miércoles, enero 31, 2007

¡Ay mi Paco! ¡Qué vergüenza!


Queridos amigos:

voy a contar un chiste que le va a hacer gracia a las mujeres.

-- ¡Pepa, Pepa! Que tu Paco se va tirando a todo el barrio.
-- ¡Huy, madre mía qué vergüenza! ¡Con lo mal que lo hace!

Hemos vivido tiempos mejores. Tiempos de respeto que hoy, quizá por la americanización de la sociedad, ya no lo son. Eran aquellos en que uno se vestía, por ejemplo, para ir al médico, que es un clásico de las madres:

-- Hijo, ¿adónde vas así? ¿Y si te pasa algo y tienes que ir a urgencias? ¡Qué vergüenza!

Como si lo estuviera deseando. Daban ganas de contestar:

-- Claro, mamá, me va a atropellar el 133 y voy a llegar a La Paz medio desangrado y preocupado porque tengo un palomino en los calzoncillos. No te apures, mujer, que si me atropella un autobús, nadie va a pasar vergüenza por mis calzoncillos porque no me va a reconocer ni mi madre.

A veces parecía un poco exagerado, pero visto ahora, desde la perspectiva privilegiada del tiempo, mi madre siempre tenía razón. De hecho, antiguamente los volantes de la Seguridad Social no eran como ahora, no. Antes decían:

El doctor y la doctora Sánchez tienen el placer de invitarles a su próximo

TACTO RECTAL

que tendrá lugar (D.m.) el día 23 de febrero, a las 16.15 horas,
en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

S.R.C.

Hombres, traje oscuro. Mujeres, vestido de cóctel.

Estarán de acuerdo conmigo en que aún subyace un rescoldo atávico en muchas mujeres que tiene que ver con esos tiempos pasados, como si la indumentaria del marido fuera una de esas tareas de género impuestas por la vida. En cierto modo, la frase "Yo, a mi Paco, lo llevo hecho un pincel" tiene bastante prevalencia. Es landista, pura y dura, es de película de Cine de Bodrio, pero todavía funciona. Mi mujer, y temo que lo que voy a decir ahora va a dar pie a una respuesta sin piedad por su parte, pero no me importa, me pasa revista todos los días antes de salir de casa. Yo me descojono porque ella, en el fondo, por muy moderna que sea, está preocupada por lo que pensará la gente de ella cuando me vean a mí mal vestido, ataviado con colores que no combinan (no voy a poner ejemplos, porque seguro que fallo). Me echa un disimulado vistazo de arriba a abajo y me dice:

-- Hoy vas muy guapo- con dulzura, amabilidad y beso.

O

-- Pero... ¿dónde coño te crees que vas así? -con los brazos en jarra y un rictus amargo en el rostro.

Supongo que es un atavismo femenino insuperable, por mucho que se empeñen. Yo, desde luego, no lo comprendo porque, es como el chiste, si su Paco se tira a todas las vecinas, pero es mal amante, del que hablarán mal es del tal Paco.

Sin embargo, en el modo de vestir hay un algo más que, a fuerza de repetirlo, mi madre sí me ha inculcado y que yo procuro, aunque no siempre tengo el buen gusto de mi señora, llevar a la práctica. Hoy la palabra respeto se ha vaciado de verdadero significado. El respeto no es una actitud pasiva, no tiene nada que ver con el "haz lo que quieras mientras no me afecte". El respeto a los demás debería ser todo lo contrario, un ejercicio activo, una práctica que tuviera que ver con la buena educación y no una ramificación de la desidia y el pasotismo (perdonen esta vena gabilonda que a veces me da). Yo he discutido mucho de esto con un amigo que decía:

-- ¿Qué más da cómo vayas a vestido a trabajar mientras seas productivo? -él trabajaba en una multinacional.
-- Entonces -contestaba yo-, ¿por qué no vas a currar en bañador?

Pero lo que me preocupa, en definitiva, del tomate en los calcetines de Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial, no es el indescriptible mimetismo que, de pronto, su indumentaria ha adquirido solidariamente con la de los hippies antiglobalización que tratan de denigrar la institución que él representa; tampoco la falta de respeto hacia los demás que supone descalzarse y lucir un agujero que no debe ser tomado, de ningún modo, como una metáfora del estado de cuentas del banco. Lo que me rompe el corazón es la que estará pasando su pobre madre, que seguro que no quiere salir de casa porque es la comidilla del barrio. ¡Pobre mujer! Ella que iba al puesto de la fruta con la cabeza tan alta por lo lejos que había llegado su niño y, ahora... O tempora, o mores.

X. Bea-Murguía

NOTA AÑADIDA A LAS 9.30 am
Esta mañana, después de escribir la entrada, me he duchado y, al ponerme los calcetines, me he dado cuenta de que uno de ellos tiene un tomate por el que cabe el mundo. Me he visto la planta del pie, como un foco de luz en la penumbra del hilo, y no he podido evitar sonreírme y sentir cierta clase de solidaridad con Paul Wolfowitz. Así que he decidido salir de casa con un tomate en el calcetín. Si alguno de ustedes me ve hoy y quiere que se lo muestre, lo haré encantado: será una especie de performance de H.Wells & X.Bea-Murguía.

Sólo espero que no me atropelle el 133: no soporto que mi madre pase vergüenza.

Etiquetas:

martes, enero 30, 2007

Un género de hartura


Queridos amigos:

No sé si leyeron en su día la crítica que hizo en su sección de El Cultural Rafael Reig (hagan CLIC aquí, si les interesa, y búsquenla en Diciembre 06) a la novela "Corsarios de Levante" de Arturo Pérez Reverte. Acertada o no, que en esto no hay dogmas y no creo que la intención de Rafa sea, precisamente, sentar doctrina, era muy graciosa. A mí me encantó y me pareció, además, valiente.

Pues Don Arturo, que es un creador infatigable y padre de un nuevo movimiento literario hartúrico, un género de mucha hartura, le responde. No se lo pierdan (¡enhorabuena, Rafa!):

"Pregunta: Le proclaman reo de “patriotismo testicular”... ¿Cómo se declara?
Respuesta: Leísmos aparte [recuerden que Harturo, además de un poco gilipollas, es miembro (con perdón) de la RAE y no puede dejar pasar un leísmo], no pluralice. Eso lo proclamó aquí, en El Cultural, un cantamañanas en concreto, con nombre y apellido [Rafael Reig]. Que ustedes cobijen a ese novelista frustrado y le rían los chistes [a mí me hacen gracia], no obliga a tomar en serio las bajezas semanales que perpetra para ganarse el pan. Así que me limito a declararme por encima [lo que no significa que lo estés].
P: ¿Qué tiene que ver su novela con el “espíritu nacional” franquista?
R: ¿Esa tontería se le ha ocurrido a usted sola, o viene inducida?... Hágame un doble favor, querida señora: no se equivoque de autor, ni me toque los cojones. [Recuerden que Harturo dejó tirados a SUS lectores en el Encuentro Digital de El Mundo porque le pareció que la selección de preguntas era poco inteligente. (CLIC) Claro, como él, con su prosa, disecciona la condición humana hasta el tuétano mismo de la existencia, espera preguntas a la hartura].
P: ¿Por qué escribir de España y su grandeza escuece?
R: Hoy la veo a usted algo imprecisa. En cada Alatriste yo escribo de España, su grandeza y sus muchas miserias. Lo que de verdad escuece a su tiñalpa de plantilla (no me obligue a señalar currículum literario del sujeto) [he tenido que acudir al diccionario de la RAE para ver esta palabra que desconozco. Sigo desconociéndola: La palabra tiñalpa no está en el diccionario] no es lo que otros o yo escribamos, sino que nadie lea los libros que él escribe [Rafa, yo he leído cuatro o cinco libros tuyos (y hasta los he comprado, que es más importante)]. Y sí. Comprendo que debe de ser un pelín jodido".

Lo dicho: enhorabuena, Rafa, te ha dedicado cinco minutos. Es para estar contento. Demuestra que acertaste de pleno.

El domingo mismo, sin ir más lejos, por empeño de un amiguete, que me prometió que me reconciliaría con el género de hartura, leí "El húsar", su primera novela. Voy a decir lo que pienso de ella, a ver si con un poco de suerte, menciona el blog en su próxima entrevista en televisión (estaría de puta madre).

"El húsar", dice el autor en una nota preliminar, "es mi primera novela. Escrita en 1983 entre dos reportajes de guerra..." Puede ser que Don Arturo escriba muy rápido, o quizá es que disponía de mucho tiempo entre reportajes de guerra, pero yo me inclino a pensar que lo suyo es una manera de hablar: la forma de hablar de quien no puede impedir que el ego haga burla a su lector desde los huecos de las oes. Esto se llama carencias afectivas: el autor busca la admiración del léctor, desde la primera línea, presentándose como reportero de guerra. Es como el vegetariano que no es auténticamente vegetariano, sino que lo hace por molar y que, en cuanto tiene un hueco en la conversación, te lo suelta. Estás hablando de fútbol, por ejemplo, y dice: "Yo, que soy del Atleti y vegetariano". Carencias, no lo duden.

Así, "El húsar" es el principio de la leyenda hartúrica y, también, el paradigma de lo que él no acaba de comprender: ¿por qué Arturo Pérez Reverte no será jamás un clásico? ¿Acaso está mal escrito? No, en absoluto. Todo lo contrario. Es una prosa muy correcta (ni un leísmo), es ágil, con mucho ritmo y la lectura te atrapa enseguida, Además, está muy bien documentada... La técnica, en sí, es muy buena.

Lo que le pasa es que gasta un montón de papel y tinta, con el consiguiente peligro de extinción de los calamares, en contar una historia que tú ya conoces. Así que, cuando vuelves, es como si no hubieras viajado, con el agravante de que, durante la lectura, te trata como a un ignorante, te llama tonto, te dice que él, Don Arturo, te va a abrir los ojos. A mí esto me irrita muchísimo pero es que, además, no lo consigue, porque la conclusión es un tópico gastado.

Un húsar novato del ejército napoleónico, Frederic Glünz, está deseoso de entrar en batalla. Habla, junto a su compañero de armas, Michel de Bourmont, de gloria, de honor, de una guerra romántica y caballerosa. Sin embargo, cuando empieza la fiesta (huelga decir, porque es un clásico hartúrico, que estamos hablando de Españññña, de la Guerra de la Independencia y que esto sucede en 1808, después de Bailén), se da cuenta de que la guerra no es lo que él pensaba. Arturo os va a decir a todos, ahora, lo que es la guerra, porque vosotros no tenéis ni puta idea, porque para algo él ha sido corresponsal: "Barro, sangre y mierda. Eso era la guerra. Eso era todo".

Atención, pregunta: ¿hacen falta doscientas páginas, impecablemente escritas como corresponde a un miembro (con perdón) de la RAE, para concluir que la guerra es una mierda?

Respuesta: ... (Díganlo ustedes que a mí me da la risa).

Esto es lo que le falta al Nuevo Género Hartúrico: LA ESENCIA. Es literatura hueca, es decir, no es literatura. Es... Otra cosa... Rosamund Pilcher...

La guerra, Arturo... Yo te voy a decir a ti lo que es la guerra (así de soberbio me pongo) sin haber sido nunca corresponsal de guerra, ni putas las ganas que tengo:

"Da igual lo que los hombres opinen de la guerra, dijo el juez. La guerra sigue. Es como preguntar lo que opinan de la piedra. La guerra siempre ha estado ahí. Antes de que el hombre existiera, la guerra ya le esperaba. El oficio supremo a la espera de su supremo artífice. Así era entonces y así será siempre. Así y de ninguna otra forma". Cormac McCarthy. "Meridiano de sangre".

Espero que nos cite en su próxima entrevista en la tele. Recuerda, Arturo, que se dice Wells y Bea-Murguía.

X. Bea-Murguía (lo siento, Pedro, pero no LE aguanto).

En la imagen, posa con su último galardón literario.

Etiquetas:

lunes, enero 29, 2007

Hazte la muertita


Queridos amigos:

empiezo a escribir esto el sábado, aunque no lo colgaré hasta el lunes, porque necesito un desahogo urgente, tengo que desfogarme como sea, airear mi cerebro que se derrite entre letras y letras para tontos, números romanos, fechas y lugares, declamaciones y suspiros.

Estoy editando poesía... Sí, una poesía muy tonta de un Nobel de Literatura y se me ha ocurrido hacer una prueba de agudeza visual:

Descubra, de entre estos inspirados versos,
cuáles son obra de un Premio Nobel de Literatura.

Uno

La vaca hace mu
y el perro hace caca
y el cerdo va
y se la machaca

Bonito, ¿verdad? Demasiado convencional, quizá. Lo transgresor sería que el cerdo hiciera mu y que la vaca se la machacara al perro, pero, bueno... A mí me llega.

Dos

Aunque el sol ya se escondió
no esperes que yo me vaya
amante fiel como yo
otro no, no creo que haiga.

Este es de un tal Torcuato Gemini, aunque también puede ser un pseudónimo... O un heterónimo.

Tres

¡Qué dulce esta tierna trama!
Tu cuerpo con mi alma, amor,
y mi cuerpo con tu alma.

Precioso, ¿verdad?. Lo he conseguido mandado un SMS con la palabra POEMA al 5587 . ¿A que parece una letra de OBK? Aunque también puede ser el argumento lleno de tópicos de la clásica película de Hollywood en que un padre intercambia el cuerpo con su hija. ¡Me parece que estoy viendo la escena del vestuario de las cheerleaders del instituto!

Cuatro

Pinocho fue a pescar
al río Guadalquivir
se le cayó la caña
y pescó con la nariz.

Este es muy conocido y con él, por si acaso lo quiero aclarar que luego se me ponen susceptibles, no me estoy refiriendo en nada a Pablo Vivar.

Cinco

En tu puerta me cagué
pensando que me querías
pero como no me quieres
dame la mierda que es mía.

Este era muy socorrido para la dedicatoria en el yeso de la chica de clase que se partió la pierna a los catorce años. Junto a "Si yo fuera Supermán // te llevaría volando // pero como no lo soy // te jodes y vas andando" era el clásico en escayola. No fallaban. No lo descarten demasiado pronto que ese punto escatológico encierra, en verdad, un mensaje: las heces NO son gananciales.

Seis

Hablando en plata
soñando en oro
subiendo al cielo
bajando el moro.

Este es tan profundo como quiera uno bajarse al moro. Sin más comentario, si no tiene un Nobel que le den uno, por favor, que lo necesita para hacerse un peta y escribir más poesía bajos sus efectos. Si no tienen Nobel, denle cualquier cigarrillo rubio, que le vale.

Siete

Quién le dio sentido a nuestro amor,
no fui yo, fue nuestro corazón.

¡Como escarpias! ¡Me san puesto como escarpias! Es que el rock duro me pone... (perdón, se me ha escapado).

Ocho

Cuando nadie me ve
puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve
No me limita la piel

Este tiene un toque shakespiriano, entreverado con la oscuridad impenetrable de la filosofía de Parménides, con un final que se vislumbra, que desemboca en una tragedia a lo San Bartolomé. Merecería que Amenábar desarrollara sobre esta idea un guión para otra obra maestra del cine.

Es difícil. Lo sé. Todos los poemas son más o menos del mismo nivel, pero si lo piensan bien seguro que lo sacan.

¿No?


¿Una pista?

Llevo toda la tarde editando poesía de un pavo que, resumiendo la idea, escribía lo siguiente:

Te veo dormida, mi amor, y me siento arrebatado y te voy a dar un beso pero me refreno porque me doy cuenta de que dormida no eres tú, que tú eres si estás despierta (¡Oh jardín de estrellas!), así que no te beso, porque besarte dormida, no siendo tú, sería como serte infiel.

-- Buufffffff.... ¡Qué coñazo de tío!- responde Zenobia irritada-. Vete a la mierda, gilipollas. Dame un beso y duérmete de una puta vez.
-- Zeno, que le jodes el clímax al poeta puro. Anda, no seas mala y finje. Hazte la muertita, que ya sabes que eso es lo que me mola.
-- Eres un enferrrrrmo, Juanra. Un enferrrrrmo y un cursi.
-- Y tú una exajerada.

¿De quién estoy hablando?

X. Bea-Murguía (Que sepas que no te lo perdono, Blanco Vila).
¡Felicidades Manolillo! ¡Aféitate!

Etiquetas: ,

viernes, enero 26, 2007

Come, de Juana, que estás en los huesos


Queridos amigos:

la intelectualidad viva de Españñññña se ha sacado de la chistera un nuevo oxímoron de lo más curioso, alentados, inspirados, movidos como un obediente rebaño de ovejas por un pastor anónimo que, aunque no ha asomado la patita, es el dueño de las palabras biensonantes, de las cadenas interminables de adjetivos, como si decir "largo, duro y difícil" se pareciera en algo a "sangre, sudor y lágrimas". Un Churchill, pero infumable. El asunto desprende un olorcillo a choto, muerto pero caliente, que sólo de pensarlo me entra hambre.

España se ha convertido en el país del marketing viral, del sms que da vueltas y vueltas a la cuchara como si no quisiera comerse la sopa y de la proclama bienpensante y maniquea. Así que, el inspirador que no ha asomado la patita, se inventa ese circunloquio que se opone a sí mismo, "Estado de Derecho Compasivo y Humanitario" y lo extiende con todo su poder mediático para que la gente se crea que el poder judicial es la Plataforma 0'7, una ONG que lucha contra el hambre; se lo da a tragar, como una albonguilla fría del día anterior, a sus hordas de fieles cacareadores para que, metida a cajón en el menú del día del ideario progresita, una memez parezca inteligente, solidaria, de izquierdas y, sobre todo, democrática.

Restaurante De Juana. Menú del día:

De primero, sopa de sangre fría de doce guardias civiles asesinados en la Plaza de la República Dominicana a la "se lo merecían por torturadores y opresores del pueblo vasco". Se acompaña con un platito colateral de guarnición compuesto por trocitos de 70 heridos.
De segundo, carne ametrallada de tres militares al queso de Gruyère "Txakurra Kampora".
De póstre, dulce sabor de la muerte de diez personas más.
Café, copa y puro (de 3.000 años de cárcel).

Yo soy partidario de las medidas de gracia, de la reinserción, de ser compasivo con el que se arrepiente, de la libertad provisional y de las reducciones de pena. Pienso que a Yoyes se la cargó ETA porque le hacía más daño que 3.000 años de cárcel. Ojala de Juana fuera la nueva Yoyes, pero no lo es.

Soltar antes de lo que le corresponde a un tío que es partidario de la lucha armada, que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, que no pide perdón, que brinda con champán a la salud de las víctimas y que, cuando salga, se va a liar a tiros... Esto no es compasión: es estupidez.

Come, de Juana, come, que no me comes nada, que así no vas a crecer ni se te ve a quitar la cara esa de hijoputa que tienes. Come que te vas a quedar en los huesos... Como tus víctimas.
X. Bea-Murguía (hoy tarde y sin corregir... Sean compasivos con los errores)
Si liberar a de Juana Chaos es parte del precio que hay que pagar para que ETA deje de matar, que lo digan abiertamente, que sean valientes y se enfrenten a las consecuencias de sus decisiones. Pero que no nos traten como bollitos, por favor, que no nos cuenten milongas para que traguemos sin más. Los amantes de la verdad deberían salir a la palestra y decirla.

Etiquetas: , ,

jueves, enero 25, 2007

A por el 499 y la historia del presunto rumano


Queridos amigos:

¿ven ese 500 que aparece arriba a la derecha? H.Wells & X.Bea-Murguía, comentarios de Txitxi & Nabo, ha sido incluido en un ranking de blogs de España y no sé si ese es el número que nos corresponde (no lo tengo claro, pero, por si acaso, id poniendo a enfriar el champán). Tampoco tengo ni idea de cómo se actualiza ni cómo se escalan puestos en ese ranking. De hecho, el cuadradito lo he colocado yo, pero no sé cómo lo he hecho. Si hacen ustedes clic en él, verán que nos han encuadrado en la sección "Blogs de humor" (¿de humor? ¡Yo no he escrito más en serio en mi vida!), ranking secundario en el que figuramos en el puesto 33... ¡PUESTO 33! Vean, vean: CLIC

Supongo que podremos ir escalando puestos en ese ránking general. Alianzo, web que hostea el ránking del flood del trocanter pecador HAL! n'hacemo' una' page pero sin mariconás, lo explica muy claramente:

"El ránking es el resultado de la aplicación de un algoritmo que combina una serie de datos procedentes de varias fuentes: enlaces en Technorati hacia el blog (esto mide cuántos blogs enlazan hacia otro), enlaces en Google, enlaces en Yahoo!, menciones en Menéame, posición en Alexa (sólo si dispone de dominio propio), o suscriptores en Bloglines (el principal agregador de feeds RSS)".

¿Qué nos quieren decir con esto? La respuesta es bien simple: no lo sé. De momento, tenemos que pedirles que hagan dos cosas: la primera, si les gusta el blog, que se lo recomienden a sus familiares y a sus amigos y, si no les gusta, que se lo recomienden a su jefe, al compañero pelota y a sus enemigos. En segundo lugar, que no les cuesta ni un minuto de su precioso tiempo, reboten la promo que les mandamos todos los días a sus contactos de correo. Por favor, sean buenos, que es más triste de pedir que de robar... Apadrine a unos blogueros... Unas visititas motivation... Mis cinco ijos tienen ambre... No les cuesta ni un minuto y a nosotros nos hace ilusión. Ahí se queda el 500 y a ver qué pasa.

Esto me recuerda a una historia que me contó el otro día el estanquero más dicharachero de Madrid. Voy a tratar de no acusar a nadie de nada, como hacen en los periódicos. ¿No les repatea cuando dicen en el telediario: "El presunto homicida asestó siete puñaladas a su ex mujer delante de cien testigos y bla bla bla"? La presunción de inocencia, el evitar el juicio mediático paralelo, obliga a tratar así la noticia, pero a mí me parece del género idiota: si no quieres acusarle de nada, obvia la palabra homicida, pero no la disimules con el "presunto".

Así que un presunto rumano, pero no todos los presuntos rumanos que viven en España, sino un presunto rumano en concreto, entra en el estanco de mi amigo Jesús Llano. A través de las cámaras de seguridad, Jesús ve cómo el presunto rumano presuntamente le manga un paquete de chicles, presuntamente de menta. El presunto estanquero se mosquea, pero lo deja estar hasta que ve que el presunto rumano presuntamente se anima y coge otro paquete (según los testigos presenciales, de frutas del bosque)... Y otro más... Y una caja entera... Y otra caja más... Como dice Jesús, "aquello más que un robo, parecía una mudanza".

El presunto Jesús, presuntamente cabreado, sale del estanco por la puerta de atrás y entra por la principal a la espalda del presunto rumano, lo agarra de la cazadora, forcejea con él hasta que se le caen de la mochila los chicles presuntamente robados y lo echa del estanco.

Hasta aquí, hemos hablado de un presunto rumano, pero resulta que, en el forcejeo, junto a los chicles (definitivamente de frutas del bosque), al pobre hombre se le cae la documentación, el pasaporte y otras cosas que, presuntamente, había robado en otras tiendas. Ésta última es una apreciación puesta un poco con alfileres porque el hecho de que el rumano robara en el estanco no implica, necesariamente, que las gafas de sol y las tarjetas de recarga de móvil las hubiera sustraído en otra tienda (¡qué va! ¡Angelico!).

Jesús recoge el pasaporte del suelo y piensa: "Ya vendrás a por ello". Efectivamente, al día siguiente, aparece en el estanco el ya no tan presunto rumano, sino rumano de toda la puta vida. Entra de rodillas en el establecimiento, como si Jesús fuera la Virgen de Lourdes (clavadito, vamos), con las manos en súplica lastimosa frente a la nariz, rogando perdón...

-- ¡Perdón! ¡Perdón! -genuflexión va, genuflexión viene.
-- ¿Perdón? ¡Si serás cabrón! -le dice Jesús antes de devolverle su pasaporte. Jesús es buena persona, pero no tonto: mejor rumano agradecido que denunciado.

El rumano sigue con su letanía penitente:
-- ¡Perdón! ¡Nunca más! Usted entiende. Mis hijos... ¡Ellos hambre!.
-- ¿Hambre? -pregunta Jesús-. ¿Y qué les das de comer? ¿Chicles de frutas del bosque? ¡No me jodas!

X. Bea-Murguía (presunto autor)

Etiquetas: , , ,

miércoles, enero 24, 2007

ZP no es JFK



Chusma:

El título ha quedado críptico por tanto acrónimo o sigla,conceptos que en la pérdida de neuronas avanzada en la que me encuentro empiezo a no distinguir.No obstante mi cerebro me permite distinguir aún ciertos conceptos:mamarracho de populista,es uno de ellos, y cretino de inepto otro.
Por la fuerte medicación mi mente elabora conceptos aún mas complejos,basados en la sumatoria de atributos,así encuentro la expresión: populista cretino en la que aparece la imagen de un tipo con un poncho y asombrosamente se genera en cascada una serie de expresiones combinadas: mamarracho inepto,cretino mamarracho... .

Una vez que el efecto de la medicación acaba leo una noticia en un portal Web que habla de homogeneizar y promover la imagen saludable, así que acudo al prospecto de la caja de pastillas
por si existen efectos secundarios.Rien de Rien.Luego es cierto.La invasión de estupidez está aquí.

Los maniquís que se exhiben en cualquier establecimiento dedicado al corte y confección a partir de ahora deben ser reemplazados por maniquís que vistan como mínimo la talla 38.Lo importante es dar la talla.Reprimamos a los maniquís que no la cumplan en fomento de la imagen saludable por insalubres y filo-fascistas.

El convenio suscrito entre nuestros gobernantes y las principales marcas de ropa se traduce en una norma con una finalidad clara:imagen saludable.Estos conceptos indeterminados siempre deben hacer temblar.Yo por lo menos tiemblo.Siendo bajito a lo mejor no doy una imagen saludable y dentro de poco nuestros gobernantes montan un Auto de Fé con los que medimos menos de 1,70 por distorsionar la imagen saludable de todo un país.Toda una serie de organismos internacionales de normalización sobre medidas están equivocadas,aquí se pilla a 8500 mujeres españolas,se las mide con los últimos adelantos técnicos en software y luego analizando la media,la moda,la mediana y la covarianza pues se saca una falda talla XXXXL (Nueva época) de aquí te espero,ahhh y luego la exportamos después de explicar al fabricante que cambie las máquinas con lo de la sisa y el bajo.

Soy de los que piensa que una sociedad secreta está detrás de los desiginios del Ministerio de Santidad y Rebuzno, es más...wellsybeamurguía con su nueva cabecera ha sido profética:una invasión de criaturas del espacio exterior ha llegado a la Tierra,se ha ubicado en Madrid y legisla gilipolleces "ad infinitum".Pero con nuestros impuestos.

ZP no es JFK.Cualquier cerebro, incluso uno perjudicado como el mío los distingue.


Vídeo de las 8500 españolas elegidas para el estudio tras el sustancial acuerdo alcanzado con el sector.Suripantas... .



Hormon Wells

Etiquetas: , ,

Cada cosa por su nombre

Queridos amigos:

me han pedido que dé mi opinión sobre la proliferación de bandas... Perdón, que no me acordaba de que no se les puede llamar banda, que es despectivo, como tampoco se puede decir que son pandilleros. Esto es incorrecto... Déjenme que reflexione un poco más sobre el asunto...

No puedo. Me ha salido un grano en el culo que me parece que voy a pedir la baja. ¡No encuentro postura, coño! ¿De qué se ríen? ¿A ustedes no les ha pasado nunca? ¿Se dan cuenta? Un grano en el culo nunca sale en un sitio que no moleste. El mío es un estratega, el muy cabrón. El Napoleón de los forúnculos, el Zorro del Desierto de mis posaderas, que se ha emboscado en mi carrillo derecho, a escasos centímetros de la cesura que me divide en dos como un romance, y me tiene rodeado. Está creciendo aún. Anoche, al acostarme, me pidió que le remetiera las mantas. Me parece que me voy a rendir...

Decía que me han pedido que opine sobre la proliferación de ese grano en el culo social que son las... las... ¿Cuchipandis? ¿Es correcto denominarlas cuchipandis? Pues eso, Cuchipandis de Latin Kings. Y lo cierto es que no tengo una opinión muy definida. Todos en la juventud hemos sido rebeldes sin causa, hemos vestido de forma estrafalaria para nuestros mayores... Bueno, yo no, pero ¡en mi instituto había cada uno!. En principio, me parece que llevar esa ropa bruñida y de coloricos, un poco crecedera, como si la acabaran de heredar de su hermano mayor, es una horterada mayúscula. Es una opinión muy subjetiva, claro, porque todas las horteradas merecen el mismo respeto, sin tener en cuenta el estrato social. Por ejemplo, ¿qué son los Beckham? Un par de horteras con American Express Platinium.

Esta rebeldía sin causa se manifiesta, como fenómeno puramente adolescente que es, metiendo cuatro cuchilladas a un tío. ¿Quién de ustedes, en su adolescencia, sumida en el torbellino atrapador de una tribu urbana, no le ha metido cinco o seis cuchilladas a alguien? Si es que somos unos hipócritas. El que esté libre de pecado, que pegue la primera navajada.

Encuentro que es una contradicción bastante común en nuestra Españñññña lo mucho que criticamos a Estados Unidos mientras que, por el otro lado, aceptamos y tratamos de absorber lo peor de allí. A mí, particularmente, cuando me cruzo en mi pueblo con dos pavos vestidos de malotes del Bronx (por aquí hay algunos que van disfrazados de Latin King y no todos son iberoamericanos) me entra la risa. Creo que ya lo dije una vez, pero lo repito: esa indumentaria, propia de una raza urbana norteamericana, me choca como le extrañaría a un neoyorquino ver a unos negros de Harlem vestidos de lagarterana. Pero, en fin, esto es ad libitum.

Puede que alguno de ustedes se sienta ofendido por lo que me dispongo a decir, pero lo voy a soltar igualmente por dos razones: en este blog todo el mundo dice lo que le da la gana porque hay derecho total de réplica y mi intención, al expresar mis opiniones, nunca es, en ningún caso, ofender a nadie.

Ahí va.

Si aceptan ustedes que el hip-hop es música,
si aceptan ustedes que los Latin King son una asociación cultural,
por la misma regla de tres,
acepten que mi pene es el obelisco de la Place de la Concorde.

Por otro lado, la teoría de la circularidad de la información reza que un fenómeno social se alimenta y engorda gracias a la difusión mediática de sus proezas. Los Latin Kings son en función de que se hable de ellos en los medios. No estoy proponiendo un acto de autocensura, ni mucho menos, pero arrancar ese halo heroíco de rebeldía adolescente que rezuma de las informaciones que se dan sobre ellos, hablar de los Latin Kings como lo que son, delincuentes juveniles, mafiosos, navajeros y traficantes de medio pelo, ayudaría más a erradicar el fenómeno que declararlos Asociación Cultural y Deportiva de los Reyes Latinos.

Creo que dar a cada cosa su nombre exacto ayuda a localizar, diagnosticar, tratar y curar una enfermedad social que es como un grano en el culo. Aunque a lo mejor me equivoco. A lo mejor es más práctico aprender a sentarte apartando el glúteo derecho para no acordarte de que tienes un grano en el culo.

X.Bea-Murguía (a partir de ahora, me podéis llamar Obélix)

PEQUEÑO EPÍLOGO DRAMATIZADO AÑADIDO A LAS 9.00 AM

En atención primaria.

BEA-MURGUíA: Buenas.
DRA. Sch: Buenas. A ver. ¿Qué le pasa?
BM: Verá... Me ha salido un algo en cierta parte.
DSch: ¡Ah! ¿Ha pensado en montarle una asociación cultural?
BM: Pues no, la verdad. No se me había ocurrido. (Y para sí) Asociación Cultural del Grano del Culo. No suena mal.
DSch: ¿Fuma?
BM: Sí.
DSch: Muy mal. Deje de fumar. ¡SIGUIENTE!

Etiquetas: , ,

martes, enero 23, 2007

Pérdidas y perdidas


Lo curioso es que un buen día uno se levanta y en plan Gregor Samsa se da cuenta de que si bien no se ha convertido en una cucaracha -Kakerlake que se dice en Deutsch- o insecto de apariencia desagradable, si ha dejado atrás a numerosas personas que le hacen sentir diferente.Y esto deprime un poco porque es la constatación que hemos empezado a hacernos mayores y a tener ciertas experiencias traumáticas que configuran el mal rollo.La edad adulta debe ser eso:junto a un desarrollo biológico inapelable:crece la tripa,se cae el pelo y cuelgan más las bolsas de los huevos,existe un desarrollo psiquíco en el que ciertas experiencias emocionales sirven para que el individuo acabe siendo un consumidor de ansiolíticos.

Cuando se pierde a alguien,se establece una primera fase de negación,lo mismo que les pasa cuando se piran a un bar de Huertas,les dan un teléfono y un mail y al día siguiente no lo encuentran,es decir,niegan la realidad, ese fin de semana tampoco ejercitan su aparato reproductor, se trata de un hecho real,objetivo.

Aquí surgen los problemas mentales,que eufemísticamente la política sanitaria decimonónica denomina transtornos mentales.El tema es chungo porque la negación del hecho causa en un primer momento frustración y en un segundo estadio se llega a la tristeza.Y entonces el individuo se inserta en un bucle, loop,rutina de la que es muy difícil salir.

Tras la negación se llega a una fase de aceptación,no se crean que es de un día para otro,depende de las condiciones del individuo,hay cosas que nunca se llegan a aceptar:que el Betis elimine de la copa al Real Madrid con los suplentes por ejemplo.En la aceptación , la herida ya se ha producido con lo cual el individuo va a intentar en mayor medida evitar situaciones análogas en el futuro,lo que es sólo una ficción porque al mismo individuo le ocurrirán hechos semejantes cronológicamente.

Es muy triste levantarse y en plan Gregor Samsa darse cuenta que numerosa gente que se ha conocido está perdida en algún lugar de la memoria de un tiempo determinado sin retorno y gente que será para siempre una pérdida inevitable.

Lo mejor es no tomarse las cosas en serio.

Wilco.Una obra maestra pop:"Heavy Metal Drummer" que habla precisamente de las pérdidas y de la gente perdida.






Hormon Wells

La revolución pendiente


"Hay menos alegría en la taberna que en el camino que conduce a ella".
Cormac McCarthy. "Meridiano de sangre".

Queridos amigos:

¡Albricias! Coincido con Manu Chao en algo: odio las etiquetas. Según me hago mayor, y todavía no me ceden el sitio en el autobús, noto que mi pensamiento político y moral se va indefiniendo, sigue una evolución difícilmente etiquetable y que no se puede identificar (¡ni mucho menos!) con el decimonónico sistema de partidos.

A pesar del mutuo odio al etiquetismo que ambos profesamos, el resto de las cosas que dijo el artista en el reportaje del domingo, sin embargo, sí que se pueden clasificar y archivar. Toda esa teoría política deslavazada entra en un cajón. En la carpeta de la CH. A ver: chivo, chocho, cholo... ¡Ah! Aquí: chorradas. No, perdonen. Aquí no está. ¿Dónde estará? ¡Ah ya! En la M. Vamos a ver: mimo, minotauro, misterio... Eso... Aquí está: "Mismas chorradas de toda la puta vida".

Otro mundo es posible, y nuestra generación tiene una revolución pendiente, pero si estamos esperando a que la hagan los teóricos de "la utopía de hoy es la realidad del mañana", vamos de culo. El Ideario Chao se basa en propuestas (con expletivos) del pelo: "Parece que no podemos hacer nada, pero si nos ponemos de acuerdo y no compramos gasolina ninguno ¿qué?"; aderezadas de teorías de revisionismo histórico de taberna como: "si algo nos ha demostrado la historia de la humanidad es que los líderes son todos corruptibles", entre los cuales, por supuesto, la excepción es Fidel Castro, que pasa el mismo hambre que el pueblo cubano por culpa del bloqueo.

En fin. ¡Qué pena!

El sistema capitalista ha posibilitado, más que cualquier otro, que más gente tenga acceso a la felicidad. ¿Que es una felicidad, en ocasiones, anodina y pusilánime? De acuerdo, pero es la que la gente quiere: una vida tranquila y cómoda, un coche nuevo, una tele más grande, cenar con los amigos... Las revoluciones del siglo XX han dado sólo subdesarrollo, corrupción y pobreza. Poderes absolutos y arbitrarios, falta de libertad y terror, van de la mano de nombres como Stalin, Mao, Ceaucescu, Hoxha, Pol-Pot, Idi Amin, Kim-il-sung... ¿Tienen una calculadora a mano que acepte más de ocho dígitos? Es para sumar muertos. Sinceramente, prefiero a George W. Bush, con todo lo memo que es.

Pongamos unos límites lógicos al capitalismo de una manera civilizada. La revolución pendiente debe ser silenciosa, subrepticia e interna, debe nacer de la conciencia de los ciudadanos libres y no ha de ser un cataclismo social sino que tiene que presentar una alternativa real y factible. No tiene que borrarlo todo y volver a empezar, sino reconstruir a partir de lo que sí es bueno del sistema (la libertad, la iniciativa, el incentivo al trabajo). Lo que no vale es salir a la calle a protestar contra la globalización (y, de paso, a desfogarse un rato contra el mobiliario urbano) con lemas como "Otro mundo es posible" sin explicar cómo se llega a ese otro mundo, o clamar premisas que distorsionan la realidad como "Todos somos iguales". Esto no es verdad. Por mucho que se empeñen, todos somos diferentes (menos yo). Hay que partir de una base real. La humanidad es como es y hay que crear un mundo a la altura de las personas y no un hombre nuevo a la altura de un mundo nuevo. Esto, amigos y amigas, es el principio del nazismo.

La gente se lo pasa muy bien en esas manifestaciones. Van disfrazados, van cantando y bailando un globo, dos globos, tres globos, porque a la antiglobalización se va mejor fumado, es decir, en globo. Es una fiesta, con petas por doquier, paz, buen rollo, amor libre... Todo super cool y que, luego, cuando llegas a la facul, molas mazo con los colegas. "Otra globalización es posible", gritan agitando retratos del Che Guevara (¡ese gran libertador!) donde no manden las reglas del mercado ni el liberalismo feroz, donde el sector público garantice las libertades, los derechos y las necesidades básicas, donde exista un reparto más justo de la riqueza. Estoy de acuerdo con todo, pero con utopías no se llega más que a otra forma distinta de tiranía: hay menos alegría en la globalización alternativa que en el camino que conduce a ella.

Hay, sin embargo, entre los profetas de la antiglobalización, gente sesuda que hace propuestas interesantes. Ignacio Ramonet, entre una verborrea de "lo mismo de siempre dicho de otra manera", dejó caer una injusticia que se debería suprimir por decreto: los paraísos fiscales son una reverberación de los privilegios de la nobleza del antiguo régimen. Estoy de acuerdo. Hagámoslo. Eso sí es posible. Eso de que un tenista se haga andorrano para no pagar impuestos en España siempre me ha tocado los cojones.

Luego, soltó la utopía y la jodió: "Garantizar el suministro de agua potable a toda la población del mundo". Precioso. Muy bonito. Estoy de acuerdo, pero ¿quién paga las cañerías? ¿Y el mantenimiento? ¿Quién arregla las averías?

Respondan ustedes, si les apetece. Estaré encantado de meterme en este bucle que es el principio de la mayéutica.

X. Bea-Murguía (un globo, dos globos, tres globos).

lunes, enero 22, 2007

Any human heart


Queridos amigos:

aunque pueda parecerles pedante, no me voy a referir a "Las aventuras de un hombre cualquiera" con su título traducido. Es, sin duda, lo peor del libro de William Boyd. La palabra "aventuras", y la sinopsis de la contraportada, están pensadas como una especie de llamamiento comercial, y no me parece mal, pero le encaja a "Any human heart" ("Un corazón humano cualquiera" o "Cualquier corazón humano", el título original), como a un Cristo, dos pistolas.

"Any human heart", como dice el propio Logan Mountstuart, el protagonista, es una montaña rusa, un yo-yo, la vida de un hombre singular (no un cualquiera) escrita en primera persona en forma de diario, desde sus primeros años en Montevideo hasta su muerte en el sur de Francia. Son casi nueve décadas de historia del siglo XX vistas desde el particular punto de vista de un personaje que conoció la gloria y la penuria, que se codeó con la nobleza y con grandes personalidades (Joyce, Picasso, Hemingway...), que fue espía, novelista, marchante, dipsómano, pastillero... Una vida que, desde luego, no se pude calificar de "cualquiera". No así su corazón, que es una plétora como cualquier otra, con las mismas contradicciones, los mismos nobles sentimientos e intenciones mezclados con la traición, la infidelidad, el deseo... Se trata de una ficción aliñada de realidad de manera tan sublime que engancha desde el principio.

Cuando yo doy con un libro así, me convierto en un "drogadictómano". Voy con él para arriba y para abajo, lo llevo siempre bajo la axila, lo paseo como un alcohólico la petaca, por si puedo rascar tres minutos en la cola del pan o mientras sale el café y, así, regalarme una dosis inesperada y muy satisfactoria. En este sentido, quien me lo regaló puede ser considerado mi camello. Se lo recomiendo a todos ustedes.

Leanlo. Les garantizo que van a disfrutar, pero también van a llorar. Van a darse cuenta de lo mucho que cambió el mundo después de la II Guerra Mundial (esto es desgarradoramente triste). Van a confirmar que Pollock , Jack "El Goteador", fue, además de pintor atormentado de brocha gorda (más bien, sin brocha), un fraude alzado a la gloria pictórica por la locura snob y acaudalada del Nueva York de la postguerra. Van a reír. Van a comprobar, como si se tratara no de uno sino de tres o cuatro libros distintos, como nos cambia la vida.

Por supuesto, "Any human heart" tiene sus fallos, además del título: no hace ninguna referencia a los Beatles, referente ineludible en la historia del siglo XX, alguna cosilla en la Guerra Civil Española que, siendo puñetero, no encaja bien... Pero no quiero hablarles de esto, porque el principal defecto de "Any human heart" es el del chocolate: que se acaba.

Se lo recomiendo. Les prestaría el mío, pero me temo que un error de imprenta le ha amputado un medio pliego, ocho páginas, de la parte del "Diario africano". Tengo que ir a cambiarlo.

X. Bea-Murguía

Martha... ¿Tú qué opinas?
Tu camello

viernes, enero 19, 2007

Viaje al centro del hígado


pffffeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuu

-- ¿Lo oís?

pffffeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuu

-- ¿Se ha jodido el motor?
-- No. Cada vez suena más cerca.

pffffeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuu

Rodrigo, Cristóbal y yo en un Mercury Monterrey del 67. Paco, Pepe y Alfredo. Avanzamos entre colinas de cardos hacia el barrito desafinado de las gaitas.

-- Ya os dije -les recuerdo- que no era buena idea alquilar un descapotable para venir aquí.

Hemos ido a buscar al monstruo y resultó que no era tan feo. ¿O era nuestro reflejo en las aguas grises del lago? El intercambio cultural Segovia-Escocia evoluciona según lo esperado:

-- Dyc... Whisky Dyc.
-- ¿Dick? ¿Penys?
-- Eso... Penys... Polla.
-- ¿Polia?
-- Eso mismo. Whisky Polla. Pa'hombres, no para travestidos con falda de Ursulina.
-- Do you want to change?
-- Que si queremos cambiar.
-- No, majo, estamos muy contentos llevando pantalones.
-- ¡Se refiere al whisky, modorro!
-- Pues a Rodrigo no le quedaría mal la faldita ésta.
-- Me parecería a William Wallace.
-- No. Parecerías Britney Spears.
-- You Dyc... ¿Te gusta? ¿Like? Dyc, amigo, de toda la vida. Dragados y Construcciones. You Dyc, me, Talisker. Change de ese. Díselo tú, Javi, que sabes inglés.
-- A los escoces no les entiendo ni cuando me dicen que no por señas.

Hemos dejado atrás Inverness. Cruzamos los Highlands con un sombrero de niebla. Por algún sitio, nos llega el sonido de los gaiteros como una letanía budista.

pffffeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuu

Cristóbal se ha empeñado en descapotar el Mercury. Fuma mientras conduce con los ojos guiñados, el pelo revuelto, el codo derecho asomado a la ventanilla.

-- ¡Lo importante que es en este coche la postura del conductor! -como si hubiera estado ensayándola en casa.
-- A ver si te crees que estamos en Arizona haciendo la ruta 66. ¿Qué hay en la isla ésa?
-- ¿En Skye? Acantilados, el final de Escocia como una sección de hígado. Talisker.
-- Nosotros vamos, nos tomamos una pinta y ya veremos qué hacemos.

El pffffeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuu lo tengo metidito en mi cabeza desde hace un par de semanas, como si estuviera en el Alamein esperando al octavo ejército.

Esto va a suceder algún día, entre el 2 y el 9 de marzo, en el transcurso del "Viaje al centro del hígado" ("A trip to the center of the liver"). No sientan envidia. A mí no me gusta el whisky.

X. McMurguía

jueves, enero 18, 2007

Yo, Anatoli (asín de humilde)



Queridos amigos:

voy al hecho: estoy consternado.

Ayer mi hijo Rodrigo hizo un dibujo en el colegio. La profesora, a la que he bajado de la categoría "La medium canija de Poltergheist" a la de simplemente "Más rara que un perro con ruedas", se lo enseñó a mi mujer. Mi hijo había pintado a su familia: él, en el medio, lo que es muy bueno; todos al mismo nivel, que es bueno también; todos muy sonrientes, lo que es estupendo; todos con los ojos grandes como ET y el cuello alargaaaado, lo que, al parecer, es una excelente cosa (los expertos dicen)... Un dibujo que denota que el niño es muy feliz.

Entonces, dirán, ¿de dónde sale la consternación de Bea-Murguía? Pues verán, que lo van a entender enseguida: a mi mujer le ha colocado el mando de la televisión en la mano. El mando, al fin y al cabo, es un cetro de poder en el hogar. Yo en eso he claudicado completamente, no me molesta reconocerlo porque, como saben, la televisión me la ronco yo de diez a diez y media antes de irme a la cama. Me molesta un poco la simbología de subyugación conyugal que, aunque es más real que alegórica, prefiero que no se haga un pregón, quede en casa.

Pero es que a mí me ha pintado con una escoba y un recogedor... ¡A Mí! ¡El macho-machote! ¡El hombretón! ¡El Alfredo Landa de Tres Cantos! Le debería castigar al menos dos meses sin salir de su habitación. ¡Será capullo!

Mi mujer todavía se está descojonando. Estoy hecho polvo.

Además, ando con la conciencia revuelta porque ayer no pude ir a la reunión con la profesora, que es la primera que me pierdo desde la guardería. Tenía mucho curro y poca fe en ella. De las cosas que le dijo a mi mujer, se deduce algo que ya sabíamos: que Rodrigo es muy buen niño y estoy ciertamente tan orgulloso que, como dice el acervo, no me cabe una pajita por el culo.

Me gusta de él, por ejemplo, que es un niño generoso, aunque para saber eso, no necesito una reunión con nadie. Hace unas semanas, me dio una prueba inequívoca. Estábamos viendo un catálogo de juguetes de una tienda para escribir la carta a los Reyes Magos y me preguntó qué había pedido yo:

-- Un ajedrez -le dije. Me gusta el ajedrez, aunque no juego mucho, y me gustan los tableros de madera de toda la vida, con esas fichas tradicionales y perfectas, en las que el alfil se distingue de los peones y el caballo no es un perro dogo ni el rey un julandra asexuado ni la reina Catherine Zeta-Jones con tetas. No es manía, es costumbre.

A Rodrigo le "enseñó" a jugar mi cuñado Diego... Entiéndanme, que no estoy diciendo que Rodrigo sea Josh Watzkin (si no han visto "En busca de Bobby Fisher", están tardando en bajársela del emule): sabe mover las piezas.

-- ¿Para jugar conmigo? -me preguntó.
-- Claro, hijo. Para jugar contigo.

Y empezó a remover hojas del catálogo, que ya se sabía de memoria, hasta que dio con una sección de ajedrez y en la que señaló, de la escueta oferta, un juego que parecía de "La guerra de las galaxias", con un tablero con más luces que la Castellana en Navidad y muchos botones, con fichas modernas y un ordenador que capta los movimientos con sensores no sé qué más. El juego daba la posibilidad de enfrentarte a la máquina, de jugar on-line con un tío de Japón que se ha cansado de buscar porno en internet o, lo que yo prefiero, con una persona con cara y manos. El ajedrezón molón del copón de la baraja.

-- Papá -me dijo-. Yo te pido este ajedrez para tí y, así, tú puedes pedir otra cosa.
-- No, hijo, no -le contesté enternecido por su generosidad-. Muchas gracias, pero tú pide tus juguetes.
-- ¡Pero con este ajedrez puedes jugar contra el ordenador!
-- Ya, Rodrigo -le contesté-, pero yo quiero jugar contigo, no contra una máquina.
-- ¿Por qué no quieres jugar contra la máquina, papá?
-- Coño, hijo, porque a la máquina no le gano y a ti, sí.

Yo, Anatoli.

(Podéis llamarme) Anatoli Bea-Murguía Karpov

miércoles, enero 17, 2007

Darling of Discotheque



Chusma:

La cordera de discoteca está en el imaginario del español,es innegable que el macho inmaduro,un Hormon Wells cualquiera,visita un local del sector y en breves momentos,tras observaciones referentes a las óptimas condiciones físicas y estéticas de diversos ejemplares femeninos producirá en el sujeto la emisión de un rebuzno.Rebuzno de amor o no pero en definitiva rebuzno,de ahí la expresión o idiom "Ponerse burro".

La discoteca es el enlace moderno para la costumbre ancestral del rito de apareamiento con la diferencia básica argumentada en la no existencia de a)taparrabos b)lanzas c)decoración cutre basada en chozas de adobo d)el rito de apareamiento no se consuma por autorización del Chamán en función de ser el mejor cazador sino en función de poseer al menos un minipiso de esos que quiere conceder el Ministerio de la Vivienda en un ataque lisérgico de la Ministra.

La discoteca es un lugar que debe ser declarado de utilidad pública por las altas instancias de la nación porque engloba una multitud de actividades encaminadas a socializar al individuo en un amplio catálogo procesal: quedar con los amigos del pueblo-conspirar contra los del otro pueblo-ir a la discoteca de los del otro pueblo-pagar una nueva entrada en otra discoteca (lo que fomenta la economía)-fostiarse ya llegados y "entrados"(lo que fomenta un gasto de bienes fungibles que nuevamente fomenta la economía)-raptar a las mujeres del otro pueblo (lo que nos lleva a un revival cultural del rapto de las Sabinas que podría convertirse en una nueva tradición patria)-Concebir hijos con ellas (lo que fomenta una unión entre los pueblos de España insólita, evitando separatismos innecesarios).


Como pueden apreciar no es un tema estúpido y si demencial, que tiene un sustrato sociológico interesante.

Desde el CNIO
Hormon Wells

La estrategia del güibol


Queridos amigos:

la derecha de este país necesita una renovación, precisa urgentemente de una revisión y limpia de prognatos cromañones y atávicos. Eso, si es que quiere volver al gobierno. La alternancia es buena, dicen, pero mucho mejor es la alternativa: una verdadera democracia debería tener varias. No como pasa en España que tenemos dos no opciones.

Rajoy no entiende la estrategia del güibol y recurre al animismo. Se planta delante de su representación, envuelto en una piel de uro, con una maza de rama gorda de roble en la mano y le atiza bacalao, con una retórica implacable, precisa, brutal y sin freno (pero con frenillo). Después se vuelve hacia Prognato y el hechicero de pelo de click de playmobil, y dice:

-- ¡Urgh!- dándose de puñetazos en el pecho como un gorila de montaña.

Y la bancada que rellena su tribu grita alborozadamente, como endemoniados, pensando en que el güibol, a través de su representación, pintada en la pared de la cueva con arcilla del otro lado del río, ha sucumbido y que eso les dará carne buena para pasar el próximo invierno, que la siguiente estación será una tierra que mana leche y miel y que no tendrán que remover más la nieve en busca de esas insulsas raíces con las que se han alimentado desde que esta estación, la de Atocha, espantara a la caza lejos de su territorio, ahuyentada por la fuerza de un tremendo estallido que son incapaces de olvidar.

Por su parte, sabedor de las maneras cerriles de la tribu, el güibol sonríe. Parece que está diciendo: "He cometido un error y no saben ustedes cómo lo siento", con una sonrisa pintada sobre el plástico duro que forma su piel. Tiene los coditos pegados al cuerpo y dos manos desproporcionadas asoman sobre su inflada silueta.

Rajoy, alentado por la berrea troglodita de sus adláteres...

-- Urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh!!!!! (Dale duro, Mariano)

... se vuelve sobre sí mismo, pega dos brincos balanceando la cola del uro desollado, aprieta fuerte los nudillos alrededor del mango de la maza y le mete bacalao a la representación del güibol.

-- ¡Urgh!
-- Urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh!!!! (Vamos, Mariano, bórrale esa sonrisita de sátrapa de una forma consagrada).

Cuando llega la hora de la verdad, Rajoy lleva a cabo lo que ha ensayado en la caverna, ese baile ritual que sirve para que los ídolos estén contentos y concedan una buena cacería. Rajoy se pone su mejor piel de uro, coge su maza más contundente y a la que ve que el güibol se asoma reconociendo un pequeño e insignificante error, sonriendo con esa carita de pena que oculta su incompetencia absoluta...

-- ¡URGH! -le mete bacalao.

Pero el güibol, que tiene una base sólida hecha de arena, sólo se tambalea, gira como una peonza en el final de su cadencia, se agita, sube y baja, y sonríe, con sus coditos cosidos a la chaqueta. Rajoy, que ve que ese topetazo no le ha llevado a la victoria, en vez de replantearse su estratagema troglodita, insiste una y otra vez, pero sin fruto. Empieza a sentirse agotado de dar golpes y siente que la carne se aleja por la pradera. No se resiste a que el próximo vuelva a ser un largo, duro y difícil invierno. Desconcertado, se vuelve hacia su tribu.

-- ¡Urgh! (¿Qué coño hago? Este sigue en pie).
-- Urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh, urgh!!!! (Dale en todo el jetuño, Mariano... ¡Con ganas, joder!¡Dale en toda la jeta!)

Y Rajoy se revuelve, cabreado, caliente, y le da bacalao con tantas ganas que, por fin, ve al güibol caer de espaldas. El jefe mira de reojo a su gente y se contagia de la felicidad que los ha alborotado como a una familia de babuinos ante el olor de la comida, pero cuando retorna su mirada hacia el enemigo derrotado, se encuentra con que el güibol ha rebotado y, gracias a su sólida base, regresa con tanta fuerza que le propina un severo cabezazo y tentetieso. KO. Otro invierno a base de raíces.

X. Bea-M-URGH!!!!!!-uia

Mariano: el gúibol se mantiene en pie pero está lleno de aire. Para pincharlo, necesitas un alfiler, no una maza.

martes, enero 16, 2007

Si le llaman capullo, no mire atrás...


Queridos amigos:

miren que llego a ser tranquilo yo con el coche, que voy a mi bola, al tran-tran, al tiqui-tiqui y al taca-taca. No soy un conductor ejemplar, ni me gusta ponerme de paradigma de nada, pero me altero muy pocas veces porque, por lo general, no tengo prisa por llegar a mi accidente. Fíjense si soy tranquilo que, el otro día, iba en mi coche, con Pepe Aguirre al lado, bajando por la calle Mártires Concepcionistas y se nos colocó delante el típico plasta que va buscando sitio como si no hubiera nadie más en el mundo. Nos llevó a su retortero a lo largo de toda la calle a diez por hora y nosotros llegábamos tarde, pero sólo al final, cuando hacía un buen rato que el semáforo de Alcalá amenazaba con ponerse en rojo, di dos toquecitos a la bocina:

-- Pi... Pi... -dos y despacito. El pesado se dio cuenta y aceleró lo suficiente para que yo pudiera pasar el semáforo en rosa.
-- ¡Ya era hora! -dijo Pepe.
-- Sí -dije yo-, la verdad es que era un pesado.
-- ¡No, coño! -añadió- Ya era hora de que le pitaras. Yo lo habría hecho al principio de la calle.

Soy la pachorra personificada al volante aunque, por supuesto, mi mujer tratará de afirmar lo opuesto, porque las mujeres de uno son así, que si el hombre dice blanco, ellas dicen chillón. Por llevar la contraria, vaya.

Como prueba A de la acusación les contará que la semana pasada fuimos varios amigos al pueblo, a Segovia, por la tarde y volvimos esa misma noche, para acompañar a Jesús Tiri en un mal momento. A la vuelta, a eso de la medianoche, subíamos hacia el túnel de Guadarrama mi señora (que esto relata), la derrocada reina de la garrafina (que iba cantando "La Zarzamora"), el rey del cristasol y yo, cuando se me pega al culo del coche alguien con mucha prisa y con los faros demasiado altos. No veía ni coscorro.

-- Voy a dejar pasar a este imbécil -le digo a mi Jose, el rey del cristasol -que parece que tiene prisa.

Me aparto y el imbécil no era otro que nuestro amigo Pablo. Después me sentí bastante mal. ¡Menos mal que Pablo tiene memoria de elefante! (VER) Se lo conté a Ana, su mujer, y se meaba de risa mientras me daba la razón (que les digo yo que, en lo de conducir, todas opinan lo mismo de su marido... O todos los maridos somos igual de capullos). Le dije que le pidiera perdón de mi parte, aunque él, por supuesto, no se había enterado ni se acordaba.

Esto sucedió el martes, 9 de enero.

En otra cosa en la que me distingo especialmente es en que dejo pasar a todo el mundo. Soy el chollo de la cola de la salida de la M-30. Me estresa enormemente eso de ir pegadito al de delante para no dejar hueco. Si se quieren meter los que se piensan que la vida es para los listos, que se metan. Me da igual.

Así que, como prueba B de la acusación, el viernes. 12 de enero, tres días después, un accidente en la carretera montó tal follón de tráfico que yo decidí, tranquilamente, salirme de la autovía y cogerme el tren. Cerca de la salida hay una especie de vía de servicio muy corta, que usan los que se quieren ahorrar unos metros, no más de 200, de atasco. Iba yo por el carril derecho, a menos de un kilómetro de mi salida, cuando veo a uno me sale por la via de servicio haciendo el pantera rosa. Intentó meterse delante de mí y, no sé por qué, me jodió bastante, así que, raro en mí, le cerré.

-- ¡Anda que...! ¡Vaya jeta! -dije.

Cuando paso por su lado, era María José, la madre de Víctor, un amigo de mi hijo del colegio. ¡Tierra trágame! Imposible huir o disimular. Quiso la casualidad, porque esto es un cúmulo de casualidades (por ejemplo, el cumpleaños de María José era ese mismo día 12 y, al día siguiente, era el de "el imbécil"), que nos la encontráramos a la hora de comer en un restaurante del pueblo.

-- He sido yo -le dije. No tenía excusa.
-- Ya te he visto -me contestó. Ella tampoco la tenía.

Así que, ya saben, si se acerca su cumpleaños y alguien les llama capullo al volante, no miren atrás que seguramente habré sido yo, ese conducto modélico.

X. Bendito-Murguía

Perdonen las erratas. Escribo esto en mi PDA mientras conduzco hacia el aeropuerto y no es muy cómodo. Espero que no me pille la polic...

-- PERO... PERO... PIIIIIIIIIIIIIIII... PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII ¿ADÓNDE VAS, CAPULLO DE MIERDA? PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.... CLARO, CLARO, SI TENÍAS QUE SER UNA TÍA... ¡QUE TE DEN, IMBÉCIL! ¿SE TE HA ROTO EL INTERMITENTE? ¿NO SABES MIRAR?... Anda, coño, si es mi señora.

lunes, enero 15, 2007

Obviedades


Queridos amigos:

el viernes me pidieron que escribiera un artículo para una revista de la que, por supuesto, no recuerdo el nombre, hablando de... ¿No se lo imaginan? Pues sí, exactamente, sobre eso que están ustedes pensando (noooo, de sexo noooo... ¡Ojalá!). De pronto, me he convertido en un especialista. A la fuerza. Es un tema sobre el que me prometí NO escribir en el blog por muchas razones, pero, la principal, es que este es un espacio libre de tabaco (¡JAJAJAJA! ¡Este ha sido bueno!). El artículo no va a ser exactamente así, pero esto me sirve de ensayo y reflexión (espero que tanta reflexión no me reviente el esfínter).

Anoche tuve una entrevista a dos bandas con un par periodistas entregadas al gobierno. No hace falta que diga que era Radio Nacional del Estado (del Estado de Nacionalidades de Naciones Nacionales Formerly Known as Spain Two Points L'Espagne Depuá, claro). Sobre todo una de ellas, cuyo nombre está en el mismo lugar que la cabecera de la revista (es decir, apuntado en un papelajo sobre mi mesa), aceptaba la fustigación de este gobierno de muy buen grado, como si fuera una azotaina de papá, con la clásica ceguera del sectario: que te metan de hostias aquellos en los que tú has depositado, desde hace años y de manera absolútamente irracional, tu fe inquebrantable es bueno. Ya te darás cuenta, hijo mío. Ahora no lo entiendes, porque eres muy pequeño, pero todo esto es por tu bien.

Algunos han dejado de creer en Dios y rellenan su necesidad mística con el primer gilipollas que les sonríe. Me la imagino flaca, con gafas de pasta azul, vestida con ropas holgadas de mercadillo y leyendo a André Breton en el metro con postura intelectual. Sólo la postura, claro. (Esto es el clásico prejuicio... Acertado, pero prejuicio).

Una de las condiciones que nos distinguen de las bestias es la capacidad de hacer el mal. Cuando en alguna ocasión mi hijo ha dicho que el tiburón es malo, o el leopardo, porque se ha merendado a una bañista en biquini (las elige feas el tiburón... No sabe ná el listo de él), o a un turista en bermudas de Coronel Tapioca, yo trato de razonarle que no hay maldad en esa acción porque no está razonada, sino que responde a un impulso natural (obviedad). Por supuesto, mi hijo me dice que sí, pero no lo entiende (obviedad dos).

Algunos, ungidos por el aceite del fanatismo más abstruso, o simplemente por estupidez, que es lo mismo (obviedad tres), se creen que se puede extirpar de la condición humana esa capacidad innata para hacer y para hacerse el mal y, para colmo, la linea dura de sus seguidores, como esta periodista, encuentran argumentos, de una estolidez muy irritante, por cierto, para justificarlo.

-- Si esa decisión -me dice- te proporciona algo bueno para ti, está bien tomada.

Te dan ganas de decir... De hecho, me dieron tantas ganas que se lo dije, en directo, en Radio Nacional del Estado de las Nacionalidades... La otra periodista, la menos sectaria, al despedirse de mí me llamó "apasionado". ¡No te jode! ¿Apasionado yo? ¡A que te meto!

Apasionado es quien permite que le traten como a un niño pequeño incapaz de comprender, que deja que le amputen su libre albedrío y, encima, lo justifica y defiende por la única razón de que quien lo ha hecho son los suyos. Estamos llegando a un nivel medieval de aceptación ciega de los designios de la providencia mundana que sólo falta que el lema de los consultorios médicos sea "Agnus dei qui tollis pecata mundi".

A mi amiga periodista le dije: "Todo lo que dices es cierto, Dios es Grande, y lo que quieras, pero la verdad es que la decisión no la has tomado tú: la han tomado por ti". No dejen que el gobierno tome sus decisiones por ustedes, no se sientan tan incapaces de tomarlas ustedes mismos como para delegar esa facultad esencialmente humana en unos políticos chupatintas. Van ustedes a hacer el mal, eso seguro, van a causarse daño a ustedes mismos y a otras personas, pero van a ser libres. Esto es lo importante.

Espero que hoy vayan ustedes al Burriquín y se tomen una pedazo de HAMBURGRUESA (¡que joyciano!) a mi salud. Y no piensen que el tema es baladí porque estemos hablando de tabaco o de hamburguesas: esto no es más que la punta del iceberg. Orwell fue un profeta (obviedad cuatro).

Aquellos a los que más amo son los que pueden hacerme más daño, pero no por miedo a que eso suceda, voy a dejar de amarlos. (Obviedad cinco).

X. Bea-Murguía (fumando a estas horas, obviedad seis).

El sábado asistí a un emotivo acto en el que tratamos, por todos los medios, de matar a Eduardo Mencía, aunque no lo conseguimos. ¡Lástima! En su lugar, haciendo uso de la iniquidad que me caracteriza, dejé abandonado a su suerte a Gaitero junto a Mari Carmen y su muñeco. Conociéndole, o ha sacado material para un artículo o se ha cortado las venas. Lo siento, amigo. Te garantizo que yo, por mi banda izquierda, no tuve mejor suerte.

NOTA ACLARATORIA: Quizá he estado demasiado críptico por tratar de evitar la palabra tabaco. Me llama la atención que una persona fumadora acepte de buen grado que le prohíban hacerlo. Allá cada uno que en eso no me meto. Lo que me molesta de esta mujer es que si esta ley la hubiera aprobado el PP, ella se habría revuelto. Habría dicho: "¿Qué se puede esperar de esta panda de fascistas?", pero como lo ha aprobado el PSOE dice: "Es por mi bien". Pues no, amiga, no es por tu bien, lo apruebe quien lo apruebe (y el PP votó a favor de la ley). De Salud Pública sabía mucho Robespierre. También Hitler, que odiaba a los fumadores y era vegetariano.

viernes, enero 12, 2007

Nueva cabecera de H. Wells & X. Bea-Murguía

Esperamos que les guste. El que se ha pegado la paliza y merece, por lo menos, que le invitemos no a una, sino a dos cervezas, es el medio centro y adentro del Racing Culebras, Jorge Morales.

A mí me encanta. Tiene punch (ves las estrellas) como H.Wells & X.Bea-Murguía, pero si he de elegir, me pido ser la pava, que a saber lo que se ha metido el astronauta en la escafandra... Polonio 210 o algo.

Gracias Jorge. Está guay.

Javier

Take Five



Chusma:

"Take Five", cuya traducción castiza podría ser "choca esos cinco, con el calvo incluído" consigue que mis pelos se pongan de punta, e incluso consigo tener buenos pensamientos por una vez en la vida que me hacen adoptar a una niña de la India,olvidando mi egoísmo natural.Es más, por alguna extraña razón,posiblemente los dos whiskies con coca cola con Bea-Murguía y Gaitero más el whiskie en el bar brasileño con Isabel, más las dos cañas con Tinku Magallanes en el Cecilio,producen en mi una visión del Universo en la que curiosamente Dios existe.

La música en este caso no amansa a las fieras,sino que produce un estado místico casi opiáceo.Es una sensación envidiable qué le hace dudar a uno de su cordura y que preocupa por su aproximación a lo borderline esquizoide o tal vez al "chuzismo" exacerbado.

Les recomiendo que escuchen esta canción,un clásico, y que tal vez compartan una experiencia mística que podría desembocar en que por ejemplo donen 8000 Euros a mi cuenta corriente, lo que sería una prueba indudable de que Dave Brubeck fue el nuevo Mesías.








Hormon Wells

II Encuentro Wells & Bea-Murguía


Queridos amigos:

¡SE CIERRAN LAS VOTACIONES!

Ahora, como manda el statu quo de esta democracia bananera que es H.Wells & X.Bea-Murguía, ya ustedes saben mi amol, tomaremos en cuenta su opinión, pero haremos lo que nos parezca mejor para ustedes. ¡Viva la democracia bolivariana! ¡Marxismo, patria o muerte! ¡Viva el gorila de montaña! Como dicen Les Luthiers:

-- ¡Pueblo de Banania! ¡Gracias por este espontáneo homenaje! ¡HOMENAJE AR!

Joder, ¡cómo me he levantado hoy! El homenaje:

El día 3 de febrero, sábado, quedan ustedes convocados en un local del barrio de Argüelles (sin determinar, porque Gaitero no ha dicho esta boca es mía), a una hora que fácilmente podríamos describir como una hora buena, buena y de calidad, pero que puede caer como a eso de las 22.00 horas, y les vamos a invitar a UNA cerveza. A aquellos de ustedes que han votado, les daremos un regalito (o no).

Apunten el día en su PDA, machotes y machotas del frenético sinvivir de nuestros días, que les esperamos a todos. Si las quince personas que vinieron en la anterior ocasión, en lugar de venir de una en una (o de dos en dos) y espaciadas en cinco horas y se juntaran a la vez, ya sería un éxito. Coordinación, por favor.

Y no teman venir. En cualquier caso, si alguno de ustedes se considera tímido y feo y eso le crea un complejo que desemboca en problemas de sociabilidad y su consiguiente tratamiento psiquiátrico que ha derivado en la ingesta masiva de cialis para lograr una erección, pero, al mismo tiempo, conoce a una rubia impresionante... ¡Acompañe a la rubia al evento y quédese esperándola en la puerta! ¡VIVA MISS ALBACETE!

No nos importa su edad, su condición, su nacionalidad o su ideología (que seguro que no tienen). Serán bienvenidos todos ustedes: mi señora (para su información, llevará una equis cosida a la espalda), embarazadas al langostino pescanova, poetisas metafísicas, friega-bañeras, informáticos hospitalarios, abogados tiburón, cinéfilos agarra-penes, eléctricos de menos de medio pelo, suegras de blogueros, viciosos de la canasta, estanqueros apadrinados por la ministra de Sanidad o por Philip Morris (que pal caso es lo mismo), demoños coloraos, fruteros con alcoholímetros, Gloria Fuertes y guitarristas bollicao, premiados rapsodas, Abundia la panadera, cabreros pastunes, lectores de botes de champú, ciclistas estáticos con dos hernias, Nuria Esther, rocanroleros de serie B, los Yunquera de toda la vida y mi Richi, funcionarios a los que se les cae el lápiz a las cinco, vigilantes de parquímetros, joyeros aficionados a la cal viva, impresores con bigote Viva Zapata, extremeños alcornoqueros con la su dueña, el candidato Miguel Sevaahostiar, aquel cachondo mental que pesa más de cien kilos y teme ser anoréxico porque se mira al espejo y se ve gordo, gallegos irredentos y del Barça, gafapasta alternativos de La Latina, suplentes del Racing Culebras y consejería técnica asociada, repartidores de Sugus, dueños de un Mercedes, Hans Castorp, Gregorio Samsa, Poldi Bloom y Kenneth Marchal Toomey, periodistas vendidos de la peor manera, la chica del alcalde, la amenaza de las cinco, votantes del PSOE (¡ánimo chavales!) que desearían que la candidata en España fuera Segolène Royal pero no se atreven a decirlo porque pueden acusarles de machismo, Carlos Gardel y Julio Sosa, anónimos de homosexualidad latente, columnistas de altura miembros de la Cosa Nostra, maestros de la sopa de letras con sombrero, los hermanos Karamazov de Moratalaz, el trío Kolokón y su bandoneón, republicanos de derechas y juancarlistas de izquierdas, directores de cine español que estén dándole vueltas a una nueva obra maestra original que hable de ovejeros de montaña, el abuelito de Zapatero, la futura reina de Dinamarca, el cardenal Mazarino, el autor de "Mi primer día en el gimnasio", el rey del cristasol, escritoras de éxito apabullante, fumadores con barba King Edwards, Catherine Zeta-Jones "Viragos sin fronteras", zurullos de coña, amantes del Lagavulin, fetichistas con complejo de marsupial, el fantasma de James Joyce, Marga sal de la cocina, currantes que tuvieron que aprenderse el nombre de Hachette Philileches y ahora se llama Lagardère, José Luis López Vázquez en "El pisito", el rey de copas y la sota de oros, jueces de los literario que tienen que leer a Rosamund Pilcher y Rosa Regás, frikies con carencias afectivas, administrativas pelirrojas, landistas enoramodos de J-Lo, ñapas de construcciones dos patás, H.Upmann nº2 y sus amigos, el gran Holger Danske, la Zarzamora llora que llora, Luis Felipe de Orleans envuelto en la bandera tricolor, los más guapos de la peña, el capitán Nolan, miembros viriles del instituto, George W. Bush y David Bustamanta, Friki Martin, Ana Manuel y Víctor Belén, Acebes y Pepiño enganchados por el prognatismo y su contrario, gentes de mal vivir y fumadores, trabajadores del metro de la época del Reich y suecas en general.
Buff... Se me va. ¡Demasiada gente! Bueno, ¿qué más da? Vengan todos que están todos invitados menos usted.

X. Bea-Murguía (¡Que diversidad más cool!)
Zaplana, tú no vengas que no vas a pillar na.

jueves, enero 11, 2007

Exagerados: no ha sido na


Queridos amigos:

hoy, me voy a mojar y es que, después de leer el escueto comunicado que ETA publicó en Gara, faro de la prensa libre, en el que decía que, por su parte, el alto el fuego seguía vigente, respiré aliviado. No sé qué pensaron ustedes, pero yo, viendo el accidente de la T4 en el que creo... Creo, pero no estoy muy seguro, porque empiezo a pensar que son cosas de la prensa manipuladora... que murieron dos personas, había llegado a la conclusión de que el alto el fuego estaba roto.

Pues no, amigos, ETA asegura que el alto el fuego sigue vigente. Menos mal, ¿verdad? ¡Jo! Por un momento pensé que lo habían roto. ¡Es que a veces me da por pensar unas tonterías!

Es que ETA es buena, lo que pasa es que nosotros, los que no tenemos la suerte de vivir en Euskadi, no lo entendemos. Pero, háganme caso, ETA es buena, buena, buena donde las haya. Son unos chavalitos que, alguna vez, hacen alguna cabronada, pero luego son gente de los que se comen todo lo que le ponen delante, que no eructan jamás en la mesa, que ayudan a las ancianas a subir la compra, a los ciegos a cruzar la calle. Son excelentes personas. ¿Que ponen, de vez en cuando, 800 kilos de explosivo en la T4? Naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Eso es una mascletá. Además avisan no una sino tres veces... ¡Oye, macho, que hemos puesto un petardo en la T4! ¡Que si luego muere alguien, no va a ser culpa nuestra!

¡Que va! Culpa del pavo que le da por dormirse en el coche. ¡Será hijo puta! ¡Pues no se duerme en el coche, el vago de mierda, en vez de esperar de pie las diez horas de rigor en la T4 como el resto!

Esto es como lo de Hipercor de Barcelona. ¿A quién hay que achacar las 21 muertes del atentado de Hipercor? ¿A ETA? Nooooooooooooooooooo... Al guinda que recibió la llamada y dijo: "¡Un aviso de bomba! ¡Anda, chaval, vete a joder a tu madre!". Y mira. Pero ETA no quería matar a nadie, porque ETA es buena. ETA es cojonuda.

¿No va a ser cojonuda? Si su máximo dirigente, Josu Ternera, fue miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco. Angelito. Y muy bien elegido, además, porque ¿quién sabe más de derechos humanos que aquel que tiene capacidad para decidir quién tiene derecho a ser humano y quién no? Mírenle en la foto: es un intelectual con mirada inocente que se da un aire a Jeremy Irons en "La jungla de cristal".

En la T4, por ejemplo. ¿Qué le vamos a hacer? Dos muertos, es verdad. Pero son dos muertos de nada. No hagan caso a la prensa manipuladora. Esos dos muertos ni rompen el proceso ni el alto el fuego ni nada de nada. ¡Qué va! No eran humanos: eran dos sudakas de mierda. Dos panchitos. Dos pavos que habían venido a España a robarnos el trabajo a los españoles. Dos tíos que no se querían integrar. ¿Vamos a romper el alto el fuego por dos... cosas... inundadas de indolencia complaciente e incompetente de indiesito guaraní? ¡No jodamos! El proceso sigue.

¿Y las familias? ¿Qué me dicen de las familias? ¡Pues no pretendían, los muy pervertidos, rezar un responso en la pista del aeropuerto de Barajas! ¡Serán canallas! Osea, unos felones que se duermen en el coche por joder, por romper el proceso de paz y, encima, quieren funerales de estado, presencia de miembros del gobierno en sus honras fúnebres y responso de Su Eminencia el cardenal en la pista del aeropuerto... ¿Y qué más? Es que la gente es la hostia. Los presos de ETA brindan por ellos con champán y les parece poco. Estos inmigrantes es que lo quieren todo, coño. Quieren tener más derechos que los españoles de toda la vida.

Como pueden ver, estoy indignado. Menos mal que ETA ha dicho que el alto el fuego sigue. Menos mal. Respiren tranquilos que esto ha sido sólo un malentendido, un accidente desafortunado. Venga, hermanos y hermanas, por la paz y por el buen rollo vamos a cantar una cancioncilla alegre, para animar un poco el proceso:

Voló, voló Carrero voló... ¡iú!
y en un tejado aparcó... ¡iú!

X. Bea-Murguía (hoy no me he mojado, me he empapado de sangre)

miércoles, enero 10, 2007

Estado de las votaciones V

Bueno, esto empieza a marchar. Ya les vale, después de todos estos días, pero bueno. Venga, venga. Que aún me falta gente por votar. Pescaílla, si quieres, puedes votar varias veces, que esto es una democracia, pero a la mexicana. No me hagan decir uno por uno los nombres de aquellos que no han votado... Ángel AAGM... Nuria Esther... Frutero (¡coño!) ... Jesús Llano Muriel... Eduardo... En fin. No sigo.

Respecto a las votaciones:

Lauri, SNORKELING INVERTIDO .
Un Ciudadano Anónimo, SALVOCONDUCTOS y ESOS SECRETILLOS.
Gaitero, MI PRIMER DÍA DE GIMNASIO (que no puede ser, porque no es nuestro), ¿RACISTA YO?, TRANSGRESIÓN, EL JEFE CABRÓN, LULU'S BACK IN TOWN y PORTUGAL.
Amandil, DECID PATATA.
Rifris, POR UN AMIGO QUE YA NO ESTÁ
Un tímido GLAMOUR ESPAÑOL.
Aisha, LA CAMISETA DE RONALDINHO.
Martha, EUTANASIA, 20N, MI TÍA CARMEN Y ANGUITA.
Hartigan, del Personanismo (ciertamente, abandonado de manera poco justificable)... EL MAULE
¿Fran? UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ

Asín estamos corazones.

La Co-edición con el VB de la Co-edición.

Memoria de elefante



Queridos amigos:

estoy ciertamente preocupado porque, desde que tengo PDA, osea ¿no? estoy perdiendo la memoria. Os lo juro por Tommy Lee. Me da la impresión de que con tanto ordenador de bolsillo, teléfono móvil y tresnología varia, este va a ser un mal endémico en el futuro. Antes, por ejemplo, me sabía todos los números de teléfono de todos mis amigos. Ahora, joder, no me sé ni uno, porque he delegado ese buen ejercicio de memoria a la punta de mi dedo... Ni siquiera a la punta de mi dedo: a la punta del lápiz de la PDA.

Ayer hice una serie de desmentidos y hoy tengo que hacer un par de ellos más. El otro día estuve con un hombre demasiado aficionado a los peces que me aseguró que eso de la memoria de pez es una falacia. Dijo, él que tiene una pecera en casa que ya quisiera el Oceanografic de Valencia, que sus pececitos se acuerdan perfectamente de quién es el que les da de comer. Estaba tan emocionado, contándome con todo lujo de detalle las maravillas de sus animalitos, que por un momento temí que me dijera que los saca a pasear al parque para que hagan sus cositas y que, cuando llega a casa, el pez dorado, muy listo él, le lleva las zapatillas. Juzguen ustedes, pero, según la voz del frikie, los peces sí tienen memoria historica.

El otro falso mito que pretendo desmontar hoy es el de la supuesta capacidad extraordinaria de los elefantes para el recuerdo. Tengo un amigo, Pablo, que adolece de memoria de pez... Es decir, de lo que antes de escribir yo esta entrada, se llamaba memoria de pez... Hoy ya saben ustedes que ese lugar común es una tamaña injusticia. Un día iba en el coche con su mujer y su hija y escuchó el anuncio de un medicamento maravilloso que reactiva la memoria, cuyo nombre es Dememory. Ni corto ni perezoso, dejó a su familia en casa y se fue rápidamente a la farmacia:

-- Buenas... ¿Tiene...? ¿Cómo se llamaba? Sí, joder, las pastillas estas que anuncian por la radio que son para la memoria...

La farmacéutica se meaba de risa, claro, pero comprendió que el hombre necesitaba un remedio urgentemente: saltaba a la vista que lo único que tenía flaco era la memoria. Se esforzó en mostrarle a Pablo una larga lista de píldoras memorísticas, una terna de matadores del olvido, farmacopea contra el Síndrome de Korsakoff, pero ninguno era y Pablo, incapaz de recordar, decía a todos que no hasta que la farmacéutica acertó a nombrar el Dememory...

--¡Ese! !Dememory!
--Pues no lo tengo ahora -le dijo la mujer-, pero, si quieres, lo pido al almacén y vienes mañana a recogerlo.
-- Vale -le dijo Pablo.

Y hasta hoy.

¿Que qué tiene que ver esto con los elefantes? Me lo ponen a huevo:

"Érase un hombre a una nariz pegado,
(...)
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón mas narizado (...)".

X. Bea-Murguía

(Lo siento, Pablo, amigo, pero es culpa suya que me provocan).

martes, enero 09, 2007

Simplemente Tino



Chusma:

La historia de la música pop patria es a veces injusta porque no deja de ser creada por periodistillas de tres al cuarto que manejan la referencia de la referencia y los catálogos de venta de discos por correo olvidando a grandes artistas.Los encargados de los fastos del revival de la "Movida" madrileña, han olvidado en el catálogo a uno de los grandes de la canción pop en castellano,y esto subleva, aunque no es extraño: vayan por Malasaña y comprobarán el auge de "gafapastas" y "tíos liendres" que manejan la escena de lo que es "In" y lo que es "Out",para vomitar.

Tino Casal es un referente de la movida madrileña como lo pueda ser Gabinete Caligari.Podríamos decir que este tipo, de nombre artístico un tanto casposo, que durante los 80 supo realizar un buen puñado de canciones que constituyeron un éxito por lo vanguardista del concepto nunca realizado antes en España:música electrónica y cantante solista. Un concepto importado de UK pero que le vale un merecido éxito que seguro que han tarareado en alguna ocasión y que constituye todo un himno bukkake,¿no lo adivinan...?,pues se trata del conocido "Champú de Huevo".Si no recuerdan este tema no han tenido infancia,ni pubertad,ni entrada en la madurez.

Pero ahí no se queda la cosa con este eterno asturiano,Tino para los amigos.Se preocupa por producir a otras bandas:Obús,Pato de Goma y Vídeo e incluso forma parte de la pandilla del alabado hoy en día por la crítica Fabio Mcnamara.

El problema básico al que se enfrenta posiblemente hoy en día es la envidia en su propio tiempo.Casal graba en EMI con el superproductor Julián Ruiz y uno de sus temas "Hielo Rojo" fue la sintonía de la vuelta ciclista a España de 1984,todo un tema premonitorio del futuro de este noble deporte que a los pocos años se convertirá en la manifestación clara de "yonkies con prendas deportivas y bicis caras".Claro, al moderneo le molesta que Tino no grabará en DRO o que no le bailase el agua a la Chamorro o que no estuviera en el famoso tren de Galicia ríendo las gracias de Tierno,el Alcalde enrollatis.Para el moderneo actual,ese que se compra un disco de Macaco o de Ojos de Brujo o de Korn y experimenta acampadas costras en los festivales de Benicassim,y que no tiene ni puta idea de quien era Bowie, The Damned -los autores de Eloise-o Generation X,Tino Casal no existe.Pero Tino,simplemente Tino, si supo combinar a su estilo,guste o no,lo mejor de los 80.

Mi más sincero homenaje.

Les dejamos con Eloise,adaptación ochentera hispana bastante bizarra de todo un tema Punk compuesto por The Damned.



Hormon Wells










Desmentidos


Queridos amigos:

todos nos hemos desayunado asombrados por la historia de ese famoso cantante que fue a que le cosieran un desgarro anal producido por un famoso bailarín, la clásica leyenda urbana que sorprende por su incoherencia argumental. Parece claro que el desgarrado no puede esconder su identidad, pero ¿cómo sabemos el nombre verdadero de Jack el Desgarrador? ¿Llegó el desgarrado al hospital recitando en alocada letanía el nombre de su amante? ¿Acompañó Jack a su víctima, trató de echarle la culpa al perro y el médico le devolvió una mirada suspicaz como tratando de decir que no colaba a no ser que tuvieran un perro de metro ochenta? ¿Le firmó Jack el desgarro en el glúteo, orgulloso de su obra, buscando el reconocimiento del ególatra?

A mí esto me lo contó el hermano de un amigo que conoce a la novia del compañero de hospital del que hace el turno de noche en urgencias de La Paz que, a su vez, arrima la cebolleta en días pares a la prima del que le atendió en el 12 de Octubre y, por tanto, la fuente es fiable... MUY fiable.

Sin embargo, son historias que quedan en el inconsciente colectivo, aunque hayan sido desmentidas. Yo conozco dos o tres personas que aseguran que vieron el famoso "Compresa Sorpresa" de la escena de Ricky Martin, esa en la que el cantante sale del armario (en el sentido literal de la expresión), cantando "Oeoeoeoe" o algún otro de sus grandes éxitos, y pilla a la "sorprendida" fan con el bote de mermelada, tumbada boca arriba en la cama y acariciando la cabeza a su perrito, nunca mejor llamado lamecoños. Todo el mundo conoce esta historia, aunque no es cierta: jamás ha sucedido.

Tampoco es verdad que la Colleja de Van Gogh declarara su apoyo a ETA en un programa presentado por Pedro Ruiz... ¡Por Dios! Los pro-etarras son una panda de hijos de puta, pero no son tontos. Además, el guitarrista del grupo es hijo de Txiki Benegas. De verdad. No es broma.

Metidos en esta dinámica, me he propuesto desenmascarar injustas leyendas urbanas, pensadas, diseñadas, estudiadas para producir menoscabo en el buen nombre de algunas personas. Después de días de sesuda investigación, he llegado a las siguientes determinaciones:

No es cierto que ZP resolviera el otro día el sudoku fácil de El Mundo. Como mucho, pretendió entablar un diálogo con él para llegar a una solución negociada.
Por mucha gracias que tenga David Gistau contándolo, no es verdad que cuando dieron el Balón de Oro a Cannavaro, este tratara de despejarlo.

Desmiento catergóricamente que Pablo Caruana posea un pene de 25 centímetros. Es mentira y gorda (nunca mejor dicho): son 26 centímetros.

En esta misma línea, siendo cierto que la familia de mi padre, en su pueblo, tiene cierta fama de poseer una herencia genética que trasmite, de padres a hijos, una envidiablemente buena dotación fálica, debo confirmar, para acabar con este bulo en lo que a mí respecta, que yo he salido a mi madre, lo cual no es malo, porque mi madre es del mismo centro de Bilbao (¡mucho ojito!).

X. Bea-Murguía