jueves, marzo 02, 2006

No hay enemigo pequeño


Queridos amigos,

como habrán notado ya, porque estas cosas se notan, provengo de una familia de genios que ya querrían los hermanos Upmann. Si ustedes hubieran asistido, como era mi deber, a las lecturas de tesis doctoral de mis hermanos no dudarían en darme la razón. Aluciné con la de mi hermano Mitxu, que es químico y leyó la tesis en serbocroata, porque no creo que nadie allí entendiera una palabra de lo que dijo. Por supuesto, el jurado aquel de los Teleñecos le otorgó el cum laude, pero honestamente creo que fue por disimular, por que ninguno de los asistentes sospecháramos que no tenían ni idea de lo que allí se había expuesto. Y no es que la tesis no mereciera la más alta calificación, que sí, que es un pedazo de tocho con la que ahora puede mi hermano amenazar a su futuro hijo Gonzalo: "Niño, o te duermes o papá te lee la tesis".

Si me preguntan de qué iba les diré que me costó comprenderlo todo, y eso que yo manejo un léxico de casi cincuenta palabras, pero en un momento dado dijo: "Caracoles gigantes" y yo barruntaba: "... ¡Claro que sí! Caracoles gigantes. Bueno, si muevo el alfil a A7, entonces Kasparov va a enrocarse... ¡Qué frío hace aquí, coño, qué desangelado, ni que estuvieran hablando de química... " perdido en la espesa niebla de la terminología científica enediínica. Pueden ustedes imaginar que, de orgullo, a mi madre no le cabía una pajita por el culo (con perdón de mi santa madre) después de ver a su nene decir todas esas palabrejas que yo pensaba para mí: "Siempre ha sido su favorito: se pone a decir tacos y no le castiga".

Muy parecida, e igualmente interesante y cum laude, fue la lectura de tesis de mi hermana Bego (les juro que tuve a Bobby Fisher arrinconado) de la que sí recuerdo, al menos, parte del título porque, este sí, estaba en cristiano: "El nosequé del virus Y de la patata". Muy interesante, de verdad, y unas cervezas cojonudas a la salida. La sala era más acogedora que la de Mitxu, más recogida, pero el jurado Teleñeco tenía exactamente la misma cara de no haber salido de un laboratorio desde que se conocieron en la probeta (seguro que se reproducen por ósmosis). Con decirles que llegué a dudar de que no estuvieran siendo manejados por un cafre que les hubiera metido el brazo por el culo hasta la boca, como si fueran Monchito y José Luis Moreno (por cierto, pónganle gafas y descubrirán su increíble parecido con Urdaci, ese showman del humor, ese guiñol de Aznar. ¡Qué bien me cae ahora que sé que tiene piernas y que todo el mundo se mete con él!).

Sin embargo, el contenido de la tesis de Mitxu era átono, inexcrutable como los designios de ZP y para listos, listos, pero el de mi hermana configuraba ciertamente un peligro de traza mundial: ¿Y si el virus Y de la patata cayera en las manos equivocadas? Un futbolista diría que no hay enemigo pequeño y que el jurgol es ansí, pero... ¡Imaginen lo que podría suceder si la tesis de mi hermana fuera a parar a la mesa de un experto de la OMS! Les digo yo que nos montan una pandemia que se va a tomar por saco la Matutano. Ya veo los titulares: "Nuevo caso de gripe tubercular en Transilvania". Y la peña, acojonada, que se lanza a hacer acopio de ganchitos porque son de queso.

La pandemia es como el lobo del cuento, que el día que venga se lo come todo y a tomar por el culo. De nada habrá servido el acojone general. Pero piensen en la forma en que nos enteramos de estas cosas. ¿Qué se creen? ¿Que Die Frankfurter Algemeine Zeitung tiene un corresponsal en todas las charcas de la Selva Negra para ver si cae del cielo un cisne con gripe aviar? ¡Claro! Y le pone el canuto en el pico por si le puede sacar unas últimas declaraciones (un canto de cisne), no te jode. Alguien hay por ahí que está interesado en contarlo... ¿Por qué?

El virus H5N1, que tiene nombre de robotijo cursi de saga espacial de culto, es un ente abstracto, informe e indefinido; un peligroso enemigo ante el que no tenemos defensa y que da mucho miedo, sobre todo, porque es invisible, nadie le ve venir y, por tanto, nadie está a salvo. Sus principales características son que es infeccioso, mortal y arbitrario. Vamos, como un asesino en serie pero en microscópico.

Ante su inminente avenida, sólo cabe la memoria y la lectura. ¿Recuerdan la que se montó con la fiebre aftosa? Parecía un nuevo ébola, pero Joyce ya habla de este enfermedad en el "Ulises" que, como saben, fue publicado el 2 del 2 de 1922 y cuenta lo sucedido a Leopold Bloom y Stephen Dedalus en el Dublín del 16 de junio de 1904. Los culturales somos así. Si no nos tiramos el moco, no estamos contentos. Todo este rollo para contar que yo sí he leído el "Ulises" (dos veces).

En los últimos años, que yo recuerde, a falta de soviets con misiles, nos han amenazado con pollos y cocacolas con dioxinas, legionella, vacas locas, neumonía atípica, fiebre aftosa, gripe de la patata, priapismo... Sin embargo, la peor pandemia es la estulticia y ya lo dice el ripio:

¡No hay vacuna
contra la tontuna!

Si estamos vivos es un puto milagro. Amigos y amigas, acepten mi consejo:

¡¡¡ VUELVAN A FUMAR !!!
X. Bea-Murguía

8 Comments:

Anonymous KIR said...

Pues yo si tengo que elegir entre leerme el Ulises y la tesis sobre la patata (he de reconocer que no me he leido ninguno de los dos), ya sabes con cual me quedo. ¡Pues buenos somos los patateros!

02 marzo, 2006 10:01  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

Yo creo que deberías leer ambas cosas (sobre todo tú). ¿No dicen que el saber no ocupa lugar? Claro, que eso lo dicen los que no tienen la estantería combada del peso de la tesis sobre el virus Y de la patata.

Javier

02 marzo, 2006 10:06  
Anonymous BBU said...

Que sólo eran doscientas páginas! Con ese peso aguantan hasta las estanterías de IKEA! Pero no hay que preocuparse por la "gripe" de la patata, eres tú el que tiene que mutar hasta convertirte en un ser verde por arriba y tuberculoso por abajo para que te afectara... y en cualquier caso no es mortal, sólo provocaría un descenso en tu productividad!

02 marzo, 2006 11:36  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

No me digas estas cosas, que ya sabes que soy aprensivo... Aunque ahora que lo pienso, la próxima vez que me toque la colada voy a pintarme los bajos de verde y a decir que tengo la productividad por los suelos por causa de la gripe tubercular

Gran idea...

Espero que no lea esto mi señora

Javier

02 marzo, 2006 11:51  
Anonymous Anónimo said...

Que complejo con tanto listo......
¿Tu has salido normal?

02 marzo, 2006 13:00  
Anonymous beach said...

Lo que te gusta el Pimpinelismo. Pues allá va:


Ella : Hoy estamos festejando, entra ya, no tengas miedo,
No te asustes que no muerden, somos pocos pero buenos...

El : Pasa y tómate una copa, que hay lugar para otra silla,

El y Ella : Déjame que te presente a mi gente, mi familia...
Ya lo ves, hablan todos a la vez,
Y después se pelean por un mes,
Pero cuando las cosas van mal a tu lado siempre están...

El y Ella : Quiero brindar por mi gente sencilla,
Por el amor, brindo por la familia...

Ella : Si te tiran con un corcho, o al pasar te pisa un niño,
En el fondo es tan solo una muestra de cariño...

El : Ya te irás acostumbrando, sólo es gente extrovertida,
Cuando griten no te asustes, es que viene la comida...

El y Ella : Ya lo ves, comen todo y después,
A sufrir con la dieta otra vez,
Pero nunca te dicen que no si les vuelves a ofrecer...

El y Ella : Quiero brindar por mi gente sencilla,
Por el amor, brindo por la familia...

Ella : Ya va a comenzar el baile, quiten todo y a la pista,
Que otra vez dirá la tía que la nena es una artista...

El : Ves que yo te lo decía, al final se puso bueno,
Como dice el abuelo, "en el fondo nos queremos"...

El y Ella : Ya lo ves, esto sigue y son las tres,
Y mañana a comer lo que quede otra vez,
Para todos con el corazón, yo les canto esta canción...

El y Ella : Quiero brindar por mi gente sencilla,
Por el amor, brindo por la familia...
Quiero brindar por mi gente sencilla,
De corazón, brindo por la familia

02 marzo, 2006 13:01  
Anonymous beach said...

Tremendo... Jamás pensé que pudiera hacerlo... Lo mismo os he metido un virus en el blog. Pero te lo has ganado, macho.

02 marzo, 2006 13:03  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

Jajajajaajajajajajajajajajajaja

Coño, pues parece que sí que lo ha leído y, además, lo que da de sí un simple, redondo y efervescente Redoxón... ¡Madrecita querida!

Al anónimo de siempre, decirle que, efectivamente, soy el tonto de mi casa y que por eso me he metido a periodista. Que diga ahora si él conoce a algún periodista que no sea lo peor de casa, aquel que no tenía remedio. Así está la profesión.

En lo físico, como decía Javier Krahe, "No sé tus escalas...", pero también, normal. Todo muy normal... ¿Y tú?

Javier

02 marzo, 2006 15:31  

Publicar un comentario

<< Home