Pongamos una situación que podría ser real. Un madrileño tiene un accidente de moto del que sale vivo (de milagro), aunque con una pérdida de masa encefálica de, digamos, un 25%. ¿Qué hace este madrileño capitidisminuido?

Fundar el Partido Independentista Madrileño. Que nadie se me ofenda, eh, que noto que hay mucha depresión postvacacional o mucha frustración sin airear. Es un suponer, no una etiología.

Pongamos otra situación que podría ser real. Madrid sufre una invasión extraterrestre; se descubre que Ruiz Gallardón era su avanzadilla y que las obras de Serrano escondían la adecuación de una pista de aterrizaje para ovnis. Los extraterrestres abducen al 25% de la población adulta de Madrid, les hacen mil sevicias en sus laboratorios volantes no identificados y los devuelven a sus casas, pero también capitidisminuidos.

¿Qué hacen estos madrileños? Votar en las elecciones al accidentado del supuesto 1.

Se desarrolla toda una teoría sobre el hecho diferencial madrileño, su historia aparte, su lengua (el cheli), el victimismo histórico de un pueblo oprimido, algún héroe legendario martirizado por el opresor... Y no vale el Cojo Manteca, que tiene que ser alguien más medieval o legendario. Un Wilfredo el Piloso pero de Torrelaguna. Raúl González Blanco tampoco vale. En fin, si no damos con alguno, nos lo inventamos que toda esta parafernalia es muy necesaria para el nacimiento de un nacionalismo. Por supuesto, la historia de Madrid empieza a contar desde donde dicen los nacionalistas madrileños. Faltaría más. No vaya a ser que venga Bin Laden y reivindique el origen musulmán de Majerid...

Pongamos que los extraterrestres vuelven... "Se nos ha olvidado trepanar en un sitio"... y, al final, consiguen que el PIM gane las elecciones. Y la cosa no para aquí. El PIM se pasa la Constitución por el forro (que ahora, al parecer, es de fachas defender la Constitución) y monta una consulta: el pueblo, capitidisminuido, expresa su voluntad (popular) de disgregar la Comunidad de Madrid del resto de España.

Nace la República Popular Capitidisminuida de Madrid (al cielo) que, además, reclama oficialmente a las autoridades españolas, con capital en Valencia, la soberanía de La Granja de San Ildefonso, la comarca de La Sagra, Seseña, El Casar, Javea, Benidorm y Calpe. Y al gobierno británico de Su Majestad, Gibraltar.

Esto es lo que a algunos les parece tan legítimo. Mi voluntad popular me dice que yo puedo ser lo que quiera, pero, además, tú vas a ser lo que yo diga. Ésa es mi voluntad popular.

Un supuesto más. A la alcaldía de la preciosa localidad de Tres Cantos, Madrid, llega alguien que no ha sido abducido por los extraterrestres y decide sondear, con normalidad democrática, la voluntad popular de los tricantinos... Los tricantinos queremos ser españoles, así que nos disgregamos de la RPC Madrid y nos unimos a España, como respuesta lógica, democrática, normalizada, de la voluntad popular de los tricantinos...

Porque, ¿quién delimita la voluntad popular? ¿Cómo se puede trazar fronteras en la masa?

Pero la cosa no termina ahí. Llegan los habitantes de la Primera Fase de Tres Cantos y, en expresión de su voluntad popular, deciden que pasamos de Tres Cantos y que nos unimos a la RPC Madrid. Es que en la primera fase de Tres Cantos somos más capitidisminuidos que en la Segunda Fase.

Pongamos ahora que la expresión de la voluntad popular de los habitantes del sector Pueblos de Tres Cantos es otra distinta y así, con el rollo circular, muñeca rusa, del cuadro dentro del cuadro dentro del cuadro, llegamos hasta el punto de que el Frutero, que no es un capitidisminuido (ni mucho menos), monta un referendum en su casa y, siguiendo el ejemplo de su amigo Risto Mejide, funda la República Independiente de su Despacho y que le den por el culo a todos.

Su mujer se abstiene de ir a votar al referendum, más que nada, por no oírle.

Tan expresión democrática de la voluntad popular es eso como la consulta de Arenys de Munt. Tiene el mismo valor, porque insisto: ¿dónde está el límite de la voluntad popular? ¿Cuántos habitantes se necesitan para conformar esa voluntad popular?

X. Bea-Murguía (ahí te lo dejo, Frutero).

lunes, septiembre 14, 2009

Bienvenidos a Tandaobieng



¡Qué pedazo de lunes! ¡Qué lunes más bonito! Hemos tenido un fin de semana completo, con fiesta, amigos, pistolitas, piscina, jurgol (¡qué poco me gustan los domingos sin fútbol!)... ¡Ay, qué bien! Y lo mejor de todo, lo que hace que este lunes sea un pedazo de lunes, bonito, bonito donde los haya es que hoy, ¡por fin!, vuelve Rodrigo al cole y que ayer, ¡cojonesyá!, se acabó el cachondeo, el desmadre, el libertinaje y el pito del sereno.

Haría una larga, larga entrada sobre la indecencia de las vacaciones escolares, absolutamente desquiciadas y fuera de toda lógica (y no me vengan con que me acuerde de cuando yo era niño, que ni me acuerdo, ni me quiero acordar). Hoy a todos los políticos cantamañanas se les va la fuerza por la boca con el cuento de la conciliación de la vida laboral y familiar, algo con lo que es imposible no comulgar y que, por eso, es una bandera que agitan todos los partidos, pero llegan las vacaciones escolares...

Casi 20 días en Navidad; 10 días en Semana Santa y del 23 de junio al 14 de septiembre en verano... ¡HASTA EL 14 DE SEPTIEMBRE! ¡Con dos narices! ¿Tan difícil es ofrecer una solución? Yo creo que no. Hay dos maneras de arreglarlo: o me recortan las vacaciones de los niños a la mitad (pero quiero decir recortar, no redistribuir) o me duplican las mías. Y yo no me quejo, que tengo mucha ayuda, pero aquellos que no tienen la misma suerte que nosotros, ¿cómo lo harán? Alguna día tendrán que dejar a sus hijos solos en casa o en el maletero del coche... ¿Qué haríamos los padres de hoy sin cinta americana? Estaríamos perdidos.

Todo llega y el 13 de septiembre, por la noche, mi mujer y yo nos sorprendemos a nosotros mismos relajados, viendo la tele, con los niños acostados y dormidos... No se vayan a pensar: yo adoro a mis hijos, pero me gustaría que durmieran 16 horas diarias, porque eso es bueno para el desarrollo cerebral.

Ayer comenzó, además, un programa que me gusta y que les voy a recomendar, aunque es una chorrada como un piano: se llama "Pekin Express". Ya es la segunda edición, pero para el que no lo conozca, básicamente se trata de una carrera por etapas (en esta edición van de Pekin al Himalaya) por parejas, en las que los concursantes tienen un presupuesto de un euro al día y una mochila cada uno: con eso se tienen que buscar la vida para moverse, dormir y comer, pidiendo ayuda a la peña que se van encontrando por el camino.

Es un concurso de mochilerismo. "Aventureros", les llama la presentadora. "¡Aventureros, aquí!".

Los "aventureros" salen de Pekín y van pidiendo ayuda a los chinitos, que son tan amables que varios tienen la suerte de que, no sólo los invitan a comer y se los llevan a su casa a dormir, es que les leen un cuento antes de acostarse, les invitan a desayunar... Les llevan en coche a la siguiente etapa que creo recordar que es una ciudad que se llama Tandaobieng...

-- Aventureros, bienvenidos a Tandaobieng...

Son aventureros aguerridos y se lo curran mucho, buscándose la vidilla, con gran esfuerzo, jugándosela a dormir en donde sea, en la calle si hace falta, pero, como es un concurso, los últimos en llegar a Tandaobieng, cogen su petate y a casa.

¡Eliminados!

Y, entonces, lloran pero, digo yo, ¿por qué llorarán? ¿No son "aventureros"? Pues que cojan la mochila y, de la misma, se vengan andando a España haciendo autostop, con el ay payo dame un euro pa'comer y el déjame dormir en tu casa. ¿O es que necesita al cámara para ir de aventura mochilera por el mundo? Que se hagan la ruta de Marco Polo, que pasa por Afganistán. ¡Eso sí que sería una aventura y no que te cojan dos peluqueros chinos, con el pelo requemado y con mechas caoba, y te lleven a Tandaobieng!

X.Bea-Murguía (Tandaobieng, bonita ciudad)

jueves, septiembre 10, 2009

A ver si reaccionamos

De todas las técnicas de manipulación que existen, hay una infalible que formuló, en su día, Goebels: "Una mentira repetida cien veces acaba pareciendo una verdad".

Lo malo es que las autopistas de la información, los medios digitales, los móviles, satélites y toda la chatarra tecnológica que tenemos ahora no ha hecho perder fuerza a esta técnica. Al contrario: se ha amplificado.

Porque ahora es mucho más fácil decir tonterías ante un público. Véase, sin ir más lejos, el caso de este blog.

O véase el caso de la ministra Jiménez que, en fin, qué quieren que les diga: para tener una ministra Curra Jiménez, no echamos a los franceses. Dicho esto con todos mis respetos a todos los Jiménez del mundo (menos a Juan Ramón), que a algunos de ellos, como a la parte de mi familia Jiménez que lo son de toda la vida o a Pepita Jiménez o a mi nombre es José Jiménez de Scott Glen los quiero, los considero y los tengo en alta estima.

La ministra Jiménez dice:

1.- Que la legislación española sobre tabaco es la más blanda de Europa.
2.- Los españoles están maduros para una nueva prohibición.
3.- El 70% de los españoles está a favor de la prohibición total de fumar en hostelería.

Y como hemos citado a Goebels, ahora vamos a citar a Winston Churchill:

"Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas".

1.- Hoy por hoy, las legislaciones más duras respecto al consumo de tabaco en la UE son la inglesa y la española. Todas las legislaciones europeas, TODAS, admiten excepciones a la prohibición de fumar en hostelería. TODAS. Incluida la inglesa. La más cachonda es la belga que permite fumar en aquellos locales de hostelería que estén destinados a "socializar".

Las únicas legislación europeas que han prohibido el consumo de tabaco, sin opción intermedia, en ese lugar en el que los ciudadanos vamos obligatoriamente todos los días durante un porrón de horas (que es el centro de trabajo) son la española y la inglesa. Porque al bar no es obligatorio ir.

Y, claro, como nos lo repiten, una y otra vez, los mamporreros de la industria farmacéutica, nosotros nos hemos creído ya que estamos a la cola de Europa en esto y ésa es la espada de Damocles que tenemos encima, el cascabel que nos hacen sonar para que reaccionemos.

Pero no es ni mucho menos cierto. Ni estamos en la cola de Europa, que estamos a la cabeza, ni entiendo que hay de malo en estar en la cola de Europa en recorte de libertades.

Es más: el Parlamento Europeo, el año pasado, se dotó de un presupuesto para habilitar espacios para sus señorías fumadores en sus sedes de Bruselas y Estrasburgo. La cola de Europa... La cola de Europa... La cola es lo mejor de Europa, qué coño.

2.- Jiménez, NO SE ESTÁ MADURO PARA MÁS PROHIBICIONES. La cosa es al contrario: cuando uno es maduro, sabe manejar mejor su libertad, administrársela para intentar navegar entre los derechos y libertades de los demás. Cuando uno es menor de edad, como no es maduro, se le prohíben las cosas.

3.- En estadística, normalmente, se pregunta en función de la respuesta que se quiera obtener. Una pregunta sin opciones podría dar ese resultado, no lo dudo, pero si la pregunta se hubiera hecho bien, con opciones intermedias, la respuesta habría sido que "El 90% de los españoles está a favor de la separación de espacios". Lo que es lógico, porque respeta los derechos de todos.

Lo sé porque el nosotros hemos hecho esa encuesta. La hacemos cada tres años y van cuatro veces.

Perdonen que les hable de esto en el blog. Saben que no me gusta, pero tienen ustedes ahora dos opciones:

OPCIÓN A.

Asobinar la testud con lo que nos traiga Jiménez, sin hacer nada de nada, salvo quejarnos cuando ya estemos en la puta calle fumando, con madurez, eso sí.

Esto es lo que ha pasado hasta ahora, que no reaccionamos. No hacemos nada y es incomprensible. No se trata de montar la de Pozuelo, pero sí de sacudirnos de encima este síndrome de Estocolmo que nos atenaza: fumador, tú no te mereces que te prohíban fumar; tú no eres un problema; al contrario, tú pagaste el año pasado más de 10.000 millones de euros en impuestos.

Reacciona: no permitas que los demás decidan por ti.

OPCIÓN B.

Empezar a movernos. Utilizar los medios a nuestro alcance para negarnos a esta nueva prohibición, cada uno a su nivel, desde los medios de comunicación, internet, blogs, hasta Facebook, donde se pueden hacer muchas cosas.

Por ejemplo, ¿eres miembro ya del grupo de Facebook Club de Fumadores por la Tolerancia? Yo he visto grupos de Facebook, por ejemplo, "Contra la prohibición de fumar en hostelería". ¿Te mueves por ahí? ¿Participas? ¿Das tu opinión?

¿Tienes un blog? Protesta, aunque te lean diez personas, que cien blogs de diez personas ya hacen mil. Tienes acceso a los medios de comunicación: utilízalo. Da tu opinión.

Porque una cosa sí que les garantizo: la prohibición viene.

Hay quien está MUY interesado en que así sea y no va a cejar, no va a parar, hasta conseguirlo.

X.Bea-Murguía (perdonen, última vez).

Y, ahora, un minuto de publicidad por cortesía de la revista Ronda Iberia:

"Cómo hacer un viaje más confortable y saludable.

TABACO

En todos los vuelos de Iberia está estrictamente prohibido fumar. En el caso de que sea usted un fumador habitual y crea que la prohibición le puede producir malestar, debería consuiltar con su médico la posibilidad de llevar sustitutos de la nicotina, como chicles y parches. El volumen de aire en las cabinas se regenera totalmente cada tres minutos".

¿Lo pillan? ¿Lo pillan?



¿No le ha quedado claro, con lo de la Gripe A, hasta qué punto hay intereses comerciales no declarados detrás de todas las autoridades sanitarias, desde la OMS hasta la consejería de salud de su CCAA?

¿Acaso no sabe que los chicles y parches de nicotina NO SON MEDICAMENTOS para dejar de fumar, sino sustitutivos del tabaco para aquellos espacios, cada vez más numerosos, en los que no se puede fumar?

¿No se da cuenta usted de que las asociaciones médicas antitabaco están echando el resto (con falsedades como que un trabajador fumador le cuesta 1.500 euros más a su empresa) para que los empresarios no dejen a sus empleados salir a la calle a fumar, no en defensa del derecho del no fumador, sino en defensa de un interés comercial no declarado?

miércoles, septiembre 09, 2009

Ir de putas es de derechas

Menos mal que tenemos luminarias españolas (o catalanas, ya no lo sé) que nos dictan con nitidez cómo hay que comportarse para ser y parecer progresista, de una izquierda inmaculada, pura, casi diría yo que divina.

Ya en su día Zapatero dijo aquello de "beber mucho y fumar no es de izquierdas", que es una frase para el mármol de los tiempos. Ahora Pilar Rahola (¿por qué no apagaré la radio cuando la oigo mentar?), que despliega lo mejor y lo más granado del "pensamiento raholista" todas las tardes en "La radio de Julia" (Onda Cero), nos aclara que "la derecha quiere regular la prostitución, que los mafiosos se pongan corbata y sean empresarios y que coticen a Hacienda (sic). La izquierda queremos la prohibición".



Esta mujer, que hace gala de una ignorancia y de una soberbia fuera de lo normal, asegura que todas las prostitutas son esclavas sexuales en manos de mafias rusas; no sabe diferenciar (porque es una demagoga y no le interesa) la trata de blancas de la prostitución; insinúa que ir de putas es algo que hacen los de derechas, no esa izquierda de vestimenta inconsútil, vaporosa y angelical; y, sobre todo, es tan necia que cree que si se prohibiera la protitución se acabaría con las mafias de tráfico de esclavas sexuales (que por supuesto que existen).

Entre tú y yo, Pilar: las mafias ya están prohibidas. No son legales.

Y si se prohíbe la prostitución, las mafias no van a decir "¡Ah! ¿Que lo han prohibido? Pues lo dejamos". Todo lo contrario.

Entre otras lindezas que dijo ayer, fue muy bonito y enternecedor el: "Y así acabar con las mafias que obligan a estas chicas a vender su cuerpo y su alma". Su cuerpo, vale, pero... ¿Su alma? Parece mentira que Pilar Rahola no sepa que hay muchas maneras de ser zorra. El alma la venden aquellos que sacan escaños con ERC y montan un partido por su cuenta, una vez que están en el Congreso. Aquellos que hoy piensan una cosa y mañana, según paguen, piensan otra.

Esta izquierda que proponen Pilar Rahola y ZP se parece, cada vez más, al Vaticano: carece de vicios, es pura y vívida, se pasa el día agitando las hagiografías de sus mártires y cada vez resulta más cerrada y doctrinaria. Les falta sacar de procesión el brazo incorrupto de Pablo Iglesias.

Por cierto, Pilar. No hace falta ir a setas para saber que existen el níscalo, el caballero, la seta de cardo, la amanita muscaria y la cesárea.

X. Bea-Murguía (¿Por qué me fustigaré escuchando a esta ? La próxima vez, apago la radio y punto).

martes, septiembre 08, 2009

Como niños

Como aficionado a la ironía, cada vez que leo "Bolsa caca" (así, sin coma) me siento insultado. Yo no sé ustedes, pero es que yo tengo 37 años y soy capaz de leer frases de hasta cinco palabras sin perderme.

La ironía es la más sutil, inteligente y difícil manera de enviar un mensaje, lo que pasa es que necesita un esfuerzo de comprensión por parte del receptor. Por eso, tengo que darle la razón a un señor que, en una ocasión, me dijo: "En comunicación, la ironía es muy bonita, pero te la metes por el culo". Porque lo cierto es que la gente, normalmente, no pilla nada que vaya más allá del significado literal de las palabras. Si Renfe pusiera un cartel en el Cercanías que dijera: "Usted siga sin lavarse y a los demás que les den por saco", más de uno vería su conducta reforzada.

Los niños pequeños y los idealistas son muy duros para la ironía. Unos, porque se toman demasiado en serio; los otros, porque sólo conciben conceptos simplistas (respectivamente). A estos colectivos hay que darles la frase ya masticadita, el significado ya digerido.

Pero yo, antes que la gripe A, encuentro que es una terrible pandemia ese complejo de Peter Pan en el que está inmersa la sociedad, con una infancia y una juventud superprotegidas, demasiado alargadas y sobrevaloradas.

La peña no quiere crecer, huye de toda responsabilidad, sin caer en la cuenta de que la verdadera libertad está encadenada a sus consecuencias, es consciente, informada, dueña de sus actos y responsable. La libertad es madura porque valora el mayor número de opciones posible antes de tomar una decisión y eso requiere un esfuerzo mental.

Todo este rollo que he metido, con perdón, viene a cuento porque estoy indignado con la campaña "Bolsa caca" que, además de incierto, injusto y mal redactado (¡cómo cojones se puede ser tan torpe de redactar mal una frase de dos palabras!), nos trata como a niños de teta con esa reducción a lo simple.

El que ha pensado el lema está de acuerdo conmigo en que somos una sociedad de niños pequeños y que, por tanto, hay que ir al simplismo conceptual para que el mensaje llegue. "Bolsa, caca". Sin embargo, es un zote.

Todo lo que triunfa en nuestra sociedad, hoy por hoy, es así: simplista, diseñado para niños pequeños, facilón, que todo el mundo lo pueda comprender, masticadito, que no haga falta esfuerzo alguno para digerirlo y, por tanto, FALSO, IRREAL, MENTIRA.

En literatura, triunfa Harry Potter y "La sombra del viento".

¡¡¡¡En cine, los dibujos animados!!!! ¡¡¡¡Y van los tíos y te quieren convencer de que son películas para adultos porque hacen dos chistes que los niños no pilllan!!!!

En música, Alejandro Sanz y "No es lo mismo ser que estar" y "Tengo el corazón partío" y "Eres el aire que respiro"... ¡Qué complejidad en el concepto! ¡Qué currao! ¡Que predazo de poeta! Me cala hasta los huesos.

En política, lo que se lleva es el mensaje tipo "¡Nenes!¡Que viene el coco!".

Voy a obviar a Stieg Larsson porque resulta que ha salido Vargas Llosa en El País "defendiéndolo", aunque, en verdad, yo creo que lo ha acabado de hundir, diciendo: "Con todo lo que yo he leído, con todo lo listo que yo soy, no puedo comprender cómo algo tan malo como la trilogía Millenium me tiene enganchado". Yo te lo explico, Mariete, hombre: por la misma razón, tampoco comprendes aún por qué perdiste las elecciones contra el japo.




Estamos en plena involución: cuanto más se empeña la psicología en que con los niños pequeños hay que razonar las cosas, dar motivos, explicaciones que sean no demasiado complejas, pero que tengan una lógica, peor nos tratan el Estado y los medios de difusión.

Háganme caso: "Bolsa caca" es un insulto a su inteligencia.

Aparte de que es mentira. Las bolsas de plástico son imprescindibles, por ejemplo, en ese día de sol en que mi madre fue a comprar naranjas y después a la peluquería y, en el ratito en que estuvo echándose mechas y haciéndose la permanente, mientras leía la crónica de Casa Real de la revista "Diez Minutos", al cielo le dio por encapotarse... ¡y mi madre sin paraguas! ¿Quién le sacó del atolladero? La bolsa de plástico.

Y un día que fui a la nieve y se me calaron las botas y los calcetos, ¿quién me calentó los pies? La bolsa de plástico.

Y si tienes un accidente de moto y el quitamiedos te arranca un brazo, ¿qué necesitas interponer entre el miembro amputado y el hielo mientras vas camino del hospital, a toda leche, para reimplantarte el brazo? ¿Eh? Una bolsa de plástico.

Y cuando uno se pierde en el desierto y necesita crear condesación para obtener agua y no morir de sed, ¿qué necesita? Una bolsa de plástico.

Y si vas al Carrefour, auténtico motor de la campaña "Bolsa caca" (así, sin coma) y quieres llevarte la compra a casa, ¿quién te echaba una mano antes? La bolsa de plástico. ¿Qué hay que hacer ahora?

¡¡¡ PAGAR !!!

Por lo que antes era gratis, ahora hay que pagar.

No sé si salvaremos al planeta, pero nos va a sacar la pasta por todos lados.

Pero no será con "Bolsa caca", porque el que ha diseñado la campaña es un zote que desconoce que según Freud para los niños pequeños la caca es el primer tesoro.

X. Bea-Murguía (sed buenos, niños).

lunes, septiembre 07, 2009

Un sí rotundo

He pasado un intenso fin de semana, como ustedes y ustedas van a comprender, porque el viernes se casaron mi hermana Uxía y mi cuñado Miguel y han venido a Madrid a pasar el fin de semana largo todos mis hermanos, sobrinos, cuñados, padres, madres y mi tía Carmen... Ha sido fantástico. Viva mi familia. Os quiero.

Alguna foto habrá por ahí.




El primero de mis amigos en casarse, Pablo (no se casó solo, que lo hizo con Marga) marcó un poco la tendencia de lo que habría de ser mi comportamiento en una boda: tomarme una caña tranquilamente, cenar a gusto con unos cuantos amigos o con la familia, un poco de vino quizá, un pacharán o un cognac, un puro, una copilla en el baile... Tal vez, dos...

Quitarme la corbata... Todo muy normal.

En la boda de Pablo y Marga me echaron del hotel. Bueno, nos echaron del hotel a mí y a su primo Toneti. Lo que pasa es que como la puerta era giratoria, según intentábamos salir, uuuuuuuuups, nos volvíamos a meter.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAAJA... Abrazados, sujetándonos de la gravedad de nuestras carcajadas, como si fuéramos amigos de siempre. Que ya lo éramos, por supuesto.

El portero nos volvía a acompañar y nosotros, por la puerta giratoria, uuuuuuupsss...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJA... ¡Qué buen recuerdo! No fue nada premeditado. Surgió.

Si preguntamos a la gente que fue a la boda de Pablo y Marga, la mayoría la recuerda como una fiesta muy divertida... Eso sí, recordaré toda la vida a Felipe Sánchez, a la sazón padre del novio, diciéndome: "Ya os casaréis vosotros, ya".

Y sí, sí. Sí que me casé. Va para diez años.

Todo el mundo me dice que mi boda fue un juergón de los buenos, la gente cantando, Isaías baila que baila que te bailaré, Alain y Kike haciendo la trainera en la mierda, mi suegro fumando, la barra libre constantemente renovada, mi hermano Mitxu y mi cuñado Diego abrazados diciendo "Ya somos familia oeoe", el Relojero pagando cuando era gratis y llevándose las copas por la cara cuando había que pagar, una muñeca hinchable que se llamaba Silvia... Nos echaron a las seis de la mañana del Rancho de la Aldehuela y la gente quería seguirla.

En la boda de Javi y Esther... Sin ninguna premeditación, sacamos todo el mobiliario de su tálamo del hotel a la terraza. Nos colamos en la habitación con la intención de meter el colchón en el armario, pero como no cabía y vimos que la terraza era tan amplia... La puerta la abrió Pablo con su DNI. Pablo, el buen chico.

Mi cuñado Miguel, para que no queden dudas (muy bien, Miguel, muy bien) soltó un sí rotundo, alto, claro, que se escuchó en toda la sala de plenos con el eco de las aguas que van por su debido cauce, por donde más y mejor se disfruta del río que es la vida. Su sí, incluso, superó en contundencia al de Pablo, perdonadme, amigos, pero a los demás os recuerdo timoratos y cagapoquitos. Pero Pablo, con eso de que es infante de marina, dijo un sonoro "SÍ, QUIERO", tan militarote que aún no sabemos si dijo "SÍ, QUIERO" o "SÍ, SEÑOR".

Algunos, muy malos, aseguran que dijo lo segundo y que, desde entonces, es el rey de la fregona. Yo no creo tal cosa.

En la boda de mi amigo Rodrigo, que fue en marzo... Todavía con la corbata puesta...



video



En la de Mitxu y Ana quizá se me fue un poco la mano con el DJ, pero es que era clavado a Luis Enrique. Clavaíto. Así que fuimos Freddy Mercury y yo... Que a la boda de mi hermano vino Mercury, ¿qué pasa?... Fuimos a pedirle que pusiera "Show must go on" o "Once to live for ever" y se negó. Mi hermano me dice que me pasé con Freddy, pero yo, que queréis que os diga, si no quiere que le reconozcan, que se afeite el bigote para ir a la boda de mi hermano.

En la boda de Nacho y Begoña, cuando ya estábamos en el baile y no habíamos conseguido calentar la boda, el cachondo que hacía el vídeo me reto a entrevistar a los invitados... "Ya que eres periodista", me dijo. Y me dio un micro y todo... Y unas gafas de sol. En mi salsa. Creo que mis entrevistas sólo se ven en la parte censurada del vídeo (aprovecho para pedirle a Nacho una copia).

En la de Ernesto y María, como se iban de viaje de novios a continuación del baile, insistimos en acompañarles al aeropuerto y la liamos allí. Yo pensaba que de los aeropuertos echaban a la gente descontrolada, pero ya les digo que no.

Sentía un poco de presión, porque, de pronto, tuve la certeza de que la gente estaba esperando a que yo hiciera algo que no suelo hacer: reventar bodas premeditadamente. Yo no me transformo en Mick Jagger de forma intencionada, no me hago un plan meticuloso "a las 2,05 horas, hacer el mono sin pantalones"... Yo no hago esas cosas, aunque alguna vez haya hecho el mono sin pantalones en alguna boda de algún hermano.

Hasta el DJ de la boda del viernes tenía una foto mía encima de la mesa...

Espero no haber defraudado. Eso sí, me lo pasé muy bien bailando "Vertigo" de U2 con mi hijo Rodrigo.


Pues no.

X. Bea-Murguía (esa novia guapa)

jueves, septiembre 03, 2009

AAAAAHCHUS



Ha sido llegar a Madrid y, hala, me he pillado un catarro pandémico por culpa del aire acondicionado, que me mata. Yo creo que deberían prohibirlo, o algo, porque es terrorifico, es una amenaza real para la salud pública, allí donde quiera que triunfe ella, reina de los ángeles, tan abstracta, intangible, ubicua e idolatrada salud pública.

Ya está bien de tanta cursilería, donde haya un ambiente bien cargado, en el que si apenas sobreviven las personas mal lo tendrá un virus de mierda, que se quite el hedor a antiséptico del hospital. ¡Viva el sudor! ¡Viva la humanidad!

Parece mentira, pero es así, que con el calor que hemos pasado estos días, vaya yo estornudando por la calle, con un punto de mala leche, lo confieso, aplicando un volumen equivalente al barrito de un elefante en celo.

¡¡¡¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH CHUUUUUUUUUUUSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!

La peña se pega cada susto a mi alrededor, cada sobresalto que alguno casi se cae a la vía del tren. Soy un biohazard con patas y un poquito cabrón. Soy capaz de provocar una avalancha humana en el metro o que alguno se quede seco, fulminado por un paro cardiaco. Estoy por comprarme una mascarilla porque la gente está como loca con la estupidez de la gripe A, que sólo es el negociete de unos cuantos. Al tiempo. Ya hoy han salido los médicos diciendo que bueno, que quizá se haya exagerado un poco con el asunto...

¿Un poco? Según la OMS tenemos todos un pie en la tumba. ¿Se han encomendado ustedes a Dios? ¿Han terminado todo lo que tuvieran pendiente?

Tal vez la Gripe A sirva para que la gente empiece a hacer más pedorretas a cada anuncio, convenio o recomendación de la OMS, ese Vaticano de la nueva religión del siglo XXI que es el culto a la Salud.

¿Por qué la OMS no hace nada contra los aires acondicionados? Hagámosle todos una sonora pedorreta y a fumar, coño, que el mundo se va a acabar.

El martes, en la cola para pagar el aparcamiento de Chamartín, me sobrevino ese picorcillo en la nariz que anuncia un gustoso y profundo estornudo, de esa clase que te obliga, por la inercia, a doblar el espinazo y te deja las vías respiratorias limpias como una tubería recién estrenada.

¿Cómo desaprovecharlo? ¡Menudo desperdicio! ¡Con el gusto que da un estornudo de ese calibre!

AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH CHUUUUUUUUUUUUUUSSSSSSSSSSSSSS

Una señora que pagaba en esos momentos en la máquina de al lado me miró exoftálmica, aterrada, como si acabara de ver la cara tumefacta de la peste.

-- Tranquila, señora -le dije, un poco arrepentido de haber adoptado el papel de asustaviejas-. Sólo es un catarro.
-- Por supuesto, por supuesto- me constestó la mujer con gran dignidad.
-- Eso sí -añadí-, es un catarro A.

A de Aire acondicionado.

X. Bea-Murguía (besos, abrazos y miasmas pa'tós).

miércoles, septiembre 02, 2009

En la penumbra

No me gusta Juan Benet, me aburre (lo siento), pero ayer volví a Región en el Tren de Alta Velocidad, que es otro coñazo insufrible... Quiero decir que fui a Valladolid atravesando el Mar de Castilla, sumergido en un submarino ferroviario que surca a toda leche los fondos marinos de la tierra de pinares donde he pasado el verano.

Es curiosa esa otra visión del mismo camino. Cuando vas en coche, le dices a los niños: "¡Mirad el Tren de Alta Velocidad!" que pasa a toda pastilla, inalcanzable. Cuando vas en el TAV, cruzando ese paisaje íntimo sin poder evitar la melancolía del verano, piensas: "Mira, Ortigosa de Pestaño... Nava de la Asunción... Coca...", que pasan por la ventanilla como han pasado las vacaciones, inalcanzables.



Fui a Valladolid a participar en un debate de la tele de Castilla y León y, después, de la misma, TAV y de vuelta a Madrid y a la hora de cenar en casa. Para esto, hay que reconocerlo, el TAV es maravilloso. Para viajar en tren es una puta mierda, pero para ser yuppie que raya el infarto es fantástico. Aunque, imbécil, me fui de casa atropelladamente y sin lectura, no me importó porque cuando viajo en tren, además de leyendo, relleno perfectamente mi tiempo hilando el paisaje con mis pensamientos (ya que no fumando, claro).

El tren salió de la estación de Campo Grande a las nueve de la noche, cuando empieza a anochecer. Me arrebujé en el cómodo sillón, tratando de aislarme de los chillidos del matrimonio octogenario bilbaíno y sordo que viajaba a mi derecha, y me dispuse, a falta de Vasili Grossman, a leer absorto, leto, mi regreso por el paisaje de Segovia.

Pero, mi gozo en un pozo, en el TAV, de noche, uno viaja como en una especie de laboratorio en el que el viajero es una cobaya humana a la que le aplican un tercer grado y te ves, de pronto, en una sala iluminada hasta el dolor, rodeado de espejos detrás de los que no sabes si baila el paisaje o si hay unos tipos con gafas de sol esperando una confesión.



Pasó el revisor (o quien sea que no te revisa nada pero te da caramelos):

-- Disculpe.
-- Dígame, caballero.
-- Yo prometo confesar hasta lo que hacía con aquella francesa de intercambio en el desván de mi casa de Murguía, pero ¿podrían bajar un poco la intensidad de la luz interior de los vagones? Intento ver el paisaje y no consigo ver más que a un tipo mal afeitado.
-- No se puede, señor. Motivos de seguridad.

La seguridad. Ya empezamos a joder. La seguridad es otra mierda que impide a la gente disfrutar. ¿Acaso los señores de RENFE ignoran que no puede haber vida con tanta luz? Las mejores cosas de este mundo siempre, siempre ocurren en la penumbra. En el caso del tren, ¿qué mejor manera de alcanzar el orgasmo de la contemplación que con la visión fantasmagórica del pérfil de Segovia iluminado en el fondo de la noche?



Así pasó que, en Abades, provincia de Segovia, las prisas me obligaron a pillar un resalte de carretera que, por su mal diseño y peor ejecución, me hizo temer por la integridad de mi coche. Seguí todo recto, camino de Otero de Herreros sin que, en principio, le hubiera sucedido nada al coche.

Cené con Jesús Llano y con Fran González Nieto en Alborán. Fumamos un Partagás Sublime que ya está todo dicho. Bebimos una copilla (una sólo) y a la una de la madrugada, nos fuimos cada fumador a su agujero, satisfechos, reídos, cenados, pletóricos. Ya en el túnel de María de Molina, regularmente iluminado, me di cuenta de que algo extraño sucedía en el coche: el resalte de Abades había dado al traste con mis luces... En la conexión de la M40 con la carretera de Colmenar, donde unos focos de campo de concentración (o de interior de un vagón del TAV) normalmente te deslumbran, me entraron ganas de sacar un mechero por la ventanilla para ver algo. No había estado inmerso en una oscuridad tan desconcertante desde mi primer buceo nocturno en Fuerteventura. La sensación era la misma.

Cuando llegué a Tres Cantos... Sí... Ellos... Con la lamparita meneándose de arriba a abajo, indicándome que me detuviera.

-- Buenas noches -me dijo el guardia-. ¿Qué tal ve? -me preguntó sin mirarme y sin más preámbulos.
-- Bueno -vacilé por un instante, valorando si podría merecer la pena hacerme el tonto, el que no se ha dado cuenta de que va sin luces, aunque concluí que lo mejor era confesar abiertamente-. No veo una mierda, la verdad.
-- No me extraña. No lleva luces.
-- Sí, es que he pillado un resalte mal hecho y no me he dado cuenta hasta que se ha hecho de noche... Pero usted sabe que las mejores cosas de este mundo suceden siempre, siempre en la penumbra, ¿verdad?
-- Sí, sí. Claro. Carnet de conducir y ficha técnica del vehículo, por favor.

X. Bea-Murguía (que no, que no me multó).

martes, septiembre 01, 2009

Vuelvo (al espejo)

Queridos amigos,

les voy a confesar varias cosas. La primera es que estoy un poco harto de esta fórmula epistolar a la que me he encadenado de la manera más estúpida. Fuera. No la usaré más.

La segunda, que he tenido que hacer un ejercicio serio de memoria para recordar la clave de acceso al blog. ¡Tanto tiempo ha pasado! Joder, sí.

La tercera, que me he desenchufado tanto en estos meses de verano (de todo menos de lo mío) que no recuerdo quién es el presidente del gobierno. ¿A que les da envidia? ¡No me lo digan! ¡Qué dichoso soy en la ignorancia! Donde abunda la sabiduría, abunda el dolor y a más ciencia, más sufrimiento.

¡Ah joder sí! ¡Ya me he acordado! Es Mr. Bean. Puff. ¡Qué pereza!

Ha pasado el verano. He estado en Sevilla, en Cádiz, en Zaragoza, en Pamplona, en Santander, en Oviedo, en La Coruña y hoy me voy a Valladolid. He ido a bucear a las Islas Cíes y a jugar al golf a Moimenta, a Meis y a Cuéllar. Se ha ido la nube perpetua de Boiro; se acabó el ir y venir del pueblo a Madrid y de Madrid al pueblo, no más madrugones, no más guardias pidiéndome los papeles (en este Estado Policial que se llama España); no más Bigardos (lo más grande y lo mejor), por ahora, que ya estamos pensando en la Subida al Castillo que será en mayo de 2010.



Punto y aparte.

Ahora hay que meter a los niños en la cama a las diez (y hacerlo sin cinta americana, claro).

Me he dejado barba porque tengo 37 años y ha nacido en mí la necesidad de reafirmarme o de saber quién soy cuando vuelvo al espejo. No se me ocurre peor excusa. Lo cierto es que me la dejé porque dejé de afeitarme, sin otra razón ni estética ni ética.

Cuando el sábado pasado me afeité, de la misma manera existencial e inopinada como me había dejado crecer la barba, aunque yo esperaba fiesta en la cocina, tanto mi mujer como mi hijo llamaron a consultas a sus embajadores, con lo que ya tengo una nueva razón para dejármela.

Vuelvo y espero que les guste mi nuevo yo porque vuelvo, al espejo, renovado.

Empezamos.

X. Bea-Murguía (lo mejor de cada casa).