martes, noviembre 13, 2007

¡Que no me importa! ¡Al contrario!

Queridos amigos,

¡válgame! Las cosas que tiene que oír uno.

Mi amigo Rodrigo... No sé si decir los apellidos, pero son Arévalo y Cubero, del Prao Vellín y de la Calle Ancha, el mayor de Nin y de la Pili, se ha ido a vivir con su chica. Como la casa es de alquiler y andaban cortos de menaje, Rodrigo se acercó a un bazar chino y se pulió 97 eurazos, que los chinos le debieron de montar la fiesta del dragón ese que parece que va pedo por la calle. Si ustedes se preguntan cómo hizo para llevarse a casa 97 euros en material de bazar chino, les diré que Rodrigo se dedica a la logística, así que ese es el menor de los problemas y no es asunto que preocupe ni que importe. Si cuento esto aquí, amigos y amigas, es porque, entre lo mucho comprado, que para alcanzar la cifra de 97 euros en un chino tienes que coger, casi, un artículo completamente inútil de cada estante, Rodrigo se llevó a casa un artículo imprescindible hoy en cualquier hogar: un rodillo de amasar.

Creanme que mi intención era colgar una entrada el viernes, 9 de noviembre, a pesar de que era fiesta en Madrid, la Almudena, porque, entre otras buenas razones para hacerlo, era el cumpleaños de mi señor padre, Luis Blanco Vila, que está en su locus amoenus disfrutando como un idem. ¡Muchas felicidades, papá! ¡Feliciten a mi padre, hombre! Me dan muchos recuerdos para ti por todos lados, pero Álvaro Muñoz Robledano con especial insistencia. Se acuerda siempre mucho de ti.

La cuestión es que, al final, no me dio tiempo porque la partida de mus del jueves, con Vernia, el Frutero y Pablo, se alargó un ratico y ya que "la vida son raticos", cuando se tiene un ratico de vida es altamente recomendable alargarlo lo más posible, que la bronca es la misma por una hora que por dos. Vamos, que me lo había dicho el médico: "un ratico de vida cada 8 horas y como nuevo". Por cierto que esta frase, "La vida son raticos", que me encanta, es al título del último disco de Juanes lo que Garcilaso...

Escrito está en mi alma vuestro gesto
y cuanto yo escribir de vos deseo:
vos sola lo escribistes; yo lo leo
tan solo que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto,
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero;

cuanto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero


a una canción de Alejandro Sanz o Maná: el caviar y el sucedáneo.

Ante todo, Frutero, soy un señor: tú no te pusiste la camiseta fetiche y estabas desubicado y, para ser justos del todo, mi compañero Pablo pilló cuatro reyes de mano en la definitiva. Punto. Como acabar una partida de backgammon con un seis doble. Después, cuando los buenos maridos salieron corriendo a sus hogares, para no tener que arrepentirse de lo que hicieron (me refiero a comprar, en su día, un rodillo de amasar a sus mujeres, que hace falta ser gañán para armar así al adversario), los malos maridos nos liamos para no tener que arrepentirnos de lo que no hicimos. A Vernia y a mí esto es algo que nos suele pasar, que no sé si seré yo el que lía o el que se deja liar, pero, coño, me siento tan a gusto charlando con Vernia que, al final, como siempre, nos fregaron la mesa en plan indirecta.

Al día siguiente, estamos de acuerdo, yo le digo a Beatriz: "Ya sabes, cariño, es culpa de Vernia, que me lía"; Vernia, por su parte, le dice a Nuria Esther: "Ya sabes, cariño, es culpa de Javier, que se deja liar". Y todos tan amigos. Claro que, no tercia ningún rodillo de por medio, ese sofisticado aparato de tortura china. Era bastante pronto por la mañana. Tampoco mucho, no se vayan a pensar... Pero como me tuve que levantar, de todas formas, a las siete y media porque mi Rodrigo (Blanco, no Arévalo) sí tenía colegio, estaba un poquito hecho polvo. Feliz, porque siempre he sido un poco golfo y estas quedadas me gustan, pero jodido.

Tengo en mi padre al más feroz crítico, como debe ser. Ejerció el periodismo desde que se usaba la linotipia y la docencia universitaria, como catedrático de literatura, así que de esto de escribir sabe algunas cosas más que el medio millón de listos que sale en la tele. El viernes, cuando le llamé para felicitarle, me dijo:

-- Tu blog no me deja entrar -como si yo hubiera puesto un filtro para impedirle la entrada: ni soy portero de discoteca ni esto es una fiesta privada ni mi padre lleva calcetines blancos.
-- ¿Cómo que no te deja entrar?
-- Pues que no me deja. A veces quiero hacerte algún apunte y no puedo -cuando mi padre se pone a apuntar, normalmente, me da en toda la diana.
-- Pero, ¿qué quieres hacer? ¿Un comentario o colgar una entrada? -el léxico informático es una zanja generacional que, a veces, nos conduce a un callejón de falta de entendimiento paterno-filial.
-- No. Lo que quiero es entrar y apuntar -¡Fuego!-. ¿No quieres que lo haga o qué?

Pero... A ver... Blanco Vila... Y que valga, en adelante, para todos ustedes y para todas ustedas...

¡¡¡¡ COMO NO VOY A QUERER QUE USTEDES ME APUNTEN !!!!

Apunten, coño, apunten. Digan lo que les salga de los huevos, por favor. Digan que no les gusta, que no está hacertado, que acertar en sin h, que soy un pesado, "un kiki, un yidi, un jebe, un narizotas, un kosher, un peatón del Mar Rojo"...

COMENTEN LO QUE QUIERAN. No se corten. Nadie les va a criticar. El número de visitantes a este blog es paupérrimo, si se compara con otros, pero resulta cien veces mayor de lo que Hormon Wells y yo esperábamos cuando, hace casi dos años, decidimos empezar a escribirlo.

Comenten, por favor, rompan este silencio incierto que uno nunca sabe si responde a aprobación o a desprecio.

Háganlo, por favor. No les importe ser duros. Al contrario. Seanlo.

X. Bea-Murguía (yo no me corto nunca, ¿verdad? Mira, mira... Papá, aféitate ya esa barba que añade años a tus años).

Papá, al final de este texto, pone en azul "PUBLICAR UN COMENTARIO EN LA ENTRADA". Haz clic sobre esa frase y se despliega una pantalla donde puedes leer todos los comentarios. A la derecha hay un cuadro en blanco, con el cursor parpadeando, bajo el título "Haga su comentario". Ahí escribes lo que quieras... LO QUE QUIERAS, que no me importa, al contrario... Cuando acabes, justo debajo, donde dice "Elegir una identidad", haces clic en "Otros", que verás que el círculo blanco se rellena con un punto gordo y negro. Debajo, tienes que poner tu nombre obligatoriamente, aunque no tiene por qué ser el verdadero, que eso el ordenador no lo sabe. Puedes firmar como Luis Blanco Vila o como, por decir algo, Cardenal Mazarino. En "Su página web" no hace falta que escribas nada. Después, haces clic en el cuadro naranja "PUBLICAR COMENTARIO" y ya está. Publicado.

Por cierto que, de cumpleaños a cumpleaños, hoy es de mi suegro. Muchas felicidades, Diego.

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Que mas compró Rodrigo en el chino? Y para que quería un rodillo? ¿aun hay gente que hace pan?

13 noviembre, 2007 10:27  
Anonymous Anónimo said...

Txapeldún:

Felicidades a D. Luis y D. Diego.

Y yo no le he comprado un rodillo a mi mujer. Te recuerdo que el jueves no le dije a mi mujer que me iba a jugar al mus, sino que le dije que no le importaba donde me iba y que ¡callate coño!

Lo cierto es que estaba muy cansado y que te recuerdo que cuando acaba la timba, el único que tiene que hacerse 30-40 kilómetros hasta su casa soy yo. Además, la manzanilla me dio sueño (creo que el camarero del bar todavía se pregunta si es verdad o un espejismo que le pedí una manzanilla (infusión) en vez de una copa).

Un abrazo,

Centurione

13 noviembre, 2007 10:33  
Anonymous Anónimo said...

La madre que os parió (con perdón a esas sufridoras incansables que se merecen una estatua en la Puerta del Sol). Pá una vez que nos ganáis EN LA ÚLTIMA MANO, con duples ambos dos y con un miedo que a Javier no le cabía un alfiler por el culo a martillazos, vas y lo cuentas en el blog.
Creo que empezamos a jugar al mus cuando en Atapuerca jugaban a cazar Triceratops, y ahora, por una manilla mala, y que con mi orzuelo la seña de 31 era como para que me viera el piloto ese que jode a tu suegro, y le das nada menos que UN PARRAFO a esa épica pero inmerecida forma de ganar (cuatro putos reyes, cago en...).
Tento ahora mucha baba recorriendo mis comisuras, y menos mal que llevo bozal, que si no cojo el coche, me agarro en tu redacción y no sé lo que hago.
Vernia, coño, no confabules con el enemigo, que luego pasa lo que pasa. Y Pablo, que sepas que ganaste por sobrio. Mamón. El próximo día me llevo la infusión de Melissa para jugar, y el pedo me lo cojo cuando os trituremos.

El frutero vengadorrrrrr

13 noviembre, 2007 10:45  
Anonymous Anónimo said...

Ni aprobación ni desprecio (bueno a veces las dos cosas, jajaja) por mi parte… falta de tiempo, pero leerte, te leo, que es importante.
Y qué le regalo el chino a Rodrigo por comprar tanto?? O que le rebajo? Va a salir Rodrigo en la portada del Mandarin o el Ouhua como el cliente más deseado??? Madrecitaaaa queridaa!!
Bueno, estimados, me ausento unos días… que me lo merezco, ¡¡y por fin cruzo el charco!!
Escribiré… martha

13 noviembre, 2007 11:09  
Anonymous Yangtse-Jiang said...

¡Vaya expectativa que has...has echado sobre mis hombros, Bea Murguía! Por cierto, y abundando en el tema por esta vez, tengo enfrente de mi ventana y a tiro de rodillo de madera, que siempre ha sido el arma más contundente, nada menos que el YANG BAZAR ORIENTAL, todo un mundo que yo desconocía hasta que el otro día me quedé sin batería en un reloj, crucé la calle, entré en la pagoda y me encontré con dos realidades sorprendentes: que no hay buda en la pagoda, pero sí una señora china muy embarazada que parece mismamente un avatar de Buda -que me perdone Visnú, que es el dueño de los avatares y además hindú, por la apropiación indebida,- y una liquidación del 50 por ciento en los productos, de manera que alguno de ellos se ha quedado sin precio al carecer de monedas inferiores al céntimo. Pero lo mejor del chino no es eso. (Continuará) Me estaba desbordando. La costumbre.Yangtse-Jiang

13 noviembre, 2007 12:20  
Anonymous Anónimo said...

A mi me impota un cojón, de mico, quien ganó o perdió, sólo me interesa la marca del ron, añada y cuantas botellas hay en despensa.
Hasta los huevos de estos padres jugadores de mus, gastar algo en vino que vais a ser los más ricos del cementerio.
Lo de no poner comentarios a tus ladrillos, uf perdón es porque me estimulan mucho, cerebralmente oiga, que cuando se acaban siento que no siento y me quedo en blanco y sin tiempo, como ahora a leer el puto block, el cual vacilo mucho con mis amistades del tajo ladrillero,y sin navegar para buscar dos puertas acusticas de atenuación 45 dB para una casa de cultura.Eh que escribiré cuando me salga los huevos y a esos amigos que hablan en clave que hablen claro así me entero de que escriben porque hay algunos que tan alto nivel cultureta que hay que preguntar a su madre que qué quiere decir el niño,joer.
Me gusto lo del grupo eso de que no se han comio una rosca pero que escucharlos era como volver a casa.Salud.El Pescailla del Guadiana.
Felicidades para suegro Diego y que gaste algo en vino tambien.

13 noviembre, 2007 21:25  
Anonymous Javier said...

Anónimo, con 97 euros creo que cualquier chino rompe el stock. No lo sé. Que lo diga él. El rodillo lo quiere para que le den en la cabeza cuando se venga de cena con los machotes. Ya ves. Hay gente pa'tó.

Centurione, ya sé que tú eres un pésimo marido. Me refería al Frutero que huyó como si se le estuviera pudriendo el genero. Por cierto, macho, no vuelvas a escribir en el teclado con los guantes de fregar puesto que se te cabrea Fresita.

Frutero, pon fecha que nos hemos venido arriba. Además, ya te he reconocido que ganamos sólo porque no bajaste con tu camiseta fetiche y por suerte... ¿Qué más quieres?

¡Qué suerte tienes, Martha! ¡Qué envidia! Me iba yo ahora a NY con un gustoooo... Pásalo bien. UN beso

Yangtse, nos dejas en ascuas, coño. Céntrate y acaba la historia. Cuanto antes, por favor.

Pescaílla... JAJAJAJAJAA JAJAJAJAJA. Macho, enseña a estos a jugar a la cuatrola, porque el mus no es lo suyo. Lo del vino está hecho. Pon fecha que vienen las rebajas y me retiro espiritualmente una temporada. Gracias por lo del grupo. Es verdad. Es como volver a casa.

Gracias a todos.

Javier

13 noviembre, 2007 21:53  
Anonymous Koke said...

Hola, Javier y Hormon:
Caí en vuestro blog de casualidad, -gracias a ese cotilla llamado Google- y me tiré más de una hora leyendo posts.
Ahora procuro leeros de vez en cuando porque realmente me alegráis el día.
No soy de comentar, ni en este blog ni en ningún otro (leech en inglés de pacotilla), pero este post creo que se merece al menos que sepáis que, aunque no hablamos, seguro que somos muchos los que os leemos.

Muchas gracias por vuestros posts.

15 noviembre, 2007 14:53  
Anonymous Javier said...

Muchas gracias a ti, Koke.

Un saludo

Javier

15 noviembre, 2007 21:51  
Blogger happy 123 said...

led shoes for kids
kobe 9
timberland boots
yeezy boost 350
prada glasses
kobe bryant shoes
ferragamo belts
reebok shoes
adidas nmd r1
adidas superstar
20170706

06 julio, 2017 08:05  

Publicar un comentario

<< Home