viernes, mayo 05, 2006

Una historia de terror


Queridos amigos:

hace un par de días, estuve por El Pardo, donde concluí que aquello que antaño fuera el epicentro de los tejemanejes patrios, hoy se ha convertido en lugar de encuentro ora de gentes llenas de añoranza ora de lolis de Fuencarral que comen pipas y pasean a sus niños. Supongo que ustedes se preguntarán qué hacía un chavalín joven y guapo como yo en un sitio tan demodé como El Pardo: habíamos quedado allí con mi prima Ana y su tribu (mi prima y su marido, Aitor, son de esos valientes que tienen tres monstruitos en casa Ainhoa, Iker y Gorka) porque, a pesar del muerto y del pestuzo a rancia España y ponte tieso, resulta un lugar ideal para desentenderse de los críos, que pueden libremente partirse la crisma en unos columpios que si los hubiera diseñado la DGT para evitar accidentes no serían más peligrosos. Los niños a su bola y nosotros a la nuestra, en un banco de cháchara, cara al sol.

El Pardo, ese lugar con nombre de palomino y ambiente de domingo febril y melancólico, siempre me apabulla por su entrada armada y acuartelada que me trae ecos de la guerra de Bosnia y mi amigo Alain haciéndose un hombre cetme en mano, cagado de miedo porque le mandaban para allá. Eso sí que es una película de terror, amigos: cuanto más se arma uno, más miedo junta en las manos. Llegamos a El Pardo, no sin tribulaciones, como los Alcántara de excursión, y nos juntamos con mi prima en un parque en blanco y negro, imaginando clarines y la voz en off del NODO de fondo.

-- "Ves a esos dos de ahí", nos dijo Ana señalándo a dos neocuarentones que, por lo parecido, bien podrían ser hermanos. "Les acabo de oír hablar de reorganizar el fascismo en España". Otra historia de terror, con pantalones rojos y gafas. Que esto suceda en El Pardo no es casualidad. Les miré con deseo de que su charla fuera la típica que reúne propósitos muertos y sin iniciativa... "Tenemos que vernos más", que dicen dos amigos por teléfono... "Mejor lo dejamos para mañana", que le dice una mujer a su marido...

Temo que no sea así y esto sí que es una historia de terror. Yo sólo conozco una manera de ser nacionalista y toca el fascismo de lleno porque para ellos únicamente cabe una idea: la suya. Aunque a veces pienso que es peor no tener ninguna, como le sucede a Manuel Chaves, el presidente de Andalucía, que larga frases del corte: "La realidad nacional andaluza es una realidad que es nacional y es andaluza y, por tanto, no se puede negar que la realidad nacional andaluza existe" y se queda tan ancho. Otro hueso para que el PP se rasgue las vestiduras con el rollo de que España se rompe y para que se reagrupen los melancólicos en El Pardo a soñar todo tiempo pasado, que como dice Manrique, siempre fue mejor.

Me hace gracia que mi tía Carmen llame a los de ERC "los de la camisa negra". Ella se refiere a ese atuendo supuestamente progresista que llevan Puigcercós and co. cuando creen que se atavían de gala y se clavan la camisa oscura y el traje y la corbata clara. Mafia pura: Luca Brasi, cuyo trabajo es "dar miedo", en estado puro. No saben estos "republicanos" que, etimológicamente, el término fascismo viene de camisa ("Facetta nera Bell' abbissina aspetta e spera") y de camisa negra, la que llevaba la ultraderecha italiana en la época de Mussolini. ¡Esta gente que tanto cuida lo que puedan parecer, parecen justo lo que son!

No más política en unos meses, ¿vale?

X.Bea-Murguía

7 Comments:

Anonymous ERNIE said...

Los "políticos" se han empeñado en hacer de temas que enriquecen culturalmente, situaciones que empobrecen social y económicamente. Y es que ellos viven de eso, y mientras sea así, todo estará enrarecido, o no,¡¡¡yo que se!!!

05 mayo, 2006 12:04  
Anonymous beach said...

100% de acuerdo contigo, Ernie. Besos para León.

05 mayo, 2006 12:55  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

Yo nunca estoy de acuerdo con Ernie, aunque pudiera estar de acuerdo, tengo que pensar en algo para no estar de acuerdo. ¿De acuerdo?

Por cierto, ¿quién es León?

Javier

05 mayo, 2006 13:02  
Anonymous Anónimo said...

Vale con lo de aparcar la política. Pero el fascio italiano era de extrema izquierda. Conste. Como el nacional socialismo alemán, que parece un retruécano del socialismo nacionalista maragalliano. La historia no sólo se repite: regüelda.

Gaitero

05 mayo, 2006 20:48  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

Tienes razón. En verdad, pensaba escribir la tercera entrega sobre Tailandia, algo que fuera divertido, pero el jueves tuve una cena que me hizo venirme a casa con el come-come. ¿Qué te parece?

Para mí, lo mismo da izquierda que derecha. Si las ideologías no han muerto, están terminales. Por eso me hace gracia que gente como HB o ERC se definan de izquierda... A lo mejor es que las tendencias políticas no son lineales, como siempre hemos pensado, sino una parábola cuyos extremos se juntan en el infinito.

De todas maneras, siempre es enriquecedor cenar contigo... Lo digo, entre otras cosas, lo de Luca Brasi.

javier

06 mayo, 2006 09:44  
Anonymous Anónimo said...

Hablando de cenas, el viernes tuve una en mi casa que casi acaba en trifulca. Un hombrecillo con un litro de vodka más en sus venas empezó a llamarme traidor y vendido (por escribir donde escribo) y luego se definió a sí mismo como "rojo de toda la vida". No le pregunté si había renunciado a su cátedra mientras duró los 8 años de aznarismo, me temo que no lo hizo. Pero lo peor de todo es que es un hombre culto, amable, leído, y el vodka sacó a flote el estalinista que todo "rojo de toda la vida" lleva dentro. El hombre ni caýó en la cuenta que gritar eso en mi casa, delante de tres polacos que padecieron en su infancia la dictadura de Jaruzelski, era como definirse de "franquista de toda la vida" en la suya. En fin, luego fumamos la pipa de la paz, pero yo me quedé con el reconcomio de no haberle partido la cabeza de un botellazo. Todavía me dura. Y estas cosas se te quedan dentro y ya se sabe. Tendré que ver más Clint Eastwood.

Gaitero

08 mayo, 2006 10:36  
Blogger Wells & Bea-Murguía said...

O más "El Padrino", ese Pórtico de la Gloria del cine.

Javier

08 mayo, 2006 11:03  

Publicar un comentario

<< Home