miércoles, septiembre 06, 2006

Cosas que tienen sentido


Queridos amigos:

Heme aquí, en Boiro, La Coruña, madrugando de veranito para dar de desayunar a la fiera, que ayer se me ocurrió, al hilo de una conversación con mi primo Luis, una idea buena para el blog, que colgaré a partir del 4 de septiembre y no hoy, 1 de agosto, y que no puedo dejar escapar. Le contaba yo a Luis que mi sobrino y ahijado Gonzalo nació el 1 de abril, antaño conocido como Día de la Victoria de Franco en la Guerra Civil y que, por otro lado, el cumpleaños de mi señora (¡guapa ella y lista!) es el 18 de julio, otrora llamado Día del Alzamiento Nacional, es decir, del golpe de estado franquista contra la República, hoy, convertidos en demócratas, lo podemos renombrar de Alzamiento Nacional a Erecciones Generales (que pal’caso). No hay en esta reseña ninguna intención política, es una simple casualidad a la que hay que añadir, para más INRI, que mi tía Carmen, la hermana de mi madre (un beso, que siempre anda por el blog ), nació el 20 de noviembre, fecha que ustedes conocen sobradamente y que parece situar a mi estirpe en una especie de celebración continua de la efeméride fascista, aunque, en realidad, nosotros no celebramos esas cosas tan casposas. Es, como digo, una coincidencia, muy facha, se lo admito, pero nada más.

Mi primo Luis me dijo, entonces, respecto a estas fechas, algo que tiene sentido y que verdaderamente parece una cábala que a gusto habría firmado el mismísimo Nostradamus, Octavio Aceves o el gili este de las gafas retorcidas y las túnicas estrafalarias, cuyo nombre, ahora mismo, es humo de bola de cristal en mi memoria y que se dedica a sacarle el colorao a la esperanza vana y banal de la jet-set marbellí en el futuro. Siempre que pienso en este tipo, imagino el rondo de preguntas con que retan su poder mental los gunilafonbismarc and co: ¿estaré involucrado en la operación Malaya? ¿Dicen los hados si es mejor operarme este año los pechos o espero al año que viene y ya me hago un lifting? No quisiera juzgarlos muy duramente, pero siempre me han parecido gente de una honda inquietud.

Como contaba, me dijo Luis, y es verdad, y para ello ni siquiera se vistió de meiga, que si se suma la fecha de inicio de la Guerra Civil, 18 de julio de 1936 (18-07-36), a la del final de la contienda, 1 de abril de 1939 (1-04-39), el resultado es... Chantatachán...

¡Sumen, coño, no me sean discalcúlicos! Usen esos deditos que nadie les ve. A ver: 18 + 1 = 19; 4+7 = 11; 36+39= 75... 19-11-75, 19 de noviembre de 1975. El resultado es sorprendente. Son cosas que, de pronto, tienen sentido. ¿Una simple casualidad? ¿Una confabulación estilo Catilina nos ha ocultado este dato? ¿Han tenido que ver en este asunto Suárez Trashorras y Rubalcaba? ¿Será aquí aplicable la falacia post hoc ergo propter hoc? Franco murió oficialmente el 20-11-75, pero siempre se ha dicho que la muerte del muerto fue un día antes y que aletargaron la noticia, estiraron la agonía del encogido dictador, para hacerlo coincidir con la fecha de la muerte José Antonio Primo de Rivera y ahí tenemos el 20-N.

¿Estamos ante una nueva exclusiva del diario El Mundo?

De las prohibiciones del gobierno hablaremos mañana, que si no, es muy largo esto.

X. Bea-Murguía (desde las brumas del norte, en la promesa de un día caluroso de verano)

3 Comments:

Anonymous lfb said...

grcias por acordarte de mi.
.Me refiero a lo de publicar al foto de mi idolo, claro.
Por cierto, que pasa con las Torres en Madrid..????????
HAbrá sido Cosa de Calderón??'
.¿Como un equipo como el Madrid puede tenre un presidente que se llama calderón y sanear su economía a base de Torres???

07 septiembre, 2006 13:59  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

Jajajaajajajajajajajajajajaja

Ya veo el nombre del próximo estadio del Madrid. No lo había pensado, pero esto tiene su morbo.

Javier

07 septiembre, 2006 21:34  
Anonymous Anónimo said...

No sé si os pasó lo que a mí pero dio un poco de penita ver la bandera española subiendo hacia los cielos, flanqueada por la griega y la star splanged banner, y a la selección voceando: "Naaaan naaaaan naaaaan naaaan nanan nanan nanan na nanan na na na na naaaaan nanana na na naaaaaaaan"...


Esto pasa por avergonzarse de la bandera de uno, por vivir en un país ridículo que ya ni se llama España sino Estado Español. Por cierto que los bobos que lo llaman Estado Español nunca hablan del Estado Francés, el Estado Alemán, el Estado Italiano, sino de Francia, Alemania, Italia. ¿Será que son idiotas?


Hay que inventarle urgentemente al himno una letra que hable de comunidades autónomas o de la bola del dragón, pero ya, porque estamos empezando a ganar muchos oros y es urgente que el deportista sepa tararear algo que suene mejor que "Franco, Franco que tiene el culo blanco".

O eso, o cambiar el himno, y que suene el Torito Bravo. Viva Torrente!

Gaitero

08 septiembre, 2006 08:20  

Publicar un comentario

<< Home